Fabio Baccaglioni

En algún punto Intel tiene que reaccionar y suele hacerlo así que no debería sorprendernos. En este caso hay una gran movida por varios frentes y uno interesante es Foveros, una nueva forma de apilar componentes de distintos procesos en una pila 3D de circuitos, lanzan un nuevo procesador (Sunny Cove) para poder sacarle provecho a su problemático proceso de 10nm y además actualizan GPU, un área donde Intel siempre hace agua.

A continuación les cuento en detalle todo lo que se viene...

En todo SOC se busca interconectar distintos integrados y en Foveros lo hacen con silicio grabado para que la interconexión sea más cercana y pequeña aun cuando sean componentes fabricados en distintos procesos. Esto es una continuación del EMIB que tenían los Kaby Lake-G donde habían complementado procesador de Intel con un GPU de AMD y memoria HMB en un mismo paquete.

Foveros pasa de utilizar puentes de silicio del EMIB a pequeños "microbumps" en la cara del chip poniéndolos cara contra cara, la interposición a la que se conectan los chips no es solo el silicio inerte con algunos rastros, como en EMIB, sino un chip por derecho propio, con su propia lógica incorporada.

De esta forma en un procesador podremos encontrar un CPU producido a 10nm (los núcleos) pero las interfaces de I/O a 22nm ya que probablemente no necesiten esa performance (o hasta genere más calor) y otras partes en 14nm y así, pero queda todo integrado. Algo similar está haciendo AMD para sus Zen2 donde separa el I/O del núcleo y este último será producido en 7nm contra los 14nm del resto, así que no es raro que Intel tome este camino con su propia versión.

Por otra parte, y luego de tantos años de diseños basados en Skylake, Intel viene con uno mejorado: Sunny Cove. Diseñado específicamente para su proceso de 10nm que tanto dolor de cabeza le provocó en los últimos tiempos y con varias mejoras notables como mayor cantidad de instrucciones en paralelo, menores latencias y aumento en bufferes y caché.

La caché Level 1 aumenta un 50% en tamaño, también aumenta la L2, hubo cambios en la reorganización de las unidades de ejecución sumando instrucciones LEA, suma instrucciones AVX-512 como los Cannon Lake, y un detalle muy interesante. Cuando aparecieron los primeros procesadores x86 de 64 bits (de la mano de AMD) en 2003 la memoria se limitó a los primeros 48 bits (el resto se llena de ceros) limitando el espacio virtual administrable en 256TB, una simplificación porque no era necesario administrar tanto como los 64 bits permiten pero ahora lo extienden a 57 bits lo que lleva la memoria máxima a 128PB de espacio virtual o unos 4PB de RAM física, si, ya se, una barbaridad pero en épocas de granjas de servidores empieza a tener lógica a futuro.

Otro detalle interesante es la mejora en los GPU de Intel con Gen11 que promete jugabilidad en áreas donde hasta el momento era paupérrimo. Ahora alcanzan el Tera FLOP en sus GPUs y obviamente esto suena a mucho pero consideremos que pasaron VARIOS años desde que NVidia y AMD lo hicieron pero, lo sabemos, Intel siempre fue por otro camino mucho más liviano en sus gráficos.

Rediseñaron las interfaces de FPU en todo el GPU, soportando siete threads en 512 pipelines concurrentes, rediseñaron la interfaz de memoria, aumentaron la L3 del GPU a 3MB (4 veces más), implementan tile-based rendering, algo que NVidia implementó en 2014 y AMD en 2017, así que se van poniendo a la par. Suman además encoder de HEVC y decoder, llevando el video a 8K, soporte para HDR, Adaptive Sync, y hasta salida de video por conectores Type-C. En general el combo Sunny Cove + Gen11 alcanzará los 30FPS en juegos donde antes se arrastraba.

Para Gen12 veremos el nombre de Xe, la marca de gráficos discretos de Intel, a partir de 2020 pasando por todo el rango desde datacenters hasta jugadores entusiastas o entry level.

Volviendo a Foveros Intel sí mostro un producto real, vale la pena mostrar algo, porque más allá de su último intento con Edison (que estaba muy bueno por cierto) han hecho un x86 híbrido para demostrar las posibilidades y crear un producto que muchos clientes le demandaron a Intel: un procesador que tenga potencia cuando está activo pero que gaste tan poco como un ARM cuando está desactivado.

En un packaging de 12x12mm incorporan un núcleo de Sunny Cove y cuatro de Atom (probablemente Tremont) en un diseño que se asemeja a la configuración big.LITTLE de ARM y que le permite a Intel consumir sólo 2mW en standby.

 

Claramente hay un gran mercado móvil y de IoT en este tipo de productos e Intel debe dejar de perder terreno contra ARM. Este es un producto genial en ese sentido y su rango es de dispositivos con consumos menores a 7W sin cooling activo.

Comentarios

Estaria interesante si ese ultimo procesador en big.LITTLE estará disponible para el mercado en formato soc o similar. Armar NAS con un procesador asi debe ser algo bastante interesante para el usuario común si esos consumos son correctos.

  • Citar »

Sergio dijo:
Estaria interesante si ese ultimo procesador en big.LITTLE estará disponible para el mercado en formato soc o similar. Armar NAS con un procesador asi debe ser algo bastante interesante para el usuario común si esos consumos son correctos.
creo que es justamente al mercado que estan apuntando

  • Citar »

Deje su comentario:

(comentarios ofensivos o que no hagan al enriquecimiento del post serán borrados/editados por el administrador sin previo aviso)

Security Image

Negrita Cursiva Imagen Enlace