Fabio Baccaglioni


Aquellos con notebooks gamers o de alto rendimiento conocen de qué se trata una M.2, hay de distintas variantes como los clásicos SSD NAND relativamente "lentos" o los NVMe que vende Samsung. Pero Intel tiene su propia versión: 3D XPoint.

La nueva línea está basada en los 900P de alto rendimiento pero para usuarios masivos, los 800P. No son muy grandes, eso me llama un poco la atención, 58GB y 118Gb, tamaños raros, de 80mm de largo y fomrato M.2 2280.

La lectura secuencial es de 1.4GBps y la escritura 600Mbps, superior a un SSD normal aunque sin ser los tope de línea, claro, los NVMe rondan los 3GBps, por ende el foco de Intel fueron las lecturas/escrituras 4K con unas 340K/140K IOPs y hasta 200GB escrituras por día durante 5 años, es decir: durabilidad. Hasta unos 365TB de escritura antes de morir.

Consumen apenas 8 mW en idle y 3.75W en plena escritura, garantía de 5 años y precios de USD 129 para el de 58GB y de USD 199 para el de 118GB.

Muchos más detalles en Hot Hardware
Nicolas Chamatropulo


Huawei presentó en la Argentina el Mate 10 lite, la versión reducida de los Mate 10 y Mate 10 Pro que anunciara a fines del año pasado y que se caracteriza por la presencia de cuatro cámaras para obtener distintos efectos.

El Mate 10 lite apunta a la gama medio alta del segmento, donde compite con su pantalla de 5,9’’ FHD+ (2.160 x 1.080), procesador Kirin 659 de ocho núcleos a 2,3 GHz, 4 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento, ampliables mediante microSD. Corre bajo Android 7, cuenta con lector de huellas y una batería de 3.340 mAh.

El precio del Huawei Mate 10 lite es de AR$11.499. La empresa ofrecerá de regalo un GW o GW Metal a los primeros compradores.
Fabio Baccaglioni


En vez de una versión distinta Microsoft replantea la modalidad "S" de su Windows 10. En vez de como lo estaba vendiendo actualmente como "Windows 10 S" en algunos equipos la idea es cambiarlo a que sea tan sólo una modalidad configurable del Windows 10 tradicional.

¿Qué hay de distinto entre uno y otro? el S Mode está principalmente diseñado para profesores y estudiantes orientado a la simplicidad, esto implica dejar afuera la instalación de apps que no provengan de la tienda de Microsoft y sólo puedan instalar las que esten desarrolladas bajo la Universal Windows Platform (UWP). Todas verificadas y analizadas por Microsoft antes de subirlas al Store.

Según Microsoft los clientes podrán comprar un equipo tanto con Windows 10 Home o Windows 10 Pro con el modo S Mode activado o las empresas podrán activarlo en las versiones de Windows 10 Enterprise. Lo interesante del caso es que, para evitar las confusiones que se dieron con el 10 S, el dueño del equipo podrá cambiar al modo normal de Windows sin restricciones. En un momento se había hablado de que esto tendría un costo pero Microsoft ahora decidió hacerlo sin costo alguno.

Visto así quedaría un sistema operativo "controlable" para entornos donde no se quiera arriesgar nada (en muchos entornos corporativos esto es un must) y se pueda tener un sistema más seguro y confiable aunque restringido. Algo así como lo que ya hace Apple hace unos cuantos años pero que a Microsoft le venía faltando porque insistía con versiones distintas.

Via Microsoft
Fabio Baccaglioni
Y si alguien podía meterse en ese extraño segmento que parece una SUV pero acelera como los dioses era Porsche que ya tiene experiencia con su Cayenne en esto de hacer vehículos familiares pisteros. Pero ahora todo es eléctrico y no podían ser menos.



Porsche llama a esto "cross utility vehicle" o CUV pero da igual, el segmento al que apunta es exactamente el mismo que el Tesla Modelo X pero con todo el diseño de Porsche. Cuenta con dos motores, es 4x4 y alcanza los 600 HP.



La aceleración de 0 a 100kmph es de 3.5 segundos, aquí está por debajo de los 2.9 del Model X P100D de Tesla que suele usarse hasta en competencias de cuarto de milla.



