Categoría: Espacio

Fabio Baccaglioni

En este pequeño universo de empresas privadas que hacen sus propios cohetes tenemos a la poco conocida Relativity Space que tiene un plan distinto a todas las demás: imprimir en 3D sus cohetes, desde el motor a todo el lanzador completo, y, para colmo, hacerlo de forma automatizada casi sin humanos. Esta idea general los lleva a transformar una nave que siempre consta de más de 100.000 piezas a una supersimplificada de apenas 1.000 con el 95% impreso en 3D.

Puede sonar medio delirante pero esa utopía está más cerca de concretarse ya que la US Air Force le otorgó un contrato a cinco años para que puedan operar desde el Launch Complex 16 (LC-16) de la base de la Fuerza Aérea en Cabo Cañaveral, Florida, EEUU.

Se suma a un club exclusivo formado, hasta esta semana, por United Launch Alliance, Blue Origin y SpaceX, la mayor diferencia es que todavía el Terran, su lanzador base, tiene que probarse en el mundo real. El roadmap de Relativity es un primer lanzamiento para 2020 con una carga máxima de 1300kg en órbita baja y con un costo ínfimo de apenas USD 10 millones. Tengan en cuenta que las demás empresas cobran entre 50 y 100 millones hasta 200-300 en algunos casos por lanzamiento.

Según Axios este precio le permitió asegurarse contratos de lanzamientos en unos 1.000 millones en los últimos meses, pero lo más importante es que este paso le da un poco más de credibilidad en su plan y hacia los inversores.

Via Relativity Space y CNBC

Fabio Baccaglioni

La Administración Nacional del Espacio de China (CNSA) anunció el resultado exitoso del primer alunizaje en el lado oculto de la Luna, hasta ahora sólo explorado desde altitud y, por primera vez, con un alunizaje exitoso con un rover, el Chang'e 4.

El destino fue el cráter Von Karman (180km) en la Cuenca del Polo Sur-Aitken que es uno de los mayores cráteres de impacto en el sistema solar con unos 2600 kilómetros de diámetro.

Entre sus varios experimentos está el llevar distintas semillas para germinar en la Luna (no en su suelo sino dentro de la sonda) y hasta gusanos de seda, ocho instrumentos, espectrómetro , etc. buscando analizar tanto la composición del terreno como la observación astronómica de baja frecuencia, rayos cósmicos y corona solar.

Para comunicarse utiliza un satélite de relay, el Queqiao , ya que al estar en oposición a la Tierra no hay comunicación directa posible. A no confundir, varios medios andan diciendo que es la primera vez que se fotografía el lado oculto de la luna pero ese mérito se lo llevó la sonda soviética Luna 3 de 1959, sí, bastante tiempo atrás Lo que se logró por primera vez es alunizar en esa parte poco explorada de nuestro satélite.

Obviamente China está buscando sumarse a un club bastante exclusivo y su plan a mediano plazo incluye el envío de tripulación a la Luna y, más adelante, hasta de base militar.

Fabio Baccaglioni

Este 2019 comienza con un evento astronómico super importante: la visita de una sonda terrestre del objeto más lejano que hasta ahora hemos visitado, se trata de un objeto transneptuniano en el cinturón de Kuiper llamado 2014 MU69 pero que cariñosamente se lo llama Ultima Thule.

New Horizons ya cumplió su misión principal al visitar, por primera vez, al planeta enano (ex noveno) Plutón y su satélite Caronte, así que la misión extendida requería de nuevos objetivos y, por suerte, Ultima Thule estaba más o menos en la dirección en la que New Horizons se dirigía con un pequeño ajuste de trayectoria mínimo. Lo genial es que la sonda no pasa a ser un objeto perdido sin un uso futuro (caso Pioneer o Voyagers) sino que le queda un último disparo.

Ultima Thule está a 45 AU (unidades astronómicas, 1 = la distancia entre la Tierra y el Sol) y mientras escribo esto New Horizons está a "apenas" dos millones de kilómetros de Ultima y acercándose muy rápido, será la primera vez que se ve un KBO (un objeto en el cinturón de Kuiper) de cerca y Ultima es más bien pequeño, apenas unos 20 o 30 km de diámetro, tan pequeño que todavía no se tienen los detalles correctos de su forma o composición.

Fue descubierto por el Hubble en 2014 cuando se estaba preparando la misión extendida a los KBO junto a otros objetos que están más o menos en el camino de la New Horizons.

El momento de llegada es este martes 1ro de Enero de 2019, obviamente la NASA y el JPL estarán transmitiendo en vivo lo que llegue pero hay que tener en cuenta varias cosas al respecto. Primero que nada la sonda no transmitirá fotos inmediatas, lo mismo sucedió con su misión a Plutón, transmitirlas a esa distancia es extremadamente lento y el "ancho de banda" es similar al de un viejo módem, lo prinicpal es la transmisión de localización y estado, esa metadata es la que confirmará si salió todo bien y luego New Horizons comenzará a enviarnos datos científicos además de fotos.

Para cuando llegue la primera foto habrá conferencia de prensa y los días siguientes también porque llegará el resto de la información, aprenderemos más de este KBO, su origen, composición (al estar completamente congelado es un cuadro perfecto del origen del sistema solar) y, principalmente, se habrá extendido un poco más nuestro conocimiento del sistema solar con el primer KBO en nuestra lista de mundos visitados, el más lejano de todos, más allá de Plutón.


Una vez publicadas las fotos las van a poder ver aquí en formato RAW bien grandes, si van a estar viendo esto en la PC les recomiendo hacerlo mirando NASA TV para seguir el minuto a minuto y también seguira la cuenta oficial de la New Horizons en Twitter que los va a mantener al tanto

Fabio Baccaglioni

Tan pronto como en Abril de 2019 tal vez podríamos llegar a ver un prototipo de Starship (apenas un mockup volador, claro) alzándose por el aire ¿Realmente tan pronto? Bueno, así lo asegura el mismísimo Elon Musk aunque, por su historial, sabemos que suele pasarse de fechas pero se lo nota muy seguro en este sentido.

Starship es la nave espacial que irá sobre el nuevo lanzador de SpaceX, el gigante antes conocido como BFR (Big F@#$n Rocket), la segunda etapa (también conocida como BFS) que será la nave que transporte pasajeros al espacio con el objetivo final de Marte.

Como estamos hablando de un concepto totalmente nuevo para la empresa obviamente necesitarán MUCHOS testeos previos y este prototipo recuerda al Grasshopper que originalmente se utilizó para "aprender" sobre el aterrizaje vertical, era un cohete sencillo con un sólo motor Merlin pero que sirvió durante años como bancada de prueba del concepto de aterrizaje que luego llevarían exitosamente a los Falcon.

Pero hay más detalles sobre la Starship y se debe a su construcción: Acero inoxidable.

Los más veteranos conocen el caso de los Atlas y demás cohetes construidos de acero, cuanto más fino más frágil y, en el caso de los Atlas, requería que los tanques estuviesen presurizados o el mismo cohete colapsaba sobre su propio peso. Según Musk tanto los nuevos materiales como nuevas técnicas de construcción (pasaron más de 50 años, cabe aclarar) permiten que el prototipo no requiera presurización previa.

El hecho de utilizar acero es muy raro considerando que se esperaban más materiales compuestos pero también tiene su lógica, no sólo hay nuevas aleaciones que lo permiten sino que es una nave completamente distinta y requiere un diseño nuevo que aproveche lo que se ha creado en los últimos años aunque parezca contraintuitivo.

Para Musk la fecha del primer test estará entre Marzo y Abril de 2019 donde, promete, hará una presentación técnica luego de la prueba. Esto es mucho más pronto de lo que se suponía pero, para nosotros, mucho mejor.

Las fotos de las partes se empiezan a filtrar así que el mismo Musk presentó una en su cuenta de Twitter del sitio de construcción en Texas, mientras tanto tendremos en estos primeros meses el lanzamiento de la DM-1, la Dragon para transporte de pasajeros a la ISS en su primer vuelo de prueba oficial (sin pasajeros) y además un Falcon Heavy. Se viene un año muy activo para SpaceX!

 

Fabio Baccaglioni

Virgin Galactic lleva muchos años intentándolo, aun con accidente en el medio de su camino, cambios de motores, cambio de diseño, mucho riesgo y una ilusión que se diluía poco a poco pero la empresa de Richard Branson está un pasito más cerca del turismo espacial regular que nunca: La VSS Unity (casi) llegó al espacio.

Fue un vuelo suborbital, como los que planea a futuro, pero el primero en llegar cerca de la línea Kármán que divide nuestra atmósfera del espacio, unos 100Km, el vuelo se quedó algo corto con unos 82Km pero ¿No está bueno acaso? . Obviamente no es la primer empresa en hacerlo y Blue Origin le lleva bastante ventaja aun cuando su proyecto es más lento todavía y mas aun les queda por delante un camino importante para alcanzar esa cota esperada y superar los 100Km.

Es obviamente un punch de prensa, si faltaban 20km es irrelevante para la firma, necesitaban un vuelo exitoso de altura con el modelo actual del lanzador. El mismo fue elevado por el gigante White Knight Two y encendió sus motores durante apenas 60 segundos alcanzando Mach 2.9, el objetivo de llevar turistas desde 2019 parece estar al alcance de la mano, o de los USD 250.000 "baratos" que hacen falta.

Y con respecto a la altitud obviamente hay suficiente ingravidez a los 82km como para sentirse flotar en esos minutos en que se acaba el combustible y se termina la parábola. La Unity luego comienza el retorno con su sistema particular de alas y en este vuelo en particular hasta hicieron un roll para festejar (estimo que con clientes no harían algo semejante, jeje).

Durante los primeros meses del 2019 vamos a tener, entonces, dos candidatos para irse unos minutos de vacaciones al espacio ¿Habrá un tercero? SpaceX está más interesado en el negocio a Marte que quedarse en salitos suborbitales y Blue Origin, el contendiente, está mirando también a lo grande con el New Glenn que es una bestia totalmente distinta, pero su New Sheperd estará listo posiblemente antes que la VSS Unity comercial.

Fabio Baccaglioni

Este pasado 5 de Diciembre de 2018 se lanzó la misión CRS-16 para reabastecimiento de la Estación Espacial Internacional con la cápsula Dragon Cargo de SpaceX.

El booster Falcon 9 llevó a la segunda etapa y la carga a su altura predeterminada sin problemas y durante el regreso, en la maniobra atmosférica para aterrizar en tierra, una de las aletas de control quedó trabada en una posición que forzó al Falcon 9 a girar casi descontroladamente.

Esto impidió que llegara al punto de encuentro establecido pero el sistema de control automático logró mantener, de alguna forma, la estabilidad y ajustar la posición hasta aterrizar verticalmente... en el agua!

Por suerte no se rompió del todo aunque sí quedó de costado pero flotando, según Elon Musk es recuperable.

Fabio Baccaglioni

La sonda OSIRIS-REx alcanzó el asteroide Bennu en una de esas largas misiones que nos tendrán en vilo durante años así como los dos que tardó en llegar al encuentro con esta roca de curiosa forma y un diámetro aproximado de 500 metros.

El objetivo es primero explorar la superficie durante un año y medio, luego "tocar" apenas el asteroide y llevarse una porción de pocos gramos de éste. La idea es volver a la tierra con la preciada carga.

Bennu es un asteroide interesante, mucho contenido de carbono, mucha información para entender el origen del sistema solar ya que se estima su origen de hace unos 4.500 millones de años y, de paso, uno de esos objetos que en algún momento de su vida podrían llegar a ser una amenaza seria contra la Tierra o cualquiera de los planetas interiores porque pasará MUY cerca de nuestro planeta en los próximos cien años (si, ya se, no algo de lo que deberíamos preocuparnos todavía ).

Luego de un año de esta exploración la muestra deberá recorrer el camino de retorno durante otros dos años hasta alcanzar la Tierra y descender. Si todo sale bien será la primera muestra física de un asteroide, algo ya de por sí remarcable.

Fabio Baccaglioni

El viaje de InSight comenzó el pasado 5 de Mayo cuando un cohete Atlas V la elevó a nuestra órbita y de allí emprendió el viaje al planeta rojo. Es más simple que el rover Curiosity, no tiene ruedas ni es tan pesada, pero sus instrumentos nos permitirán conocer no lo que hay en la superficie de Marte sino lo que hay por debajo: va a perforar y medir su sismología.

 

Fabio Baccaglioni

Rocket Lab es otra de las empresas privadas que quiere conquistar el espacio pero lo hace con mucho menos presupuesto que SpaceX o Blue Origin. Desde Nueva Zelanda el Electron es un cohete algo distinto que logró su primer vuelo comercial exitoso este pasado domingo 11 de Noviembre de 2018.

Bajo el nombre de "It's Business Time" el Electron llevó a órbita varios pequeños satélites entre los que viajaron dos de Spire Global, para tracking de embarcaciones, y uno de GeoOptics para monitoreo de medio ambiente, un cubesat de estudiantes de Irvine y una demo de dragsail para testear devolver satélites fuera de servicio y sacarlos de órbita.

No son la única empresa buscando en el mercado alternativo de lanzaderas pero es una de las que está más avanzada, tiene algunas diferencias notables para tratar de lograr mejor coste-beneficio, desde cuerpos enteramente de carbono (aun soportando temperaturas criogénicas, una de las ventajas de su proceso de fabricación), motores simples impresos en 3D y con bomba electrónica en vez de las actuales más complejas, etc.

Con este vuelo se consolidan como operador orbital y durante 2019 vamos a ver a varios más sumarse activamente en este segmento.

Nicolas Chamatropulo


Fueron nueve años de operación, donde a pesar de algunos problemas y fallos, el Telescopio Espacial Kepler fue una de esas joyas que ayudó a la humanidad a entender qué hay allá afuera de nuestro planeta. Hoy, el cazador de planetas más prolífico de la historia se despide, el Kepler se ha quedado sin combustible y eso significa su adiós definitivo.

No se trata de ninguna sorpresa, ya sabíamos que el Kepler estaba viviendo sus últimos días antes de quedarse sin combustible, donde debido a su ubicación, detrás de la órbita de la Tierra a unos 151 millones de kilómetros, era imposible pensar en una misión de reabastecimiento.