Inicio Reviews Samsung Galaxy Spica – Review

Samsung Galaxy Spica – Review

57
0

Hace unos días publicamos el review del Motorola DEXT y ahora vamos a contarles sobre uno de sus rivales directos, el Samsung Galaxy Spica.

Samsung tiene varios modelos bajo el nombre “Galaxy”, de hecho, son ocho modelos en total, I9000 Galaxy S, I5700 Galaxy Spica, I5800 Galaxy 3, I5500 Galaxy A, I7500 Galaxy, Galaxy Tape y el I6500U Galaxy. ¿lindo lío no? bueno, es como los “Droid” de Moto, un mismo nombre pero modelos bien diferentes.

El Galaxy Spica es una versión reducida de los modelos más caros con pantalla AMOLED, pero no por eso es menos potente, lo que le falta de pantalla lo tiene de procesador y se nota en el día a día. Es un teléfono Android y como tal depende mucho del sistema operativo que, por suerte, es suficientemente bueno.

Pasen y conozcan el Galaxy Spica.

Intro

Samsung es otra de las empresas que apostó a Android Linux y, si bien tienen su propia nueva plataforma Bada, todavía hay mucho por el camino de Android por explorar.

Entre la línea de modelos Galaxy hay un miembro más pequeñito pero no menos potente, el Galaxy Spica, no, no es una radio a transistores, es un potente smartphone full touchscreen.

A diferencia de sus hermanos mayores la gran diferencia es la pantalla, no utiliza AMOLED si no un clásico TFT como podemos ver en la mayoría de los teléfonos de la gama media de smartphones. Esto abarata mucho los costos y hace accesible una línea de Samsung bastante particular por su calidad y potencia.

El Galaxy Spica cubre un segmento importante y necesario, son los smartphones accesibles. Ni faltos de potencia ni faltos de calidad, sólo no tan lujosos como los modelos avanzados, pero cualquier usuario de este nicho puede vivir una experiencia completa.

Hardware

El diseño del Spica no es muy diferente del Galaxy original, el plástico es bastante bueno y resistente y el cristal de la pantalla se limpia fácilmente.

La pantalla de 3.2″ es capacitiva y tiene resolución de 320 x 480 pixeles. Lamentablemtente no cuenta con multitouch ni sensor de luz. Cuenta con acelerómetro para girar la pantalla. No es de las mejores a la luz del sol.

En el frente se encuentran el D-pad de cuatro posiciones con botón de OK en el centro y seis botones principales , demasiados comparado con otros diseños más recientes, según he leído, muy común en los primeros Android (el Galaxy Spica utiliza 1.5, upgradeable a 2.1), es un poco confuso al principio con tantos botones (estoy acostumbrado a los tan sólo 3 botones del DEXT) pero con un poco de uso resulta fácil.

Del lado izquierdo se encuentra el control de volumen, y del otro lado el disparador de la cámara y el botón de bloqueo.

El conector micro USB se encuentra con tapa en la parte superior y el jack de audio de 3.5mm a un lado, el slot microSD se descubre una vez abierto la tapa posterior que deja el acceso libre al slot del chip y la batería.

La batería es una estandar de Li-Ion de 1500 mAh, bastante bien, un poco más que el promedio, y necesario ya que el Spica cuenta con un procesador bien rápido, un ARM a unos bien apreciables 800Mhz.

La conectividad es amplia, Wi-Fi 802.11 b/g, HDSPA, Bluetooth, GPS asistido y 180MB internos de almacenamiento además de expansión por microSD hata 32Gb.

La cámara de fotos es de 3.15Megapixeles (2048×1536) con autofocus y geo tagging, graba video igual que el DEXT, feo y en baja resolución a 15fps (ver más adelante)

Un detalle negativo es la falta de detector de proximidad, ideal para bloquear el teclado al hablar, algo que es prácticamente norma en la mayoría de los teléfonos nuevos pero que por alguna razón Samsung no agregó al Spica (costos probablemente).

La construcción en general parece de buena calidad, pesa unos 124 gramos, más liviano que los Motorola semejantes, y muy compacto con 115 x 57 x 13.2 mm de tamaño, más adaptable a una mano femenina que el “ladrillo” del DEXT y muy parecido al QUENCH, ambos en nuestro mercado también.

Teléfono

Como la mayoría de los Android la mayor parte de la agenda y contactos depende de Google y no intervienen demasiado los fabricantes salvo en algunos agregados.

El audio es perfecto, no hay quejas, no tuve inconvenientes para realizar llamadas y recibirlas y no tuve pérdidas de señal (no importa donde ponga la mano :D)

Agenda y calendario se sincronizan con la cuenta de Google al igual que el e-mail.

