Inicio General Gabinete Sentey Burton GS-6500 – Review

Gabinete Sentey Burton GS-6500 – Review

85
0

Tercer gabinete de Sentey que tenemos la oportunidad de testear, y ya tenemos uno más en nuestros laboratorios, así que sigan esperando cosas de esta marca ;). Antes trajimos el Vulcano GS-6300, el Arvina GS-6400, y ahora, dispusimos del Burton GS-6500.

El Burton pertenece, al igual que los otros dos, a la linea Extreme Division de Sentey. Se posiciona, monetariamente, levemente arriba (10-15U$S por lo que vi en DeRemate) del Arvina GS-6400, por lo que es esperable ver que entre ambos comparten muchísimas características; de hecho, en mi opinión son muy parecidos, teniendo la mayor diferencia a simple vista, tal vez, en el diseño exterior.

Introducción

Para quienes gusten de las posibilidades de colores de LEDs, el Burton dispone de tres modelos diferentes: GS-6500 (el que estamos probando), GS-6500B (con LEDs levemente más claros), y el GS-6500R (LEDs rojos). Los tres modelos comparten por supuesto las mismas características, y difieren en el color de sus LEDs y de algunas rejillas (mesh) del gabinete. El gabinete es un high-tower, imponente, pesado, de buena construcción, con una presentación soberbia y de buena calidad (tal como los otros gabinetes de la misma linea), y con bastantes funcionalidades. Es un gabinete para alguien que sabe que no hay que descuidar ningún aspecto de la computadora, y está dispuesto a invertir para tener algo que dure y sirva bien.

Pero bueno, para que todos puedan ver un poco mejor de qué hablo, está el review en el resto del post 🙂 (y las fotos de esta review fueron hechas con trípode, a ver si de ese modo puedo ofrecerles imágenes de calidad 😀 ).

Especificaciones

Las especificaciones, extraidas de la página oficial del gabinete, son las siguientes:

  • Tipo de gabinete: High Tower
  • Material: Acero Laminado 1mm
  • Material frente: Plástico
  • Color exterior: Negro
  • Color chassis: Negro
  • Panel lateral: Sólido
  • Mothers soportados: E-ATX, ATX, Micro ATX
  • Bahías de 5.25″: 5
  • Bahías externas de 3.5″: No
  • Bahías internas de 3.5″: 5
  • Ranuras de expansión: 7
  • Puertos de entrada/salida: 4 x USB + E-SATA + Sata nativo
  • Puertos de audio/micrófono: HD/AC97
  • Lector de tarjetas: CF/MD, XD, SD/MMC, TF y MS/M2
  • Sata nativo: Incluido
  • Tornillos manuales: Sí
  • Cooler frontal: 1 x 140mm con led azul
  • Cooler lateral: 2 x 80mm con led azul
  • Cooler superior: 2 x 120mm con led azul
  • Cooler trasero: 1 x 120mm
  • Soporte watercoling: Si, dos pasa-tubos
  • Fuente incorporada: No
  • Ubicación de la fuente: Inferior trasera
  • Accesorios: 8 tornillos FDD + 25 tornillos HDD y Motherboard + 8 tornillos Bandejas HDD + 12 tornillos OCC + 5 tornillos soporte Motherboard
  • Tamaño:550mm x 214mm x 520mm
  • Peso Neto: 12.5 kg
  • Peso Bruto: 13 kg
  • Garantia: 1 año

Diseño Exterior

La caja del producto es similar a los ya reseñados, es evidente que es el estándar para la linea Extreme Division de Sentey. Una caja negra, con el gabinete (y los diferentes modelos de colores) en un prominente primer plano, y en los otros lados las especificaciones, funcionalidades, etc. A pesar de que esta caja en particular tenga tinte rojo (GS-6500R), les recuerdo que nosotros tuvimos la versión GS-6500; desconozco la razón de esto.

En el caso de que para comprar el producto necesitemos someterlo a un envío que no depende de nuestras manos, no hay que preocuparse porque el gabinete viene muy bien protegido. Dos planchas de telgopor a los costados para generar separación entre la caja y el producto, y poder absorber a la vez los golpes que la caja puede llegar a sufrir, y además un paño que recubre todo el gabinete (también lo vimos en el Arvina, mientras que el Vulcano tenía solamente una bolsa de plástico dura). Simplemente detalles que suman a la imagen cuidada que quiere darle Sentey a su producto.

Mientras que en los otros gabinetes el frente era enteramente enrejillado (a excepción de los bordes), el Burton ofrece un acercamiento medio: un poco enrejillado, otro poco de plástico. Sigue la misma linea de estilo que ellos, es un gabinete tranquilo, sobrio, no estrambótico. No tiene elementos de diseño distintivo que lo destaquen excesivamente de otras alternativas. Ya se pueden apreciar allí las 5 bahías de 5.25″, dos de ellas retráctiles.

El perfil (derecho visto desde el frente) del gabinete nos permite apreciar, además, su pintura glossy. Como ya dijera en otra ocasión, personalmente no me agrada esa elección. En un gabinete en el cual el diseño tiene un aspecto muy importante y cuidado, la pintura glossy se termina ensuciando con las marcas de nuestros dedos; también depende del perfil de quien compre este producto, tal vez a la persona le encanta mantenerlo bien prolijo y limpiarlo asiduamente (el gabinete viene incluso con un paño para tal efecto), pero en mi caso es algo que me produce fiaca y si puedo, lo hago sólo ocasionalmente.

El perfil del otro lado es levemente diferente, ya que tiene ventilación específica para los dos coolers laterales de 80mm. Ambos paneles laterales están hechos con acero de 1mm, si uno hace la prueba de removerlos y agitarlos, se da cuenta que son muy rígidos y resistentes, ya que no se doblan. Son de todas formas un poco pesados para el común de las tapas (el gabinete en total pesa 12kg!), por lo que ese detalle no nos tiene que agarrar desprevenidos. Los dos paneles tienen una traba (visible al final del mismo) para asegurarnos un correcto cierre del gabinete.

En la sección superior del gabinete tenemos los botones de control, los puertos externos, y la tarjeta de memoria. En una primera instancia, podemos observar los botones de encendido (se ilumina, en una foto posterior lo verán) y de reset, además de otros cuatro para poder apagar y prender cada uno de los coolers/grupo de coolers del gabinete (lo veremos más adelante). En el fondo, se ve el lector de memorias 5 en 1, que soporta CF/MD, XD, SD/MMC, TF y MS/M2.

Una tapa deslizante nos permite acceder a los puertos frontales de la computadora. Allí, podemos conectar un auricular, un micrófono, 4 dispositivos USB, un conector de alimentación y datos para un disco rígido SATA y otro e-SATA.

El resto de la parte superior del gabinete es una abertura enrejada que permite la circulación del aire que expulsan los coolers superiores.

Ya la parte trasera de este gabinete sí es idéntica a la del Arvina. Dos aberturas donde poder pasar los tubos de un sistema de refrigeración líquido, el cooler trasero de 120mm, las 7 ranuras de expansión (el plástico rojo ya nos adelanta lo que veremos dentro: ¡nada de tornillos!), y el hueco inferior donde va posicionada la fuente de alimentación.

¡Hora de ver las entrañas! 😀 .

Diseño Interior

Honestamente, no soy una persona a la que le guste repetirse, pero en esta parte del gabinete no me va a quedar otra, y ya se los había advertido: es extremadamente similar al Arvina. Claro, en ese gabinete ya se había alcanzado un alto grado de calidad en relación con el precio, y al estar el Arvina y el Burton separados entre sí por unos pocos dólares, las diferencias no son demasiadas.

En un primer vistazo, ya podemos diferenciar varias partes: el compartimento para discos rígidos, los coolers laterales dedicados a la placa de video, coolers superiores y trasero, las 5 bahías de 5.25″ con cierres plásticos, y el set de herramientas que nos ayudará en el armado del gabinete.

