Matías


Ya varias veces hablamos sobre los problemas de Nokia. Si bien la compañía venía con mucho "impulso" por su extenso reinado, sobre todo en los teléfonos de gama baja (que terminó hace poco), tardaron mucho tiempo a partir de su alianza con Microsoft en sacar a la venta equipos con Windows Phone, y el efecto de eso ya se está haciendo sentir.

La compañía anunció que despedirá a 10.000 empleados (3.700 de los cuales serán en Finlandia) antes de que termine el próximo año; adicionalmente, cerrará también 3 fábricas: dos de investigación y desarrollo en Alemania, y Canadá, y una de fabricación de teléfonos, en Finlandia, que es actualmente la más grande de ese país. Además de los despidos y el cierre de fábricas, la compañía venderá también Vertu, que se dedica a hacer teléfonos de lujo.

La idea de Nokia es afilar su estrategia para poder generar ganancias nuevamente. Aclararon también a los inversores que en el segundo trimestre de este año las pérdidas serán mayores que en el primero, y los efectos negativos de la transición hacia Windows Phone seguirá viéndose en el tercer trimestre... un panorama poco alentador.

Esperemos que las cosas mejoren para ellos. Vía NY Times y Slashgear.

Comentarios

  • Citar »

Haaa lo que es el capricho, prefieren fundirse a usar Android, y bue la recordaremos junto a otros grandes, como palm, Commodore, Atari, entre otros Risa

  • Citar »

Deje su comentario:

(comentarios ofensivos o que no hagan al enriquecimiento del post serán borrados/editados por el administrador sin previo aviso)

Security Image

Negrita Cursiva Imagen Enlace