Lo interesante de este segmento es que le permite a las marcas competir con vehículos caros pero no del todo deportivos, más familiares, por ende acercando la idea de los eléctricos a un grupo de clientes con suficiente dinero, más "ecológico" si se quiere, y no tanto para el super reducido pero desdeado ambiente de superautos. No es exclusivo aunque cuando conozcamos el precio seguro notaremos que estamos completamente excluídos de ese mercado Risa

Via Porsche
Fabio Baccaglioni


Se que ponerme a hablar de computación cuántica es un chino para la mayoría, es que lo es!, pero no hay dudas de que en un futuro muy cercano cierta porción de la informática pasará por esta rama totalmente distinta y extraña del cálculo.

El problema con los procesadores cuánticos es que en la medida que se escala su tamaño también lo hace su probabilidad de error, bajar esto último implica llegar a lo que se conoce como la "Supremacía Cuántica", es decir, cuando los procesadores cuánticos son superiores a los electrónicos no sólo en velocidad sino confiabilidad.

El tema del error es normal en esta área, la supremacía cuántica se alcanza a partir de 49-56 Qubits (podríamos compararlos con los bits en un procesador aunque no es tan así, pero para darles un contexto, son bits cuánticos con la posibilidad de estar polarizados vertical y horizontalmente al mismo tiempo) y un 0.5% de error cada dos qubits, con esto ya se podría superar a una supercomputadora en ciertos cálculos (no sirven para todos).

Según Google su nuevo precesador "Bristlecone" no sólo tiene 72 qubits sino que además su margen de error es 1% total, 0.1% por un qubit, 0.6% por dos qubits, en teoría logrando la supremacía tan esperada ya que las más grandes supercomputadoras actuales pueden simular el comportamiento de hasta 46 qubits.

Por ejemplo, para simular un equipo con 72 qubits sería necesario más RAM de la que pueden imaginar (2^(72-46)), así que ya de por sí se estaría por delante de cualquier bestial equipo actual.

El objetivo es mantenerse por debajo del 1% de error en un sistema de 100 qubits para empezar a resolver problemas del mundo real, en unos años será posible alcanzar algunos miles de qubits y por ende destruir cualquier sistema de encripción actual. Se vienen tiempos interesantes.

Via Tom's Hardware
Fabio Baccaglioni


Con todo el ruido que hay en los EEUU por los mensajes de emergencia falsos en teléfonos resulta que el protocolo LTE tiene tantas vulnerabilidades que podrían explotarse para realizar envíos de ese tipo.

No es la única vulnerabilidad: hay unas diez detectadas por la Purdue University y la University of Iowa de las cuales pudieron corroborar ocho utilizando SIMs de distintos operadores de los EEUU.

Entre las fallas de seguridad una permite inferir la posición de un teléfono y cambiarle la ubicación en base a la señal de torre, otras generar ataques de denegación de servicio, agotarle la batería a los equipos, desconectar completamente a la víctima de la red, degradar a 2G o 3G, y así.

Las dos universidades no probaron la vulnerabilidad de enviar un mensaje masivo de emergencia por la obvia razón de no terminar ellos presos, pero el riesgo está. Las vulnerabilidades son corregibles desde los ISP por lo que probablemente en los próximos meses algunas redes corrijan estos errores pero ¿Lo harán las redes de todo el mundo? Uno suele concentrarse en las vulnerabilidades de los equipos de usuario personales o corporativos pero rara vez en los ISP salvo cuando alguna vulnerabilidad masiva es aprovechada.

La causa principal de estas vulnerabilidades es la falta de seguimiento de los protocolos de seguridad, falta de encripción o de handshake adecuado y pueden ser aprovechados por un hardware muy modesto (según los investigadores unos USD 2000) , por ende por prácticamente cualquier atacante.

Via ZDNet y el paper aquí
Fabio Baccaglioni


Android Go es la versión reconfigurada de Android 8.1 para consumir menos memoria y aprovechar algunas apps reprogramadas para tener un menor "costo" de procesador/memoria que las habituales. Esto le permite a la última versión de Android tener acceso a hardware con apenas 1GB de RAM y procesadores mucho más limitados y así acceder a mercados emergentes donde los feature phones todavía existen.