Como se ve, el interior del gabinete está muy cuidado. Por más que trae muchos cables ya de fábrica, entre los coolers por defecto y el panel frontal, el pasaje de los mismos está muy cuidado: los cables de alimentación y funcionamiento de los coolers se encuentran adosados al gabinete, y los del panel de frontal et al. están unidos por una cinta sujeta cables. El interior, todo negro y con tintes rojos, sigue la misma linea de diseño que el exterior del gabinete.

El set de herramientas sirve quizás para quien no tiene nada disponible a mano para ponerse a armar al gabinete y quiera hacerlo al instante. Es un caso poco probable para mí 😀 , pero bueno, ¡puede suceder! Es una adición genial que no he visto en otros gabinetes, y puede tranquilamente hacernos salir del apuro: incluye el paño del cual les hablé antes (que es completamente necesario para deshacerse de las manchas de pulgares), infinidad de tornillos (están numerados en las especificaciones), un tapa slot, un destornillador, además de un speaker interno.

Además del set de herramientas, dentro del gabinete también viene una caja que contiene un cable de datos y otro de alimentación SATA, el manual y panfleto con otros gabinetes de la marca, certificado de garantía, CD con demo del producto, etc.

En orden de aparición: cooler frontal, coolers superiores, y cooler trasero. Sumado a los dos coolers laterales, suman en total 6 coolers encargados de la refrigeración del equipo. Los coolers laterales son los encargados de mandar el aire directamente a la placa de video externa que tengamos; el cooler frontal se ocupa de refrigerar el compartimento de discos rígidos (el aire les pega lateralmente); los otros tres (superiores y trasero), son los que expulsan el aire caliente (que se eleva) del gabinete. Una curiosidad sobre el panel que sostiene los coolers laterales que no había notado en el Arvina (no sé, por lo tanto, si estaba disponible o no, pero me parece que no), es que es removible, por lo que si llega a molestar de algún modo, se puede sacar y listo, problema resuelto.

Nuevamente me molesta un poco que no haya separación de control entre la luminosidad y el funcionamiento de los coolers. Cada uno de los botones del panel frontal prende el cooler y su luz, y el no poder diferenciar la parte de trabajo con la de diseño afecta, ya que iluminan mucho y pueden resultar molestos a la noche, por ejemplo. Salvo ese punto, que ya lo habíamos mencionado en el Arvina, los coolers son geniales, no hay diferencia perceptible de ruido entre tener todos los coolers andando o no (o al menos en mi caso la fuente tenía mayores dB), por lo que no suponían una molestia sonora adicional.

En la parte inferior del gabinete hay una serie de aberturas cuya función es poder darle a la fuente de alimentación un lugar por donde ventilarse. Como la fuente va ahí, en mi caso quedó con el ventilador hacia abajo, por lo que hubiera sido fatal que la parte inferior del gabinete sea 100% sólida. Además de las ranuras para ventilación, hay también un filtro de polvo, como podíamos encontrar en el Arvina.

Armado

Siguiendo con la tendencia de los otros gabinetes, el armado del gabinete es bastante fácil. El tener que usar tornillos sólo para el mother, mientras que los otros componentes (placas de extensión, discos rígidos, compacteras, etc.) de la computadora están sujetos por ganchos realmente facilita todo el proceso. Al menos para personas torpes como yo, los tornillos son un gran problema a la hora de armar/desarmar cualquier cosa: se me caen, paso bastante tiempo buscándolos, se me escurren de las manos, etc. El amplio espacio interior que hay en el gabinete (ventaja que uno paga con el espacio total que ocupa el mismo 😛 ) también vuelve más fácil la manipulación de los componentes.

La fuente, como mencioné antes, va en la parte inferior de la computadora. Nuevamente debo recalcar que hay que tener cuidado a la hora de elegir este gabinete, ya que no toda fuente tiene un cable que pueda recorrerlo en su totalidad, para conectar el mother. En mi caso, el cable que se enchufa al motherboard tenía que pasar poco prolijamente rozando la placa de video, y quedando medio tirante en el acto, como se puede apreciar (tal vez) en la siguiente imagen.

Estos son los cables que vienen de fábrica en el gabinete. Son bastantes, pero están sujetos entre sí por lo que no agregan ruido visual al gabinete. Están unidos también en una sección que no molesta a la hora de armar el gabinete, y permite una separación correcta de los cables, sin quedar ninguno tirante. Tenemos los cables SATA para los puertos externos, los conectores para los USB frontales y el lector de memorias, la alimentación para los coolers, los conectores para los botones de apagado y reseteo, y no sé si me olvido de algún otro.

Aquí queda ejemplificada de una forma lo que mencioné antes con respecto a los tornillos. Instalar la placa de video no requiere más que encastrarla en el mother y luego, hacer presión con el enganche rojo.

El compartimento de discos rígidos queda de manera transversal al frente del gabinete. De esta forma, se evita que al querer sacar uno de ellos el mismo choque contra alguna sección del mother (la placa de video suele ser una de las participantes en esta colisión, generalmente).

La parte referida a los discos rígidos es, tal vez, donde uno más tiempo ahorre, sobre todo si se tienen muchos. Hay lugar para cinco discos rígidos (ya sean 3.5″ o 2.5″, ya que cada bandeja soporta los dos tipos). Se remueve la bandeja correspondiente, se pone el disco rígido adentro, se lo engancha con unas trabas que hay a los costados, y listo.

Otra ventaja de la transversalidad del compartimento de los discos rígidos es el poder pasar los cables de datos y alimentación SATA “por atrás” (rozando el panel lateral derecho, desde el frente). De esta manera, se reduce el cablerío que hay dentro del gabinete, separando un poco los diferentes tipos de cables entre sí.

Con respecto a las luces del gabinete, si bien todas los LEDs de los coolers son controlables, hay una luz en particular del gabinete que no lo es, y es el de la foto anterior. Esa luz, si bien parece mínima, a la noche es molesta, particularmente para alguien que, como yo, tiene el gabinete frente a la cabecera de la cama 😀 .

Conclusiones

Al hacer el review de este gabinete surgieron inevitablemente flashbacks del Arvina. Si bien son distintos en la parte exterior (y personalmente prefiero cómo se ve el Burton antes que el Arvina), en la parte interior poseen las mismas ventajas y desventajas al ser, básicamente, iguales. Es un buen gabinete,
muy completo, ya nos había satisfecho su hermano casi gemelo, el Arvina. Probablemente el Burton cumpla las expectativas de la mayoría de los gamers hardcore: una buena ventilación de fábrica, posibilidad de refrigeración líquida, coolers dedicados para placa de video, una buena cantidad de puertos externos en la parte frontal, etc., cosas útiles y que por supuesto son lo que uno espera de un gabinete con este precio.

El Burton GS-6500 cuesta alrededor de 160-165U$S, poco más que el Arvina, así que me parece que la decisión entre uno y otro sólo rayará estrictamente en el aspecto visual, puesto que las funcionalidades son idénticas. Por precios similares acá en Argentina se pueden conseguir el Thermaltake A60 y A90, al ser una marca de renombre y con larga trayectoria tal vez algunos la prefieran, sin embargo les dejo estos tests en los que se muestra ganador al Burton en la mayoría de ellos.


Lo Bueno

  • Un gabinete fácil de armar, alguien con práctica puede hacerlo en 20-25′ sin ningún problema
  • Muy buena calidad de la mayoría de los materiales, sólidos y resistentes
  • s que son fáciles de colocar y no se doblan como en otros gabinetes)

  • Buena refrigeración de fábrica con 6 coolers, además de silenciosa
  • Algunos agregados “pequeños” pero sumamente útiles: lector de memorias, puertos SATA externos, control de los ventiladores, etc.
  • Un buen cuidado de los detalles para no tener un gabinete “desordenado”


Lo Malo

  • Sigue sin gustarme el glossy en la construcción, muchos dedos marcados fácilmente, el mate del Vulcano me gustaba más
  • El excesivo uso de plástico en partes mecánicas, algo susceptible a eventual rotura
  • Falta de indicación de las temperaturas interiores del gabinete


Lo Feo

  • Falta de separación de la funcionalidad de los coolers: prendidos y con luz o apagados
  • Que no se puedan controlar las revoluciones de los coolers

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí