Inicio Apple Lo que aprendés trabajando en un Apple Store

Lo que aprendés trabajando en un Apple Store

36
0

Para contrarestarlo a Fabio sale post pro-Apple, están avisados 😀 . Uno de los redactores de Slashgear trabajó en su momento (época iPod Nano-iPod Shuffle) en un Apple Store como vendedor, a la vez que en una escuela secundaria. Cree que no había empleado de Apple que pudiera ser menos importante que él: llegó a trabajar sólo 6 horas por semana, los domingos. Y en estos momentos en los que las críticas contra Apple surgen de cualquier lado, por su trato contra los reporteros (que no se portan bien tampoco), su manejo de la información, su restricción, etc., a dicho redactor le pareció oportuno decir cuál es la prioridad de Apple (el cliente nuevo), y cómo aprendió, verificó y comprendió eso una vez que trabajó para ellos. De esta forma, nos enseña 4 lecciones (por supuesto ningún dato es verificable fácilmente, así que lo único que nos queda es confiar que no sea una PNT 😀 ):

  1. Hay que comprar la garantía extendida para las Laptops, pero rechazar las de Desktops. Dice que entre todos los vendedores hacían lo posible para que la gente comprara las garantías extendidas, lo cual provocaba desconfianza entre los clientes: “Me estás diciendo que esta computadora se va a romper?”. Como vendedor no podía responderles que sí, pero en su experiencia de 8 computadoras, sólo 1 (una Dell D420) sobrevivió más de 3 años sin romperse, por lo que la garantía extendida fue útil casi siempre.
  2. Apple no miente. La razón por la que las Apple Store están tan bien iluminadas y diseñadas es para que la persona al ver el producto, lo pueda apreciar igual que en los comerciales. Que no se decepcione en ningún momento cuando tiene el producto en sus manos, que sea exactamente lo que esperó, tanto física como funcionalmente (esto último por supuesto, también obra de la calidad de los productos). Y esta experiencia continúa en la casa del cliente. Esto es algo que en muchos casos no es cierto, y cita varios ejemplos: la “Cerveza sabrá igual de bien?”; “La ropa se me verá igual de bien?”; “La hamburguesa será tan grande como en el comercial?”.
  3. Siempre va a salir algo nuevo y mejor, probablemente más cerca de lo que te esperás (si tenés suerte en un mes, pero seguro que antes). Así que en vez de deprimirte porque tu producto ya está obsoleto, deberías ponerte feliz por todo lo que prometió hacer y hace desde el momento en que lo compraste. No es que “va a hacer menos”, sino que va a hacer lo que vos quisiste que haga en su momento. En ese caso, si no querés deprimirte, esperá, pero siempre vas a esperar un poco más y nunca vas a terminar comprando nada.
  4. Cuando el redactor fue entrenado para trabajar en la tienda, quien lo enseñó fue un chico recién egresado de la secundaria que se comportaba como un creído sabelotodo. Y ese comportamiento lo tenía también con los clientes, respondiéndoles sus preguntas (estúpidas para él) sin mirarlos siquiera, y si bien ellos se iban con un producto, nunca volvían a la tienda. El redactor miraba en cambio a los que ya eran de un rango jerárquico más alto en la tienda, los managers, y trataban a los clientes como amigos. Se aprendían los nombres, los trataban bien, a veces les recomendaban comprar productos más baratos (cabe aclarar que no trabajaban a comisión 😀 ) porque les iban a resultar más útiles, ayudarlos y hacer concesiones en casos de problemas recurrentes. Nunca ningún cliente se iba de una tienda insatisfecho.

Y todo eso parece que lo podés aprender trabajando en un Apple Store (y seguramente en muchos otros sitios). Vía Crunchgear. Ah, y si a alguien le interesa, ya se puede jailbreakear (de una forma muy complicada, yo recomendaría esperar a las “oficiales” del iPhone dev-team) la GM 4.0 😀 .

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí