Categoría: Procesadores

Fabio Baccaglioni

Por su parte AMD ha anunciado y lanzado toda su nueva gama de procesadores de alto rendimiento y muchísimos núcleos, la segunda versión de Zen, que promete seguir manteniendo la presión sobre su rival y despegarse de la imagen de "segundo" de otras épocas.

Zen 2 es la evolución de Zen pasando de 14nm a 7nm, algo que Intel todavía no tiene disponible pero con un detalle, los EPYC con núcleos "Rome" estan fabricados a pedacitos modulares, los cores a 7nm, los enlaces de memoria a 14nm. El proceso utilizado es el de TSMC.

Es interesante el nuevo esquema (no es tan nuevo pero sí en este nivel) porque las operaciones I/O no escalan muy bien en procesos tan pequeños pero los núcleos sí, esta modularidad le permite al EPYC llegar a los 64 núcleos por paquete englobados en "Chiplets" (así los llaman) de 8 núcleos cada uno con ocho canales DDR4 dándole soporte hasta a 4TB de RAM y 128 líneas PCIe, éstas permitirán conectar mucho más directamente a los nuevos GPU Radeon Instinct basados en el GPU Vega a 7nm.

La interconexión en 14nm es brindada por Infinity Fabric y el controlador ésta y de DRAM está en un chip separado en el centro del bloque masivo que es el procesador, aunque visto así parece una especie de SoC pero en el mismo packaging. Una ventaja de tenerlo así separado es la baja de costos al desperdiciar mucho menos silicio ensamblando los chiplets que mejor salieron y no desperdiciando nada en el packaging final.

Al mismo tiempo del anuncio de estos Zen2 que ya entraron en fábrica también se habló del Zen3, que también será a 7nm, y que está en diseño y el futuro Zen4 en planes. Detalle interno de Zen2 es el pasar de manejar AVX2 de 256 bits de los divididos 128 del Zen original a uno de 256 bits pleno como hace Intel.

Pero además AMD presentó sus nuevos GPU Radeon Instinct MI60 y MI50 con arquitectura Vega a 7nm también de TSMC apuntado no tanto a gráficos sino a Machine Learning y HPC, la MI60 cuenta con 32GB de memoria ECC HBM2, la MI50 con 16GB, con un ancho de banda de 1TB/s, PCIe 4.0, conexión GPU-to-GPU con el Infinity Fabric (suma otros 200GB/s entre GPU hasta 4), unos 7.4TFLOPS para la MI60 en doble precisión

Esperen los primeros Zen 2 para el año que viene, Zen 3 para 2020 y Zen 4 mucho más adelante.

Fabio Baccaglioni

De alguna forma Intel está tratando de recuperar la imagen que ha ido perdiendo no por tener malos procesadores sino por los numerosos casos de vulnerabilidades descubiertos últimamente y por la resucitada AMD que está pegándola muy bien con sus procesadores y con muchos núcleos a bajo precio.

Pero Intel suele ser el rey en el mercado tanto general como corpo y este Xeon apunta a que no se discuta demasiado su hegemonía con 48 núlceos y 12 canales de memoria DDR4 por socket. Obviamente estamos hablando del tope de los Cascade Lake y habrá una larga lista de opciones menores porque se sale del el armado Xeon Sacalable Processors (SP) que utilizan un diseño monolítico y se pasa a uno más modular multi-chip como utiliza AMD en sus Epyc, varios bloques en un mismo paquete.

Este cambio obviamente es por una necesidad que tiene Intel ya que las piezas de silicio se estaban volviendo demasiado grandes y la probabilidad de defectos era mayor (por ende el desperdicio) y aun así estos procesadores estarán fabricados en proceso de 14nm porque el de 10nm no está listo para este nivel de procesadores.

Lo que sí se sabe es que con la enorme cantidad de canales de memoria el procesador tendrá más pines que nunca, unos 5903, con lo que hará falta todo un conector nuevo, tampoco Intel anunció si este procesador contará con Hyperthreading y probablemente tenga que ver con los problemas de seguridad mencionados. Se espera que los ataques de Spectre ni Meltdown deberían estar contemplados en el diseño pero no son las únicas vulnerabilidades que se encontraron.

Intel, para evitar estos problemas, también está apostando a muchos núcleos y un gran ancho de banda de memoria. Por su parte AMD también tiene anuncios para mañana así que probablemente todo esto también quede rápidamente en el olvido y tengan que lanzar otra cosa que llame más la atención

Via Intel

Fabio Baccaglioni

Intel no se iba a hacer esperar demasiado para lanzar un CPU que despejase las dudas de su superioridad ante un AMD que viene reconquistando gran parte del mercado gamer, igualmente suele lanzar CPUs impagables donde obviamente la potencia es la mayor, pero bueno, el costo/beneficio es lo que al final impera en el mercado.

Por lo pronto Intel se viene con el primer procesador de novena generación, el i9-9900K , una pequeña gran bestia de ocho núcleos, 16 threads, fabricado en el proceso de 14nm++ bajo el nombre clave de Coffee Lake-S y completamente desbloqueado para overclockers que por alguna extraña razón necesitan algo más allá de los 3.6GHz base que trae. El boost de velocidad puede llevarse a 5GHz cuando sólo se utilizan dos núcleos, sí, leyeron bien, y lo hace automáticamente.

Con cuatro núcleos puede mantener un boost de 4.8GHz y es lo que la mayoría del software utiliza, ya los ocho obviamente se da en otro tipo de aplicaciones que no es el gaming a donde apunta Intel con este CPU en particular. El TDP se mantiene en 95W aun con estas velocidades.

La línea de novena generación se complementará con muchos más procesadores, i7, i5, i3, y hasta un i9-9980XE de 18 núcleos, y del lado servidores un Xeon W-3175X de 28 núcleos con un ancho de banda de 125Mbps y clock en 4.3GHz, aquellos que tengan una workstation felices. Los modelos presentados en esta oportunidad son el citado i9, el i7-9700K, y el i5-9600K, todos los "K" son los que habilitan overclocking. Detalle interesante, el heatsink va soldado al núcleo para mejor transferencia termal,

El chipset para motherboards Z390 actualiza un poco el Z370 para poder utilizar este micro y el soporte de memorias es DDR4-2666 en espera de los futuros módulos DDR5, pero, claro, los precios son elevados pero nada imposible con unos USD 488 para el i9 (precio real de mercado por sobre los USD 550), USD 374 para el i7 y USD 262 para el i5, estos dos menores no tienen hyperthreading, son de 8 y 6 núcleos/threads respectivamente.

Hay que recordar que la nueva generación de placas de video devolvió la pelota del cuello de botella al CPU así que estos clocks empiezan a ser cada vez más necesarios para sacar provecho ya sea en gaming como workstation. Una RTX 2080 no se alimenta así de fácil

Via Cnet, Venturebeat, y Anandtech

Fabio Baccaglioni

Si bien es un tema muy de nicho me resulta interesante lo que está sucediendo. Quedan pocos fabricantes de componentes en silicio como Intel, TSMC, GlobalFoundries, Samsung, etc. y los procesos fueron llegando a límites físicos increíbles. Hoy por hoy pocos pueden seguir miniaturizando el trabajo, Intel suele llevar la delantera pero hasta ellos se topan con las limitaciones del átomo.

Entre ellos GlobalFoundries es quien primero abandona la "competencia", tenían todo casi listo para anunciar su producción en 7 nanómetros, aunque no terminado, el problema es que no encuentran clientes para tal tecnología. Es super costosa, en las etapas iniciales es más lo que sale mal que lo que sirve de producto y actualizar toda la fábrica para un nuevo proceso suele costar más que el valor de toda la compañía. Esto último seguramente era la mayor de las preocupaciones.

Los problemas eran varios, apenas tenían resuelta la primera etapa de 7nm, faltaba la segunda y mucha más inversión para la tercera, un roadmap imprescidible para conquistar clientes, pero no sólo eso estaba complicado, no había avances en los proyectos de 5nm y 3nm futuros y ahí es donde todo cliente grande (léase AMD o NVidia o el que fuere en gran tamaño) iba a ponerse a preguntar y GF sencillamente no tenía lo que hacía falta.

AMD, por su parte, si bien era su mayor cliente ya está orientada a producir bajo el trabajo de TSMC sus procesadores a 7nm, esta pérdida hacía inútil el esfuerzo que, si bien lo hacía en conjunto con IBM, era de demasiada inversión para algo que no tenía una rentabilidad directa. El problema es que este corte en I+D implica también cortar con el futuro de GF en la miniaturización, no habrá ni 5nm ni 3nm a futuro ¿Se queda en 12nm para siempre?

A pocas semanas de presentar el proyecto a potenciales clientes decidieron cortar completamente y cambiar de rumbo para sostener los procesos de 14LPP y 12LP que tienen y enfocarlos en muchos otros clientes que estan necesitando hoy producir waffers en tamaños aceptables y precios accesibles, no todo procesador debe ser una bestia de tope de línea y la gran mayoría de los que hay en mercado para aplicaciones especializadas ni siquiera estan cerca de los 14nm, hay mucho cliente necesitando un buen fabricante. Apuntarán también en RF, memoria embebida, low power, etc. y recortarán 5% de empleados.

Esto le abre la puerta a ser rentable, en 10 años la empresa dilapidó 20 mil millones de dólares y su dueño, Mubadala Investment Company, quiere transformarla en rentable por primera vez. Así, entonces, GlobalFoundries sale de la pelea por el tope de gama pero entra en un régimen distinto donde tal vez, esta vez sí, sea rentable.

Fabio Baccaglioni

La fecha parece confirmada, 13 de Agosto, apenas dos semanas y ya se estan conociendo detalles filtrados del nuevo lineup de AMD basado en la tecnología Zen+ de 12nm, los Ryzen Threadripper nuevos vienen a complicarle el día a Intel.

El modelo 2990X es el que será tope de gama con 32 núcleos, 64 threads, y 80MB de cache, una pequeña gran bestia es un paquete con cuatro bloques de 8 núcleos Ryzen y que podrá ser utilizado en los actuales sockets TR4 (luego de un update de BIOS).

El clock estará en los 3.4GHz y el TDP estimado es de 250Watts; mucho calor pero gracias a los 12nm la eficiencia parece haber  mejorado y pueden compactar los 32 núcleos en ese TDP.

Hay otros dos modelos que probablemente veremos en el lanzamiento, los 2970X y 2950X de 24 y 16 cores respectivamente con TDPs de 180 y 125W y clocks de 3.5GHz y 3.1GHz. El precio del modelo mayor está en preventa alrededor de los USD 1800 aunque se rumorea un precio menor en los EEUU.

Via Hot Hardware

Fabio Baccaglioni
Como sucede habitualmente los desarrolladores de procesadores testean sus diseños una vez implementados con las mismas suites de testeo como, en este caso, el SiSoft Sandra y esos resultados quedan publicados (con o sin intención aunque usualmente ya saben que esto se difundirá así que el "leak" puede que sea medio un aviso como una prueba al público.
 
El i7-9700K ya muestra esto, ocho cores, ocho threads ¿Adiós al hyperthreading? Al parecer éste quedará en poder de los i9 más potentes lo que estaría agregando algo así como una división entre productos para  darle un diferencial al i9 más allá de la velocidad del clock.
 
El flagship de Intel será el Core i9-9900K  por lo que el  Core i7-9700K  sería del grupo inmediatamente inferior pero todavía super potente con clock a 3.6GHz y unos resultados en el SiSoft impresionantes, pero claro, cada core hace una sola cosa a la vez. Tiene cierta lógica porque pocas aplicaciones aprovechan más de 8 threads al mismo tiempo, un Core i9-9900K tiene ocho núcleos y 16 threads.
 
 
Es probable que esto aplique también a cualquier variante de i3 e i5 aunque usualmente las más económicas bloqueaban el hyperthreading de fábrica, una de las ventajas de sacarle esta modalidad es poder achicar la memoria cache L3 por cada core y el HT con suerte otorgaba no más de un 20% de boost en ciertos procesos bien diseñados para multi hilo.
 
El objetivo final es siempre AMD con sus Threadripper que viene ganando margen en un mercado muy peleado e Intel le bajará el precio hasta empujar nuevamente a AMD a una pelea de costos. Recordemos que Intel suele tener mejor margen de ganancias que AMD por procesador así que toda esta pelea siempre se zanja en la lista de precios y qué deciden luego los compradores.
 
Via WCCFtechARS Technica, Extremetech
 
 
 
Fabio Baccaglioni


Hace muchos años que China intenta destrabar la dependencia que tienen a diseños y procesadores de occidente, esta independencia tecnológica ha ido de la mano de licenciamientos de tecnoogías existentes como Power 8, RISC y x86 de Via en su momento, pero ahora se asegura un diseño actual y sin injerencia de los EEUU.

AMD llegó a un acuerdo y le entregó los diseños de los EPYC a Hygon, Chengdu Haiguang IC Design Co., que son básicamente iguales pero en formato SOC embebidos por el momento.

El nombre de estos micros es "Dhyana" pero no requieren demasiado cambio desde el software para funcionar directamente, según Phoronix sólo se requiere cambiar unas 200 líneas en el kernel de Linux para que funcione como cualquier AMD.

Los Hygon Dhyana le han aportado a AMD unos USD 293 millones por uso de propiedad intelectual y abre la discusión sobre el control, o más bien falta del mismo, que puede ejercer EEUU contra China. En 2015 el gobierno de Barack Obama le había bloqueado el envío de Intel Xeons para la supercomputadora Tianhe-2, pero EEUU sí puede bloquear a Intel mas no a AMD que está basada en Taipei.

Por el momento el uso de la arquitectura "Zen" no está derivada directamente a servidores, el fin real de los chinos, pero tarde o temprano lo hará y esto puede caldear aun más los ánimos entre Beijing y Washington.
Fabio Baccaglioni
Es un hecho que Microsoft necesita mudar gran parte de su esquema a procesadores ARM y que siempre le ha sido esquivo, pero poco a poco lo van integrando en Windows 10 y, mientras se usen apps de la Store, funciona.



El tema es que usualmente no hay un procesador ARM pensado para Windows porque éstos nacieron de una necesidad bien distinta, con el tiempo la diferencia de potencia entre un x86 y un ARM se va achicando notablemente y el Snapdragon 850 es otro de esos SoC (System on a Chip) que une esos mundos. No nace para un celular sino para un equipo con Windows 10 completo.

Si bien el 835 ya servía para esto el "Snapdragon 850 Mobile Compute Platform" ofrece un 30% extra con clocks acelerados que difícilmente se vean todavía en smartphones, esto va para notebooks. El 850, por ejemplo, ofrece un clock de 2.95GHz en un CPU Kyro 385 comparado con el Kyro 285 a 2.6GHz del Snapdrfagon 835.

El poder extenderse un poco en el consumo (al fin y al cabo una notebook lleva batería mucho más grande, Qualcomm habla de 25 horas contínuas) sumado a mayor espacio para disipar calor permite jugar un poco más con los clocks, pero además de esto el 850 incorpora en el SOC el modem LTE Snapdragon X20 que otorga velocidades de hasta 1.2Gbps, además de estar fabricado en un proceso de 10nm.



El plan de crear más "Always-Connected PC" requiere de procesadores acordes y de los OEM participando de la jugada, todavía no hay tantos pero con el update de abril de Windows 10 ya se incorporaron las funciones necesarias para que sea competitivo, el browser Edge de 64 bits, más compatiblidad de aplicaciones, el SDK de 64 bits de Win32 y apps nativas ARM64 que eran más que necesarios para los developers. El problema lo tendremos cuando querramos utilizar alguna app que no esté perfectamente optimizada para ARM pero el target no es quien necesite apps específicas, para eso estan las notebooks pesadas de trabajo, en cambio esto apunta a un público más amplio y con necesidades de browsing y consumo (incluyendo creatividad pero no heavy) metiéndole presión a Intel y AMD pero aliviando las preocupaciones de Microsoft.

Via Qualcomm
Fabio Baccaglioni


El universo de procesadores para celulares está prácticamente dominado por Qualcomm en occidente pero para poder sostener el liderazgo deben lanzar contínuamente nuevos SoC, en este caso se trata del reemplazo del 660, de rango medio, por una nueva generación, los 700.

El Snapdragon 710 no sólo cambia la numeración sino que mejora la arquitectura pasando de los Cortex A72 a los A75 y los Cortex A53 por los A55 (Kyro 260 por 360), actualización del GPU Adreno 512 por 616, nuevo DSP, ISP, mejoras de un 20-25% en performance para ciertos escenarios, etc.

El clock del GPU asciende a unos 750MHz ofreciendo 35% de mejora con respecto al anterior, además implementa el modem X15 que soporta la Categoría 15 con downstream de 800Mbps en agregación 4x y categoría 7 con upload en 2x CA y 256QAM además de WiFi con 802.11ac y 2x2.

En el fondo el objetivo es consumir menos energía, las diferencias se estan dando más en esa área además de soportar nuevas redes más rápidas y eficientes. El proceso de fabricación, clave en esto, es el de 10nm LPP similar al del Snapdragon 845. A continuación specs.
Fabio Baccaglioni


Intel empieza a distribuir sus primeros procesadores de octava generación para notebooks y el Core i9-8950HK de seis núcleos es el primero que veremos de una larga lista de CPUs destinados a hundir el excelente intento de AMD por posicionarse como opción en portátiles. Es la lógica reacción del gigante.

Según la firma estamos hablando de 30% de mejora de performance comparando con los de i7 de séptima generación, el 8950HK es de lo más bestial que vamos a ver en notebooks con un clock base a 2.9GHz y boost hasta 4.8GHz, si, leyeron bien.



Obviamente estos 4.8GHz son "ocasionales" ya que el diseño del CPU es con un TDP de 45W así que semejante clock sólo se puede sostener por unos segundos, pero es todo lo que necesita, esos disparos de velocidad son ideales para el tipo de uso actual, para pequeñas acciones directas el CPU va al máximo (usualmente cuando sólo se usa un core de los seis) y para cómputo sostenido se mantiene el clock normal.



También se vienen nuevos i7, i5 y los i3 más accesibles pero como notarán la mayoría deja de lado los múltiples threads para poder ser más "baratos", de todos modos un i3 a 3.1GHz y 4 núcleos con 6MB de Cache y un TDP de 35W (el menor modelo) sigue siendo superior a casi toda la oferta que hay en equipos instalados hoy en día donde la mayoría de las notebooks posee procesadores de la sexta generación o inferiores (sobraba stock parece)

Via Engadget