Fabio Baccaglioni

Sigo insistiendo en que el formato dron con hélices expuestas hacia todos lados por la parte inferior es más peligroso que una cortadora de césped voladora pero aquí tenemos a Boeing jugando en dicha liga Risa

Con la mira en el mercado de taxis eléctricos voladores Boeing dio un pasito extra testeando por primera vez su NeXt, un vehículo VTOL que pudo demostrar que puede despegar, flotar y aterrizar sin problemas. Es el primer intento obviamente, todavía faltan los vuelos de transición y testeos de todos sus modos de vuelo.

Con respecto a los competidores obviamente está un paso adelante, aun existiendo protitipos de otras firmas menores, es un Boeing y suelen tener mayor conocimiento y experiencia en certificar aviones, el salir del concepto y pasar al prototipo es un push importantísimo en ese sentido. Obviamente no podemos esperar a ver este modelo durante este año en ningún centro urbano, para eso falta mucho, con apenas 80 kilómetros de autonomía debería ser suficiente como transporte local urbano, no interurbano, ahí le faltaría un poco para estar en un margen seguro.

Si pensamos en un uso tipo taxi o transporte rápido de cargas livianas, puede llegar a tener muy buen futuro, pero primero deberá pasar la prueba más difícil para estos vehículos: ruido. Las hélices pequeñas suelen ir muy rápido y emitir sonidos de altos decibiles y agudos, no es un helicóptero con una hélice grande y lenta que, de por sí, son ruidosos, esto es más estridente.

Para 2019 se esperan vuelos dentro de hangares de prueba, luego se verá si es práctico o no.


Via Boeing

Fabio Baccaglioni

Samsung tiene un nuevo sensor para sus cámaras frontales, esas que van a ir por dentro de la pantalla en un pequeño horificio, así es, se necesita una cámara buena y de un espesor ínfimo para que tenga sentido y lograron hacerlo con un sensor de 20MP.

El ISOCELL Slim 3T2 de 20MP es ultrafino pensado para las cámaras de su "Infinity-O", el nombre que le dan a este recurso de perforar la pantalla para ubicar la cámara frontal, no son los únicos ni los primeros pero es el método elegido para los diverso Galaxy S10 que se vienen


Es el sensor más pequeño de su clase con 5.1 mm en diagonal y pixeles de 0.8 micrones utilizanod pixel-binning (lo llaman Tetracell pero es lo mismo) que combinan cuatro pixeles para funcionar como uno y obtener mejor luminosidad en escenas oscuras.

Según Samsung esto le da una capacidad similar a la de un sensor de 5MP con pixeles de 1.6 micrones, obviamente habrá que ver los tests serios, pero es hacia donde va encaminada toda la industria de sensores.

El sensor también sirve para las cámaras principales aunque está pensado para las frontales por su tamaño, los S10, toda esta nueva familia que en unos días presentará Samsung, vendrá con el Infinity-O por defecto y seguramente algún que otro modelo de líneas menores lo incorpore en el futuro. Habrá que ver cómo impacta en los usuarios masivos esa "interrupción" en medio de la parte superior de la pantalla, pero es posible que no afecte demasiado el uso cotidiano.


Via Samsung

Fabio Baccaglioni

Se acuerdan del rumor del Motorola RAZR que comentábamos el otro día? Bueno, hoy empezaron a circular imagenes de la patente que solicitó la marca para su diseño y confirma los rumores:

Esto no significa que el teléfono sea una realidad sino que es, al menos, una idea concreta de un Android completo en formato flexible pero con la misma estética del archifamoso V3. Hay que ver si, más allá de estos dibujos básicos, el teléfono puede llegar a tener el grosor de su predecesor.

El tema con las pantallas flexibles es que las demos y prototipos presentados hasta ahora sólo muestran equipos con un grosor algo exagerado, como que la flexibilidad es parcial y no tan refinada, el lugar de "visagra" sería crítico en un flip-phone táctil.

En estos dibujos pareciera que la flexibilidad es total y que esto permite un teléfono extremadamente fino, algo que en la práctica es mucho más difícil de lograr si el OLED flexible no es tan así.

Como el viejo RAZR habrá una pantalla menor de notificaciones cuando el equipo esté cerrado, el V8 era el que tenía una mini pantalla táctil de este lado y permitía un comportamiento más "smart" sin serlo, en un punto es interesante que las marcas empiecen a buscar alternativas al formato usual de los teléfonos que no recibe mucha innovación desde hace tiempo y aburre porque "todos son iguales" y sólo se diferencian en specs básicas.

Via 91 Mobiles

Fabio Baccaglioni

En este pequeño universo de empresas privadas que hacen sus propios cohetes tenemos a la poco conocida Relativity Space que tiene un plan distinto a todas las demás: imprimir en 3D sus cohetes, desde el motor a todo el lanzador completo, y, para colmo, hacerlo de forma automatizada casi sin humanos. Esta idea general los lleva a transformar una nave que siempre consta de más de 100.000 piezas a una supersimplificada de apenas 1.000 con el 95% impreso en 3D.

Puede sonar medio delirante pero esa utopía está más cerca de concretarse ya que la US Air Force le otorgó un contrato a cinco años para que puedan operar desde el Launch Complex 16 (LC-16) de la base de la Fuerza Aérea en Cabo Cañaveral, Florida, EEUU.

Se suma a un club exclusivo formado, hasta esta semana, por United Launch Alliance, Blue Origin y SpaceX, la mayor diferencia es que todavía el Terran, su lanzador base, tiene que probarse en el mundo real. El roadmap de Relativity es un primer lanzamiento para 2020 con una carga máxima de 1300kg en órbita baja y con un costo ínfimo de apenas USD 10 millones. Tengan en cuenta que las demás empresas cobran entre 50 y 100 millones hasta 200-300 en algunos casos por lanzamiento.

Según Axios este precio le permitió asegurarse contratos de lanzamientos en unos 1.000 millones en los últimos meses, pero lo más importante es que este paso le da un poco más de credibilidad en su plan y hacia los inversores.

Via Relativity Space y CNBC

Fabio Baccaglioni

Todo nace de una nota del Wall Street Journal sin evidencia alguna real todavía, así que tómenlo con pinzas, pero no sería extraño ni imposible, tomar una marca reconocida y exitosa del pasado y tratar de revivirla con algo novedoso.

En este caso sería el turno de Motorola con el RAZR, por lejos el teléfono más exitoso de la firma con más de 130 millones de unidades vendidas. Pero el RAZR dejó de existir realmente hace mucho tiempo aunque en la memoria emotiva de muchos todavía esté presente pero no deja de ser un teléfono común, fue el último no-smartphone exitoso. Transformarlo en una especie de fliphone o clamshell pero con pantalla contínua flexible... puede ser raro e interesante a la vez.

Toda esta movida de teléfonos de pantallas flexibles viene hace tiempo impulsándose para tratar de meterle algo de innovación en un mercado donde todos los teléfonos son iguales, la primera en presentar un modelo es la china Royole con una chancleta enorme y gruesa que tiene menos de práctico que mangas para chaleco, pero que nadie le podrá decir que no lanzaron algo ANTES que el resto de gigantes como Samsung que ya había presentado uno (apenas lo mostró pero no lo comercializa todavía (recién el 20 de Febrero lo estaría presentando).

Motorola tiene una posibilidad aquí pero el precio que el WSJ rumorea es una barbaridad, USD 1500 debido al costo de los componentes y la pantalla flexible, sería algo como un nostalgic-phone para adinerados, pero Lenovo tiene intenciones de mejorar un poco la imagen y llamar la atención, algo que necesita Moto para asomar un poco la cabeza en un mercado tan estanco y aburrido como se ha transformado el de los smartphones.

La última vez que utilizaron la marca RAZR fue en 2012 para un equipo similar al Moto X, podrá Motorola volver al centro de la atención con un teléfono flexible? o llegará al mercado para cuando todos ya tengan el propio y caiga la "novedad"?

Via WSJ, Engadget, HotHardware

Fabio Baccaglioni

Intel tiene un procesador algo extraño para aquellos que el Intel Core i9-9980X no es suficiente, tiene menos núcleos pero... el clock llega a los 5GHz!

El 9980XE tiene 18 núcleos y 36 threads, consume un máximo de 165Watts y su clock es de 3.0GHz con Boost de 4.5GHz, una bestia por cierto, pero ahora tomen el hermano menor i9-9940X con 14 núcleos, 28 threads que actualmente tiene un clock a 3.3Ghz de base y 4.5GHz de boost y denle un poco de manija.

Así nace el i9-9990X esos 14 núcleos pero a 4GHz de clock base y 5GHz de boost, así es, ya de fábrica con esos clocks pero con una pega: 255 Watts de consumo! una bestialidad!

No termina aquí la sorpresa sino que Intel no le pone precio, va directo a subasta, el 9980X cuesta unos USD 1979, el 9940X unos USD 1387, pero este no tiene precio, es un procesador por fuera del roadmap habitual de la compañía, algo más de "colección" si se quiere, que tiene limitaciones obvias empezando por el motherboard que lo soporte.

El problema no está en el chipset ya que un X299 con socket 2066 funcionará, el tema está en la energía que debe llevarse a semejante micro, 30 amperes por core, 420 amperes al chip, es ridículo, a 1.3V son unos 546 Watts (nunca concurrente pero tiene que soportarlo) y, sumado a esto, no habrá garantía por parte de Intel. Eso lo hace bastante exclusivo.