La falta de detector de proximidad es un poco inconveniente pero no afecta demasiado ya que Android es de cubrir el teclado virtual una vez iniciada la llamada, Samsung le agregó la necesidad de mover un slide para recuperar el teclado así que el cachete no cortará la llamada.

Los SMS son organizados como threads y el teclado en pantalla funciona bastante bien.

Además cuenta con Google Talk aunque para chatear el teclado en pantalla puede resultar algo incómodo para la gente de dedos grandes como yo.

Cámara de fotos

Samsung normalmente tiene buenos sensores para sus cámaras, no así con los teléfonos, pero por lo general hacen un trabajo más digno que los de Motorola y los de Nokia de 3MP.

Es que en el segmento de 3 megapixeles algo pasó y casi todos son lamentables, por lo menos en la comparación el Samsung tiene muy buenos colores y contrastes, esta es la misma comparación que armamos para el DEXT porque justamente estuve armando el review al mismo tiempo.

Un detalle incómodo es la forma de hacer foco, no hay flash, pero lo peor es que para poder sacar la foto hay que mover el dedo del disparador, es decir, sacarlo. Esto provoca que se mueva un poco la cámara y que no sea con un click el disparo.

El autofoco es lento y el disparador también, sumado al problema que he visto en varios reviews de colegas en los cuales la primer foto se obtiene con mala exposición y recién la segunda sale bien, no lo noté la primera vez que lo utilicé pensando que era un error mío.

Pero mejor verla comparada con las otras:

Motorola DEXT Nokia N95 (referencia) Samsung I5700 Galaxy Spica

Video

Al igual que el DEXT el Galaxy Spica utiliza la inexplicable resolución de 352×288 que en eras del 640×480 o widescreen es realmente poco. Los cuadros por segundo también dejan mucho que desear y no es culpa de un procesador lento o poca memoria, es así la cámara. 15 FPS.

El sonido ambiente satura bastante así que no esperen hacer un film con este teléfono, es… al fin y al cabo, un teléfono con cámara, no al revés.

Para el segundo video tuve las mismas limitaciones que con el DEXT, efectivamente, los Android de primer generación apestan a la hora de filmar

Multimedia

Aquí es donde los de Samsung se regodean contra la competencia, el Galaxy Spica cuenta con un procesador de 800Mhz que ya es más que suficiente para reproducir video y pasar a los rivales por arriba.

La galería de imagenes no es ninguna maravilla, no tiene grandes efectos, es básica y funcional. Al no tener multitouch los métodos para hacer zoom son más básicos pero funcionan de manera fluída.

Existe como en todo Android la posibilidad de compartir el contenido en Picasa o Facebook o directamente enviar por MMS o mail.

El reproductor de video sirve DivX/XviD sin problemas, al menos en SD hasta 640×480 y 30 cuadros por segundo. Superar esa resolución le costará bastante al teléfono y lo reservaría par los más modernos con salida HDMI ¿que sentido tiene en este teléfono? nada obviamente! para una pantalla de este tipo ya 640×480 está perfecto.

El audio es muy bueno y para aquellos que puedan actualizarlo a Android 2.1 con los updates de Samsung podrán disfrutar de una experiencia más interesante que la ofrecida por el player de la 1.5 , los que no siempre en el Android Market tienen varios gratuitos a disposición.

Conectividad

El Galaxy Spica cubre varias redes, es cuatri banda, GSM, GPRS, EDGE y doble banda HDSPA con velocidad teórica de 3,6 Mbps, en nuestro país funciona bien con las redes 3G que tenemos aunque las limitaciones sean más por la red que por el teléfono.

Para los que tienen un plan limitado de datos pueden utilizar el WiFi (normas b y g) que tiene buen alcance en mis pruebas y se conecta rápido. Para auriculares externos se puede utilizar el Bluetooth 2.1 (A2DP) y el micro USB 2.0 para conectar con la PC además de cargar la batería.

La calidad de señal fue siempre adecuada y no tuve problemas para conectarme o hablar.

GPS

El teléfono incluye GPS que se toma su tiempo en localizar, unos tres a cuatro minutos, normal para cualquier GPS pero si encendemos el A-GPS la cuestión es mucho más rápida aunque utiliza la red de datos.

No consume mucho para esto pero el GPS tiene su contra no sólo en el consumo de batería (normal) si no que no hay software de mapas incluído salvo Google Maps.

Google ofrece una genial aplicación que incluye hasta Street Maps pero necesita estar conectado a datos 3G todo el tiempo y si no hay suficiente cobertura 3G y se pasa a EDGE es un martirio navegar el mapa, una vez más, la limitación no es del teléfono si no de las operadoras.

Si uno quiere un sistema con mapas incluídos deberá comprar uno ya que no se incluye ninguno en esta versión, Android Market y tarjeta de crédito mediante se soluciona.

Juegos

A diferencia del DEXT el Galaxy Spica puede utilizar juegos más pesados gracias a sus 300Mhz adicionales en el procesador. Sin contar ninguno de los de este segmento con una aceleración especial en 3D es suficiente el aumento de velocidad nominal del CPU así que podrán probar la mayoría de los juegos 3D disponibles en el Android Market.

En sí no viene con juegos pero en cinco minutos en la tienda ya instalarán varios.

Al ser solamente touchscreen no tendrán la facilidad de los teclados para ciertos juegos así que hay que acostumbrarse a jugar sólo con la pantalla.

Batería

Interesante, me duró un poco más que en otros Android, no se si hice algo en especial pero el consumo fue moderado, no tan exagerado como en otros teléfonos, tal vez por mi aprendizaje en el uso de Android y saber que no hay que dejar aplicaciones ejecutándose que consuman constantemente 3G

La batería de ion de Litio de 1500 mAh promete según el fabricante unas 650 horas en 2G y 580 en 3G en modo de espera y hablando unas 11:30 y 6:50 respectivamente, bastante bien y por lo visto cumple con una duración cercana a eso que permite estar todo un día entero sin recarga.

Como siempre recomiendo cargar todos los días, más si son de usar 3G todo el tiempo como yo, el último 30% de batería se consume muy rápido.

Al igual que en el DEXT recomiendo para habilitar o deshabilitar servicios, sea GPS (también consume mucho), WiFi o Datos en general, el Quick Settings que se consigue gratis en el Android Market.

Para eliminar aplicaciones en ejecución el más usado es el Advanced Task Killer.

Interfaz de usuario y aplicaciones

Aquí no hay grandes diferencias con la mayoría de los teléfonos Android 1.5, la diferencia real la pueden obtener si actualizan el firmware a Android 2.1, los cambios son muy numerosos y valen la pena.

El problema es que este tipo de actualizaciones dependen del operador telefónico en muchos casos e ignoro si en Argentina se puede hacer sin perder alguna funcionalidad o configuración. No me arriesgo todavía.

El 2.1 habilita muchas funciones y una interfaz más trabajada y cómoda como en el Google Nexus One. No es tan fluído según he leído ni tan perfecto, pero el procesador de 800Mhz habilita su uso bastante bien y hasta se pueden hacer transferencias vía Bluetoth con esa versión.

Samsung no ha incluído ningún visor de documentos, así que una vez más debemos acudir a Android Market para esto.

La interfaz es mucho más fluída que en los tres rivales de Motorla lo que le da una ventaja a primera vista con la fluidez de la interfaz. Android 1.5 está quedando algo viejo pero todavía tiene muchas aplicaciones útiles que se pueden sacar provecho en este teléfono.

Conclusión

Samsung ha provisto al mercado de un primer bocado de Android y su hardware. Inevitablemente las comparaciones con el DEXT, el Backflip y el Quench de Motorola son necesarias porque son los únicos que compiten en este segmento en nuestro país. El Galaxy Spica no sale para nada mal en la comparación gracias a su más potente procesador.

La falta de multitouch o software adicional que permita sacarle más provecho se ve compensada por la presencia de Android Market que, hasta este momento, es la salvación de los teléfonos con Android por su gran oferta de software gratuito o pago.

La calidad de la pantalla es muy buena aun sin ser un AMOLED como sus hermanos mayores y los planes de nuevos teléfonos de Samsung tanto con Android, Bada y como con Windows Mobile demuestran que han elegido el camino de los smartphones touchscreen y no piensan aflojar.

Sin ser un “fierro” desde lo técnico cumple en casi todas las situaciones salvo en la cámara de fotos, para mejorar ahí hay que mudarse a un segmento mucho más costoso de smartphones así que es elección de ustedes pasarse al siguiente nivel o pagar hasta aquí.

El precio, lamentablemente, no es el adecuado para este teléfono, lo estuve viendo entre $1300 a $1400 y no me convence, todo depende del plan, claro, hay que buscar bien con que plan comprarlo, si se consigue a $1000 es más adecuado y correcto, ya más me parece que no vale la pena.


Lo Bueno

  • Actualizable de Android 1.5 a 2.1
  • Buena construcción
  • Pantalla con buenos colores sin ser AMOLED
  • Procesador de 800Mhz
  • Reproducción de video fluída
  • Android y Android Market
  • GPS+Acelerómetro+Brújula


Lo Malo

  • Todavía con Android 1.5 en nuestro mercado
  • La cámara de fotos es insuficiente
  • No tiene flash ni luz LED
  • Sin teclado (cuestión de gustos, es muy subjetivo)
  • Sin multitouch con Android 2.1


Lo Feo

  • La grabación de video
  • Poco legible con mucha luz del sol

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí