Inicio General Gabinete Sentey Optimus GS-6000 – Review

Gabinete Sentey Optimus GS-6000 – Review

125
0

Hace mucho que no traíamos un review de un gabinete (es más, hace mucho que no hay un review mío 😀 , disculpen si estoy oxidado 😉 ), así que pensamos
que sería un buen momento para traerles otro. Nuevamente tenemos un gabinete de Sentey para mostrárselos en todo detalle, aunque tal vez
este en particular podríamos considerarlo diferente al resto. ¿Por qué? Es el más barato de los que testeamos 😀 .

El gabinete en cuestión es el Sentey Optimus GS-6000, y pertenece a la misma gama que el resto de los gabinetes probados: la Extreme Division,
lo que lo posiciona en el segmento de gama alta de Sentey, pensado especialmente para los gamers. Los invito a ver el review completo en el
resto del post 🙂 (recuerden que haciendo click en cada imagen pueden acceder a una versión de mayor tamaño).

Introducción


¿Qué ofrece el Optimus frente al resto de la gama? Según nos explicó Adrián Gómez, Director Comercial de Sentey, en una reunión que tuvimos,
el Optimus es el “Arvina a mitad de precio”. El
Arvina, si no recuerdan, costaba alrededor de 150U$S (620$~), mientras que el Optimus
se consigue cerca de los 80U$S (330$~). Claramente la reducción de precio no es gratis, por lo que vamos a ver algunas de las características
fuertes que tenía el Arvina, pero “rebajadas” de alguna manera. Y para eso está el review 😉 .

El Optimus viene en dos sabores, GS-6000
y GS-6000R.
Como los otros gabinetes de la línea, la diferencia radica simplemente en los colores.
El GS-6000R tiene algunas pinceladas rojas en algunas partes, mientras que el GS-6000, del cual hablaremos y mostraremos fotos en el review,
permanece mayormente negro.

Especificaciones

Las especificaciones fueron extraídas de la página oficial
del gabinete:

  • Tipo de gabinete: Mid tower
  • Material: Acero laminado 0.7mm
  • Material Frente: Plástico
  • Color Exterior: Negro
  • Color Chassis: Negro
  • Panel Lateral: Solido c/cooler 180mm
  • Mother soportados: ATX, Micro ATX
  • Bahías de 5.25″: 3
  • Bahías Ext. de 3.5″: No
  • Bahías Int. de 3.5″: 4
  • Ranuras expansion: 7
  • Tapas de bahías rebatibles: 1
  • Clamps incluidos: Si
  • Panel LCD: No
  • Puertos Frontales: USB 2.0 x 2 + Audio y Microfono
  • Card Reader: MMC/SD
  • Tornillos manuales: Si
  • Patas: 4 patas plasticas
  • Cooler Frontal: 1 x 120mm c/led
  • Cooler Lateral: 1 x 180mm c/led
  • Cooler Trasero: 1 x 120mm
  • Cooler Superior: 1 x 120mm c/led
  • Controlador Fan: Incluido en el frente
  • Soporte watercoling: Si. Dos pasa-tubos
  • Fuente incorporada: No
  • Tamaño: 485mm (L) x 190mm (W) x 465mm
  • Accesorios: 1 conector speaker, 1 tapa ranura expansión, 2 soportes plásticos, 12+3 tornillos de sujeción, manual.
  • Peso Neto: 4.9 kg
  • Peso Bruto: 5.8 Kg
  • Garantia: 1 año

Diseño Exterior


La primer diferencia frente a los gabinetes ya analizados se nota en la caja: es mucho más chica 😀 . A diferencia del Burton
y Arvina, que eran High-Tower, el Optimus es un gabinete Mid-Tower, al igual que el
Vulcano. Aún así, entre el Vulcano y el Optimus hay una diferencia de unos 9cm. (90mm) de altura,
siendo aquél más grande. De este modo ya vemos dónde es el primer lugar donde ataca la reducción de precio del Optimus: en el tamaño. Dentro de la caja,
el gabinete viene protegido por dos telgopores y cubierto por una bolsa.


Mientras los otros gabinetes poseían un frente “plano” y sin ninguna decoración, el Optimus rompe con ese esquema y le agrega una ornamentación mínima, el
hexágono irregular de la parte inferior que además tiene una tira vertical de LEDs (personalmente creo que la figura tiene algo que ver con Optimus Prime,
pero claramente puede ser un delirio mío simplemente 😀 ), que además tiene un sentido funcional: el mesh de esta parte ayuda al flujo del aire como
entrada, ya que internamente hay un cooler en dicha posición para refrigerar los discos rígidos.

En el frente también tenemos parte de la “funcionalidad” del gabinete, algo que en los otros modelos estaba en otras secciones. También se pueden
apreciar las tres bahías de 5.25″, una de ellas con tapa retráctil (ideal para CD’s/DVD’s/Blu Ray’s).


En la parte superior del frente, tenemos diversos conectores, de los más utilizados, a mano: dos puertos USB, conectores para micrófono y auriculares,
lector de tarjetas MMC/SD (lee menos tarjetas que Arvina y Burton, pero al menos lo trae, no como en el Vulcano), y una perilla para poder controlar las
revoluciones por minuto de uno de los ventiladores. También se hallan los dos botones principales de cualquier computadora: apagado y reinicio, acompañados
de otra tira con LEDs.


Los laterales de los gabinetes están hechos con acero laminado de 0.7mm. Aquí se nota otra de las diferencias para bajar el precio frente a los otros gabinetes,
cuyo grosor de los paneles laterales era de 1mm. Como consecuencia tanto de la disminución del grosor como del tamaño del gabinete, los laterales del Optimus
son considerablemente más ligeros que el resto, lo que lo hace también más fácil de manipular. A pesar de la reducción, los paneles siguen siendo completamente
consistentes y resistentes. Como se ve en la imagen, la pintura es glossy, la constante queja que tengo frente a los gabinetes de Sentey, pero es un detalle muy
subjetivo y para nada funcional; a muchas personas les gusta que sea glossy frente a otras alternativas como mate.
Si andan trabajando constantemente con el gabinete y manipulándolo, es probable que pronto tengan sus huellas dactilares en toda la superficie.

El panel derecho (desde el frente) es completamente liso, mientras que el izquierdo presenta una abertura con material mesh, para contribuir al flujo de aire.
Del otro lado del panel hay un ventilador de 180mm que hace uso de dicha abertura cubierta con mesh, pero lo veremos más adelante.


Creo que la parte trasera es la que menos cambios presentó a lo largo de todos los gabinetes que analizamos, y ya es característica de Sentey. Un cooler
de 120mm., dos entradas para los tubos de refrigeración líquida (para los entusiastas del modding/overclocking), la fuente en la posición inferior (lo mismo
que les recomiendo siempre: tengan cuidado con la longitud de los cables de la fuente de alimentación, aunque en este caso al ser un mid-tower tal vez presente
menos problemas), y las 7 ranuras de de expansión.


La parte superior del gabinete sigue la estética transformeriana que les detallé antes. Nuevamente un hexágono con mesh (en la parte superior de la
foto) sirve como abertura para ayudar con el flujo de aire del gabinete.


La parte inferior del gabinete presenta dos aberturas con diferente funcionalidad. La más grande contribuye al flujo general del aire. Posee un filtro de polvo
que es removible fácilmente, así que se puede limpiar sin mayores inconvenientes. La otra abertura se localiza justo debajo de lo que serían los discos rígidos y, como se ve,
tiene tornillos alrededor como para conectar un cooler en la sección interna si el dueño del gabinete lo cree necesario (no viene incluido).

Ya revisamos toda la parte exterior del gabinete, así que ahora pasemos adentro 😉 .

Diseño Interior


A primera vista, la presentación interior del Optimus me pareció más descuidada que la que vimos en los otros modelos de la misma gama, algo a lo que Sentey
usualmente presta atención. Esto claramente es una apreciación personal y en ningún modo una queja objetiva, pero personalmente los cables me parecían mejor
“ordenados” en los otros gabinetes, pasados por los lugares correctos, etc., acá están más “libres”. A diferencia del exterior, aquí dentro la pintura es mate
y no glossy, por lo que no quedarán tan fácilmente los dedos marcados.

En la foto, sección inferior derecha, podemos apreciar las bandejas para discos rígidos, que a simple vista es de una calidad/construcción diferente
(posiblemente menor) a la que estábamos acostumbrados en los otros gabinetes. Arriba de ella, las diferentes bahías de 5.25″ con el ya omnipresente sistema
tool-less (sin necesidad de usar destornilladores ni tornillos) para que podamos trabar las cosas que agreguemos fácil y rápidamente. También se ven a la
izquierda el cooler trasero, y las ranuras de expansión que también tienen un sistema a presión que evita el uso de tornillos para las diferentes placas
que agreguemos en el mother. Arriba a la izquierda se puede ver también una abertura detrás de donde iría colocado el mother, para poder instalar sin tener que
remover el mother los coolers para procesadores que requieran una sujeción de ambos lados.

Hasta ahora, todas estas funcionalidades ya las habíamos visto en el Arvina, Burton, y Vulcano, por lo que Sentey viene cumpliendo la promesa de “un Arvina a
mitad de precio”, aunque con ciertas reservas (la calidad de la bandeja por ejemplo, y las otras que hicimos notar a lo largo del post).


Este es el cooler que se encuentra del otro lado del mesh del panel lateral izquierdo que les mostré antes. Es de 180mm. y no
presentó problemas de ruido, al menos en el tiempo en que utilizamos el gabinete. Si bien no se peude apreciar en la foto porque no hay otro elemento contra el
cual compararlo, es un ventilador bastante grande y que ayuda al flujo de aire para refrigerar a la placa de video/procesador. El ventilador tiene un LED de
color azul, para acompañar el estilo del gabinete.


Si removemos las bandejas para los discos rígidos se puede observar el cooler frontal, de 120mm., que sirve para refrigerar a los mismos. También tiene LED
azul.


Si recuerdan, en el Arvina y Burton
había un compartimento removible para los discos rígidos, y en el mismo había cinco bandejas que se sacaban por separado, una para cada disco; el
Vulcano, mientras tanto, sólo tenía un compartimento en el cual se ponían cuatro discos rígidos.

En el caso del Optimus, no hay un compartimento removible, sino que directamente se sacan las cuatro bandejas y en cada una se ponen los HDD’s. Comparando con
los otros gabinetes, la calidad de la chapa de la bandeja parece ser menor, más fina, dejando a los discos más desprotegidos. Irónicamente, esto ofrece una
ventaja: en algunos lugares leí que los discos rígidos en los otros gabinetes tenían problemas de temperatura, ya que no se encontraban bien refrigerados, aún
teniendo un cooler adyacente a ellos. Estimo que al estar los discos rígidos más libres, ese problema desaparecerá o, al menos, estará atenuado. Si uno quiere,
además, puede instalar un cooler debajo de las bandejas (removiendo una), para tener aún más refrigerados los discos rígidos.

Las bandejas están diseñadas no sólo para discos rígidos de 3.5″, sino que también se pueden colocar de 2.5″ (incluyendo SSDs). Esta última opción, sin embargo,
sí requerirá el uso de tornillos.


Las cuatro bahías de 5.25″ también hacen uso del método sin herramientas que Sentey planteó en todos los gabinetes que analizamos, ofreciendo un sistema sin
tornillos que nos permite sujetar las unidades ópticas que coloquemos fácilmente. Hay que tener en cuenta que estos sujetadores sólo sostienen las unidades de
un sólo lado, y del otro se encontrarían sueltas; los más precavidos tal vez opten por atornillar manualmente (o con estos sujetadores, si sobran) las unidades
del otro lado, para reducir las vibraciones de las mismas.