Hay varios equipos que se presentaron durante el MWC que cubren estas especificaciones, el Nokia 1 de HMD es de un costo de apenas USD 85 , 1GB de RAM, procesador de cuatro núcleos MediaTek a 1.1GHz, batería de 2150mAh y una pantalla IPS de 854x480 de 4.5", es un teléfono bastante normal si miramos las specs hace dos años, pero toda esta tanda de equipos nuevos-limitados utiliza hardware actual con specs limitadas, necesitan un S.O. a su medida.

El mercado de este equipo apunta Africa, Asia, Sudamérica y varios más donde todavía hay demanda de equipos super baratos y donde Google quiere terminar de entrar. Alcatel también ofrece el 1X (con pantalla de 5.3"!), ZTE el Tempo Go y vendrán más.

Casi todos tienen specs similares, 1GB de RAM y cuatro núcleos a 1GHz o más, baterías de alrededor de 2200-2500mAh (para esos procesadores sobra) y almacenamiento de 8 y 16GB. Las cámaras son decentes, no tienen NFC pero sí WiFi y Bluetooth, y el rango de precios entre USD 80 y USD 120. ¿Tienen mercado contra equipos de USD 30? Es que todavía existen esos super baratos, ni hablar de modelos de años anteriores. Google quiere vender versiones nuevas de sus sistemas operativos pero no puede contra el precio de los más viejos pero todavía útiles.

La idea de las aplicaciones "Go" tiene sentido para provocar un diferencial pero ¿Lo entenderá el público?

Tienen detalles de los equipos en Engadget y Arstechnica
Fabio Baccaglioni
De todas las ideas que salen de las marcas de tecnología esta creo que es una que no pasaría de largo, es útil, compensa uno de los mayores focos de paranoia en los usuarios y, si bien puede estar mejor implementado, no me parece para nada mala idea: cámaras popup.



La idea no es nueva, en otra época tuvimos celulares con cámaras que rotaban, el flash de muchas cámaras y hasta los focos de automóviles, pero esto llevado a la cámara de un celular o notebook es más que interesante. Nadie se olvida que hasta el propio Mark Zuckerberg tenía una cinta pegada en la cámara de su Mac.

Uno de los que traen esto es Huawei para su nueva línea de notebooks cuasi copiadas literalmente de las MacBook Pro, la MateBook X Pro casi no tiene bezel en la pantalla por lo que no queda lugar para una cámara ¿La solución? Una tecla falsa que se levanta con el lente de la cámara si es necesaria.

Okey, es el lugar más impráctico posible, pero la idea no está mal, sólo sirve para videoconferencias en las que no usás el teclado (muchas veces lo hacemos, ojo aquí), pero lo genial es que ya no hay margen paranoico para quien desconfía si lo estan espiando (al fin y al cabo el micrófono debería tener un switch físico también, ahí estarías más "seguro").



Otro caso del MWC de Barcelona es el Vivo Apex, un teléfono con una pantalla que realmente cubre toda la superficie frontal ¿Cómo esconder la cámara? Podemos o ir por el lado de Apple y el iPhoneX "mintiendo" un poco o... popup como si fuese una bandeja.

El Apex ni siquiera es un teléfono que puedas comprar, es más una demo con posibilidades de evolución, pero lo que me quedó interesando es este particular formato, la cámara popup, el accesorio escondido. Tiene la contra de que todas requieren de cierto mecanismo y los mecanismos, fabricados para durar poco intencionalmente, suelen romperse. Si fuesen más intercambiables (a lo Moto Mods) tal vez podrían ser universales, pero olvídense, la industria casi nunca se pone de acuerdo en un formato (miren todos los USB que tenemos.)

Via Techcrunch
Fabrizio Ballarino


Hoy es el primer día oficial en este Mobile World Congress (MWC18) y Sony lo inaugura presentando a su nueva pareja de flagships para este año, nos referimos a los Xperia XZ2 y XZ2 Compact.

Por suerte, los dos móviles tienen muchas características en común, a excepción de dimensiones, pantalla y batería. En otras palabras, la empresa japonesa decidió mantener unas especificaciones realmente punteras para aquella variante de menor tamaño, y no se apegó a otras marcas que suelen rebajar el hardware en esas unidades de menor tamaño. Esto es algo que la serie Compact lo tiene bastante controlado en su historia.

Por otro lado, por fin le decimos adiós al diseño Omnibalance, ese aspecto con puntas rectas y grandes marcos en todos los teléfonos de la organización oriental, ahora estamos ante el nuevo Ambient Flow y, menester a ello, vemos un aspecto mucho más atractivo. Además, la última particularidad radica en que Sony tampoco se une (hasta el momento) a la tendencia de presentar una doble cámara principal, sino que mantiene un solo lente trasero.
Fabio Baccaglioni


Creo que no queda mucho por decir pero bueno, es el nuevo flagship de la empresa coreana y es la gran vedette del MWC de Barcelona, así que por más spoilers obvios que fueron tirando y "filtraciones" merece la gran mención.

El S9 y S9+ es una evolución de los S8, no esperen ninguna revolución, pero si hay muchos detalles en los que estuvo trabajando Samsung que van más allá de las specs. Es que el tema ahora ya no está en qué procesador tener sino en qué detalles hacen que valga la pena un equipo por sobre otros porque al final todos terminan utilizando el mismo SoC.

En esta nueva versión habrá nueva cámara mejorada, sensor de huellas dactilares mejorado, obviamente nuevo procesador y las dos versiones que ya conocemos que vienen desde hace un par de líneas atrás.

Por dentro tenemos un Qualcomm Snapdragon 845 para la versión norteamericana, octa-core con cuatro núcleos Kyro 385 Gold a 2.7GHz y cuatro Kuro 385 Silver a 1.7GHz y GPU Adreno 630. Para la versión internacional hablamos del Exynos 9810 propio de Samsung con cuatro núcleos Mongoose a 2.8GHz y cuatro Cortex A55 a 1.7GHz con un GPU Mali-G72 MP18. Configuraciones similares (antes hasta teníamos distinta cuenta de cores) pero con "sutiles" diferencias.

En el caso del S9 contamos con pantalla de 5.8" a 2960x1440 OLED, 4GB de RAM, 64GB de almacenamiento y batería de 3000mAh. El S9+ en cambio tiene una pantalla de 6.2" más grande, también más batería con 3500mAh, más RAM con 6GB, mismo almacenamiento.

Los equipos cuentan con Android 8.0 Oreo, conectores para auriculares (yes!), slot MicroSD, parlantes stereo, protección IP68 para agua y polvo, carga inalámbrica y el tedioso botón de Bixby también está y una vez más no te dejan reconfigurarlo para alguna función más útil.

La cámara, que trae renovación, cuenta con doble apertura, un sistema de ventanas para ofrecer tanto f/1.5 como f/2.4, no será como una DSLR pero es una diferencia importante que mejora la recepción de luz en ambientes oscuros o la profundidad de campo cuando se dispone de suficiente luminosidad. Esto alimenta el sensor de 12MP de la cámara principal pero también hay un segundo sensor para telephoto (en el S9+), además cuenta con estabilización óptica y cámara frontal bastante normal de 8MP. El video que puede capturar llega a los 960fps.

El sensor de huellas dactilares se mueve, ya no estará a un lado de la cámara sino abajo de esta para que sea más sencillo ubicarlo con los dedos, es una posición que varias marcas ya utilizaban. Además cuenta con scanner de iris y un nuevo "intelligent scan" de reconocimiento facial al puro estilo del iPhone X.

Triste para los que queremos un teléfono más serio Risa es que incuyen "AR Emoji", otra respuesta a Apple emulando los Animojis, una función que nadie necesita pero que, no tengo ninguna duda, para sus clientes es "imprescindible" .

Todo lo demás sigue igual, con el DeX para transformarlo en una PC y los precios elevados porque, vamos, es el flagship, tiene de todo. A USD 720 por el S9 y USD 840 por el S9+ en el mercado de los EEUU, mismo valor del año pasado, llegando al mercado el 16 de Marzo.