Los primeros que van a poder participar de un remate de uno de estos monstruos es un grupo reducido de OEMs en una serie de remates una vez por trimestre, la primera es la semana que viene. Pero como el precio no es fijo puede llegar a pujarse hasta muy alto con tal de tener una de estas cosas.

Algo de todo esto tiene sentido? No desde el punto de vista técnico donde el i9-9980XE es todo lo que hace falta, pero es una genial movida de marketing, sin dudas.

Via Anandtech

Fabio Baccaglioni

Así es, el Airlander 10, el zeppelin semirígido de Hybrid Air Vehicles, quedará a un lado mientras la empresa produce vehículos de serie ya que consideran que las pruebas del prototipo fueron suficientemente satisfactorias.

El vehículo había costado unos £25 millones y tuvo un par de accidentes que se debieron más a la inexperiencia de la operación con este tipo de naves de semejante tamaño (vamos, hace como 90 años que no se hacen tan grandes!) que a problemas en sí con el diseño. En 2017 hasta se desinfló luego de un impacto.

Originalmente había sido consturido para el ejército de los EEUU como parte del programa Long Endurance Multi-intelligence Vehicle (LEMV) y en 2012 voló por primera vez pero al año siguiente el proyecto era cancelado y HAV decidió seguir por su cuenta apuntando a un mercado tanto de transporte como de turismo.

A diferencia de los dirigibles antiguos el Airlander no posee una estructura rígida sino que se basa en la presión del gas (helio) en sus tanques para darle forma a las capas de mylar y poliuretano que lo conforman. La carga útil de este vehículo asciende hasta los 14.000 kilos y una autonomía de 3900km a una velocidad de tan sólo 50km/h promedio. No está pensado para altas velocidades justamente.

La bestia de 91 metros de largo comienza entonces su producción en serie luego de la aprobación de la CAA y la EASA, las entidades que autorizan vehículos de aviación civil y seguridad en Europa. Queda por ver si realmente consiguen clientes aunque su versión turística de lujo seguramente tenga algo de aceptación entre los románticos de otra época (como yo Risa)

Via BBC

Fabio Baccaglioni

Pasaron 15 años entre que se presentó la primera tarjeta SD de 1GB y llegamos a la de 1TB, 1000 veces más, un crecimiento importante sin dudas.

La nueva línea 633x cuenta con una velocidad de lectura de 95MB/s y de escritura de 70MB/s está clasificada como Clase 10, y con esas velocidades va perfecta para video 4K en cámaras.

Hace un tiempo Sandisk había presentado un prototipo de esta capacidad pero curiosamente nunca llegó al mercado y esto le dio lugar a Lexar para alcanzarlos. El precio es caro, obviamente, más que comprar dos de 512GB, a unos USD 500 cuando la mitad cuesta USD 150, pero si uno quiere crear video es más que conveniente.

En varios comercios está en precio promocional a USD 400

Fabio Baccaglioni

Viene ensamblada o va en partes? en realidad utilizo la foto del blowup porque la Area 51m tiene una característica particular además de sus sorprendentes specs: es modular y se podrá actualizar.

No es que le tenga mucha fe a los futuros upgrades porque es tan sólo un modelo con esta posibilidad pero tengan en cuenta que es algo novedoso en un ambiente en el que la notebook pasó a ser un equipo de total reemplazo de la desktop hasta para el área de gaming donde, usualmente, uno debía actualizar componentes cada año si quería ser competitivo.

Eso se frenó notablemente hace un par de años y el mercado de notebooks gamers explotó para bien, pero todavía queda un margen para mejoras con upgrades de placas que dan entre un 20 y 30% más de performance año tras año.

Este modelo en particular tiene un procesador bestial, un Intel Core i9-9900K (8 núcleos, 16 threads) que es lo que usualmente veríamos en lo más alto del tope de gama de desktop, es upgradeable también! está en un socket similar a cualquier motherboard. Su placa de video es una NVidia RTX 2080 como en cualquier otra notebook gamer del CES 2019 peeero, es un módulo que puede ser reemplazado a futuro! Tiene cuatro slots SODIMM para RAM por lo que sobra espacio para llevarla hasta 64GB o más de RAM.

Dell (Alienware pertenece a Dell) está haciendo algo muy interesante con este modelo, abriendo una puerta, no significa que podamos encontrar muchos componentes pero los esenciales son actualizables y eso se combina con un hardware de primera línea. Sí, lo se, es un armatoste gigante y pesado, pero así son las notebooks de este rango, no son para jugar apoyándola en las piernas (uso una Asus ROG Strix, es una desktop replacement con forma de notebook) con una hermosa pantalla de 17.3" y refreco de 144Hz con Anti Glare, G Sync, y unos 4Kg de peso, bestia, pero inevitable.

El precio? Bueno, comenzando en unos USD 2500 en adelante, no será barata, pero en un par de semanas ya estará disponible.

 

Via IGNThe Verge