De las cuatro bahías, estrictamente sólo tres son externas, ya que a la cuarta no se puede acceder desde el frente.


El cooler trasero, de 120mm. Es el único cooler incluido en el gabinete que no tiene LEDs. Debajo del mismo pueden observarse las dos entradas para tubos de
refrigeración líquida.

Debajo de este cooler están las ranuras para expansión PCI, que al igual que las unidades ópticas se sujetan al gabinete por medio de un sistema a presión,
sin tornillos.


El cooler superior es también de 120mm, y sí viene con LED azul. Se encuentra lindando con la abertura superior que vimos en la parte exterior del gabinete.
Este cooler, al igual que el anterior, se encarga de sacar aire fuera del gabinete. Hay espacio para otro cooler, como se ve. No encontré forma fácil
de acceder al filtro de aire superior, algo que sí era posible con el inferior; probablemente haya que desmontar toda la parte superior del gabinete (hay varios
tornillos adentro) para limpiarlo.

Armado


Como advertimos antes, a la hora de armar el gabinete la parte de los discos rígidos es simple y no requiere ningún esfuerzo ni truco. Se remueve la bandeja en
la que querramos instalar el disco, le sacamos los dos laterales de plástico (no es estrictamente necesario, en este caso lo hice para ser más “expresivo”),
colocamos el disco rígido en ella, y luego reponemos los laterales que, ejerciendo presión sobre el disco, lo traban a la altura de donde irían los tornillos.


Hecho este procedimiento con todos los discos rígidos, se guardan en el compartimento que les mostramos antes. Acá también los laterales de plástico cumplen su
funcion, ya que sirven para trabar cada bandeja en el compartimento. Un detalle que me pareció bueno en el Arvina y Burton y acá no está, es el camino que
tienen que recorrer los cables SATA de los discos. En el Optimus, el cable sale por el panel lateral izquierdo, al cual uno accede más corrientemente, y esto
puede llevar a que a la hora de cerrar el gabinete el panel choque con los cables.


El gabinete viene con los cables bien señalizados para que podamos distinguir bien cuál es la función de cada uno; básicamente, representan las diferentes
“funcionalidades” ya incluidas en el gabinete: panel frontal de audio (HD o AC97), USBs frontales, lector de tarjetas, conectores de diferentes coolers,
conectores para los botones de restart y power, LEDs para el encendido de la computadora y disco rígido, etc.


Colocamos una tarjeta en el mother, y luego lo trabamos al gabinete. La pieza es de plástico, como mucho de los sujetadores que vimos a lo largo del review,
lo cual le da a uno un poco de miedo sobre la durabilidad, pero de todas formas el poder deshacerse de la mayoría de los tornillos es una bendición.


La fuente de alimentación, como en todos los modelos que vimos hasta ahora, se encuentra en la parte inferior de la computadora. Justo debajo de ella está la
abertura inferior que vimos al principio, con el filtro de aire, por lo que el aire expulsado por la fuente no “muere” dentro del gabinete sino que sigue un
flujo correcto.


El Optimus también cuenta con agujeros en lugares estratégicos para poder pasar los cables por allí y reducir el desorden dentro del gabinete. Lamentablemente
en este gabinete a mí no me fueron de mucho uso, lo único que pude pasar son los cables que venían de fábrica; si recuerdan, los de los discos rígidos van por
el otro lado, así que el agujero es inservible para ellos (y sí me había sido útil en el Arvina por ejemplo).


A pesar de ser un mid-tower, el Optimus es espacioso y permite maniobrar tranquilo a la hora de armar una computadora, como puede apreciarse en la
imagen. Todo dependerá también del tamaño del mother que se quiera instalar, claro, pero en mi caso un uATX (24.4cm x 24.4cm) no presentó ningún problema.
Sumado al sistema “sin herramientas” que el gabinete ofrece, armar un equipo es bastante fácil, además de rápido: sólo se necesitan tornillos para el mother
y la fuente, nada más, el resto todo a presión.

Sí tuve un problema en particular con el mother, aunque claro, esto dependerá del mother que usemos. En mi caso, el conector de la fuente que se usa para darle
alimentación a la CPU se conecta en la parte superior del mother. Debido al grosor del cooler superior y a la poca distancia que había contra el mother, el
conector de la fuente terminaba tocando contra el cooler, haciendo un poco dificultosa su instalación (y al ser tanto conector como cooler plástico,
arriesgándose a una posible rotura). La verdad que no conozco muchos mothers diferentes, así que no sé si esta situación es universal; probablemente algunos
tengan el conector para CPU un poco más abajo (tan solo medio centímetro de diferencia ya resolvería este problema). Otra posible solución es cambiar el lugar
donde viene el cooler superior por defecto, y ponerlo en el espacio que había para otro cooler.

Leí en diversos lugares también algunas quejas sobre coolers de procesador que no entran en este gabinete, o que tienen un diámetro grande y chocan con el
cooler superior; el gabinete claramente no está pensado para cosas extremas, así que a la hora de comprar un buen cooler o una placa de video tengan
este detalle en cuenta.

Conclusiones

No hay caso, no tengo la paciencia para armar una computadora y que quede prolija 😀

El Optimus realmente está a la altura de los otros gabinetes de Sentey que pudimos probar. Si bien tiene sus detalles, hay que considerarlos consecuencia de
poder ofrecer un precio tan competitivo: a 80U$S, este gabinete es una de las mejores opciones. Si lo comparo con el mío, un Vitsuba Master, que está en un
precio similar, eligiría sin dudas el Optimus: mejor calidad de construcción, diseño más lindo, y más funcionalidades.

Tal vez el gabinete tenga gusto a poco para los que son muy exigentes o gamers extremos: el tamaño mid-tower puede resultar restrictivo a la hora de armar una
computadora con componentes muy grandes, la cantidad de coolers puede ser insuficiente para mantener bien refrigerado (aunque para configuraciones normales
sobra, y siempre se pueden agregar más; hay que tener en cuenta que también tiene pasatubos para refrigeración líquida, así que se puede
recurrir a ello), la construcción de algunos componentes puede no ser muy buena (mucho plástico). Pero de todas formas, creo que para el usuario común, que
quiere tener un gabinete lindo, que lo acerque un poco al mundo modder/gamer pero sin dedicarse plenamente a ello, es una opción.


Lo Bueno

  • Fácil y rápido de armar, como siempre, el sistema tool-less es muy ventajoso
  • Los coolers incluidos aseguran una buena refrigeración (aunque tal vez no para sistemas muy avanzados), además son silenciosos y los LEDs ayudan al diseño
  • El lector de tarjetas (aunque sea sólo SD/MMC, sigue siendo útil
  • USBs externos, panel frontal de audio
  • Creo que entre los 4 gabinetes que vimos hasta ahora, el diseño de éste fue el que más me gustó, y como dije por alguna razón me hacía pensar en Transformers
  • Filtros de polvo para evitar el rápido ensuciamiento del gabinete
  • Posibilidad de utilizar discos de SSD/2.5″


Lo Malo

  • La calidad de construcción es menor a los otros modelos, y se nota; hay más plástico que antes, y las partes metálicas son más finas. De todas maneras,
    debe seguir siendo mejor que otros gabinetes del mismo rango de precios.
  • El problema que tuve con el mother y el cooler superior, unos pocos milímetros más de distancia hubieran salvado ese detalle; además de los problemas
    que presenta el gabinete con coolers/placas de video más grandes


Lo Feo

  • No importa lo que digan, nunca me va a gustar el Glossy en un gabinete 😀 .
  • Que las bandejas para discos rígidos no “miren” para el otro lado: de hacerlo, ayudaría muchísimo al ordenamiento del cableado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí