Fabio Baccaglioni

Lo habrán leído en todos lados y es sin dudas la noticia de la semana, Google pasa a ser parte de un conglomerado mayor, Alphabet, Larry Page y Sergey Brin dirigirán la nueva empresa como CEO y Presidente respectivamente.



Quien manejará Google, y por ende Android, Search, Youtube, Apps, Maps y los anuncios es Sundar Pichai, pero ¿Para qué Alphabet? Pues bien, hay algo muy interesante en esta movida de dividir a la empresa dándole una nueva entidad superior, es poder hacer lo que les venga en gana sin tener que responder por ello ¿Cómo?

La cuestión es así, hay muchos proyectos laterales que mientras estan debajo del scope de Google responden como áreas de Google, esto impone a todos los experimentos un trato similar al de un producto final que no debería fallar.

Esto le quita a los experimentos de Google mucha posibilidad de innovar, lo frena, lo detiene. Si miramos el escenario de empresas fallidas podemos notar fácilmente que fue allí donde muchas fallaron, cuando los mandos medios se "adormecieron" y nadaron en un calmo mar de statu quo, cito sólo dos obvios: Nokia y BlackBerry (RIM).

Google Ventures, Google X, Fiber, Google Capital, Nest, Calico, Life Sciences son todos proyectos que ya no responderán al directorio de Google sino al de Alphabet, con otros presupuestos y ya no tan condicionados.

Se dice por ahí que también es una movida para pagar menos impuestos: puede ser. No descartemos eso de una empresa que, al igual que la mayoría de las grandes corporaciones norteamericanas, facturan en paraísos fiscales o lugares con impuestos muy bajos como Irlanda, desde donde opera toda el área de facturación de Google Adwords y Adsense.

Obviamente es la SEC la que definirá si acepta o no esta movida, probablemente lo haga.

Por otra parte pensaba en el valor de marca que se está queriendo lograr, es la separación. Google ya posee el control total, es el "gran hermano", al máquina en un punto sólo logra una imagen negativa aun de los mejores y más humanitarios proyectos. Obviamente es tan sólo una mascarada, Google no es precisamente un santo a la hora de manejar los datos de miles de millones de personas y ni hablar de las prácticas monopólicas que impone desde su buscador, pero ahora podrá perseguir nuevos rumbos sin que todo esté atado a la misma marca-sociedad.

Por ende los "autos de Google" no serán autos de Google, serán de Alphabet o de la marca que convenga llegado el momento, es una jugada inteligente y que no requerirá de cumplir con inversores que reclaman ganancias de cada experimento.

Comentarios

Con este esquema se evitan, por un tiempo, que Google sea acusada de monopólica. Si tienen problemas, pueden subdividir, reacomodar los paquetes accionarios o directamente vender sin que sea el colapso. Además una empresa puede ir a pérdida sin afectar las utilidades de otra.

  • Citar »

Deje su comentario:

(comentarios ofensivos o que no hagan al enriquecimiento del post serán borrados/editados por el administrador sin previo aviso)

Security Image

Negrita Cursiva Imagen Enlace