Fabio Baccaglioni

El lanzamiento de ayer de un cohete Falcon 9 con la sonda Jason 3 fue un éxito, la misión salió de la base de la fuerza aérea de los EEUU en Vandenberg, California y el Jason 3 investigará los océanos en una órbita polar.



La misión secundaria era nuevamente intentar aterrizar en una barcaza en medio del océano, en esta oportunidad el Pacífico, para poder recuperar la primera etapa del Falcon 9. Ya hubo un intento previo con malos resultados, otro con buenos en tierra, pero la barcaza es todo un desafío.

La razón de hacerlo en medio del mar tiene sentido, al ser un lanzamiento que se interna tanto en el océano no alcanzaría el combustible para volver a tierra. O se usa para llevar la carga útil a órbita (en este caso una de alta velocidad) o se tiene que reservar para volver, por lo que no tiene mucho sentido hacer un trayecto tan largo de retorno, recuperarlo en alta mar tiene sentido desde este punto de vista.



Lamentablemente falló pero ¿falló el retorno? No, lo que falló fue una de las cuatro patas que sostiene verticalmente al cohete al regresar, no se trabó en su posición final. El aterrizaje había resultado perfecto pero al no trabarse el cohete se inclinó y explotó al impactar y quebrar sus tanques de combustible.

La misión fue, desde ya, un éxito, con el Jason 3 en órbita, que era la misión principal, y aun con la explosión el retorno también, considero yo, fue un éxito ya que la falla no estuvo en la aproximación ni aterrizaje, que son lo más difícil de lograr en el mar.

También fue el último vuelo del Falcon 9 1.1 ya que todas las siguientes son con una versión mejorada más potente

Comentarios

Aaaaand it´s gone...

Es fácil escribir con el diario de ayer, pero esssplotó! Risa O deberia decir Xplotó?

  • Citar »

Deje su comentario:

(comentarios ofensivos o que no hagan al enriquecimiento del post serán borrados/editados por el administrador sin previo aviso)

Security Image

Negrita Cursiva Imagen Enlace