Inicio Reviews BlackBerry PlayBook – Review

BlackBerry PlayBook – Review

65
9

Mi malogrado viaje al BlackBerry Dev Conf 2011 impidió que este review incluya mi impresión sobre la siguiente versión del sistema operativo de la PlayBook, es más, esperé hasta el viaje para poder escribir el review porque pensé que la experiencia iba a ser distinta, es como escribir el review del iPad 1 a días del lanzamiento del 2, cosa que no me gusta.

En este caso será inevitable porque las cenizas volcánicas impidieron el viaje. Pero lo bueno es que este review sale de mi experiencia día a día con el producto por lo que tuve unos cuantos días como para conocer la PlayBook y entender como funciona.

Por un lado nos encontramos ante una tablet del formato “chico”, para aquellos que no saben las tablets se van filtrando solas en dos grandes grupos, las que tienen pantallas entre 5 y 7″ y las de entre 9 y 11″, la PlayBook es de las del primer grupo, comparable con la Samsung Galaxy Tab, por ejemplo.

Por otro lado el ambiente corporativo que otrora era la fuente de ingresos de RIM se ha ido expandiendo al consumidor final de una forma que nadie, ni ellos, esperaban, entonces ¿la PlayBook responde a esas necesidades? ahora lo averiguaremos.

Diseño

El diseño de la PlayBook es uno de los más logrados en tablets de este formato, cabe destacar que el sistema ya de por sí es tan distinto a Android y iOS que las necesidades son diferentes, pero la performance también.

Externamente es muy parecida a cualquier otra tablet, un borde grueso entre la pantalla y el exterior hace pensar que han desaprovechado mucho ese espacio, pero luego, en el uso diario y por ciertas características del sistema, nos damos cuenta que es necesario.

La construcción es elegante, con una superficie de goma negra antideslizante y opaca que es de mi gusto. Bordes redondeados pero no exageradamente, esquinas suaves.

El cristal de la pantalla es, lamentablemente como todas las tablets, muy brillante.

Los botones son muy pocos, el de encendido/desbloqueo en la parte superior, play, y volumen. Adicionalmente está el jack de 3.5mm para auriculares del lado superior derecho.

En la parte inferior los conectores, MicroHDMI, MicroUSB y un conector propietario de tres puntos para carga, innecesario con el microUSB pero allí está por si queremos cargar la batería al doble de velocidad. En la parte posterior se encuentra la cámara principal, en la parte anterior del lado de arriba está la cámara frontal para videoconferencias, sensor de luz y micrófono.

Es un equipo muy liviano, apenas 425 gramos, las dimensiones son cómodas para poder teclear en pantalla con dos dedos cual celular enorme, 192x130x10 milímetros.

En síntesis el equipo es más elegante que muchas, muy sólido, firme, duro, no parece plástico blando ni que se va a romper, en ese sentido es mucho más sólida que la Galaxy Tab de 7″, nada que envidiarle en ese sentido al iPad.

Hardware

El hardware de la PlayBook tiene una característica muy especial: no necesitará actualizaciones hasta el año que viene. Es decir, el problema del Tegra2 con el ancho de banda hacia la memoria no existe aquí porque desde un principio optaron por el TI OMAP 4430 con doble núcleo Cortex-A9 a 1Ghz y un GPU PowerVR SGX540 que es bien potente y se nota en su respuesta de video.

Donde otros han tenido que optar por acelerar mucho el hardware, el sistema operativo QNX le brinda a la PlayBook un rango extra de vida útil que hace mucho no se veía, hablaremos de eso más adelante. Recuerden no es ni Android ni iOS.

La pantalla TFT capacitiva de 16M de colores y resolución de 1024×600 con un tamaño de 7″ (densidad de 170ppi aprox) es más que suficiente y tiene un excelente contraste, tal vez no sean los mejores negros en algunas escenas, pero se ve perfecto siendo de las que he probado, una de las mejores en brillo/contraste.

Cuenta con acelerómetro para rotar la pantalla que funciona decentemente bien. No hay GPS, ni 3G, es tan sólo WiFi 802.11 a/b/g/n porque la idea es que mediante el Bluetooth 2.1 con A2DP, EDR se lo sincronice con un teléfono BlackBerry que sea éste el que brinde tanto datos como acceso a mail corporativo y agendas. Algo así como la vieja idea de la Foleo de Palm que nunca vio la luz.

La capacidad va desde los 16Gb a 32 y 64Gb dependiendo el modelo y cuenta con 1Gb de RAM.

Cuenta con dos cámaras, la principal de 5 MP, 2592×1944 pixeles, con autofocus y grabación de video a 1080p a 30 fps, la secundaria, frontal, es de 3MP. Además cuenta con salida de audio adicional y speakers estéreo que suenan bastante bien en interiores.

La batería es una de Litio-Polímero de 5300 mAh

Sistema Operativo y Software

El sistema operativo es tal vez una de las mayores ventajas de la PlayBook que, a la vez, está totalmente desperdiciada por la falta de software suficiente.

QNX se utiliza en avionas hasta automóviles, es un sistema operativo POSIX de tiempo real tan estable y eficiente que puede ser lo suficientemente confiable como para que la vida de muchas personas dependa de él. Se entiende que BlackBerry lo utilice ya que su foco siempre fue la seguridad empresarial.

De QNX nace el nuevo BBX, que, estimo yo, será QNX con algunas funciones que traía el BB OS, pero será 90% QNX, porque… ¡es mucho mejor! es multitarea real y es fácil de demostrarlo, tan sólo uno puede pasar de tareas mientras reproduce un video en full HD, contestar un mail, volver a ver la película, etc. sin que el sistema tenga un impacto de performance como en cualquier otra tablet.

Esto más que ventaja del procesador y el hardware es del sistema operativo. Al igual que iOS, el QNX de la PlayBook tiene que lidiar con un sólo hardware conocido, a diferencia de Android que debe ser más “abierto” a muchas plataformas y, por ende, resulta más ineficiente en ciertas tareas, principalmente la gráfica.

En este sentido la fluidez de la PlayBook es impecable, hasta envidiable, pero es la falta de software adecuado lo que más repercute en su contra.

Para comenzar, debido al concepto “Foleo” de usar la PlayBook como un “companion” de la BlackBerry tradicional, carecemos de cliente nativo de correo, agenda y calendario si no emparejamos la tablet con una BB. En mi caso soy dueño de un teléfono con Android, tengo todos mis contactos perfectamente sincronizados con mi cuenta de Gmail, mi GCalendar y todo lo que Google provee como servicios: perdido. No hay forma salvo que sea vía web.

Entonces uno opta por buscar en el App World, la tienda de aplicaciones de BlackBerry, y no encuentra casi nada. La cuestión es, si Android te ofrece e-mail+calendario+agenda de forma gratuita, no me podés cobrar en la PlayBook 10 dólares por algo que debería venir incluído. Suena hasta ofensivo porque no es un equipo barato.

Hay mucho software pago, pero uno no conoce la calidad de éste hasta que lo compró y hay mucho software basura al igual que en Android que no alcanza a satisfacer a ningún usuario demandante.

Ustedes dirán, pues bien, páguese la app que quiere, pero es simple, esto es un mercado y hay ciertas funciones que no se deben pagar en los rivales existentes, si quieren vender algo más que las pocas 200.000 que distribuyeron este año, necesitan ofrecer, como mínimo, las mismas funciones que la competencia y es aquí donde la PlayBook falla.

No hay cliente de Twitter, ni de Facebook, menos de Google+ ni de Google Maps, si hay de Bing Maps, pero nadie los usa. Con todo esto es evidente que la nueva generación de clientes de RIM, esos adolescentes que coparon sus teléfonos y el BBM, no se sentirán a gusto con la PlayBook precisamente ¡les falta lo escencial! ah, si, tampoco tengo BBM al no tener una BlackBerry para emparejar.

En vez de otorgar cierta apertura a esos clientes, el equipo está tan orientado a los negocios que se cierra a sí mísmo para un público pequeñísimo sin potencial masivo.

Por ejemplo, un punto a favor es que contamos con la suite Documents To Go incluída, tanto Word, Excel como PowerPoint soportados desde el vamos es un acierto. Pero carecemos luego de la posibilidad de sincronizar con Google Docs, por ejemplo, y gracias a desarrolladores argentinos ya hay una aplicación para Dropbox, por suerte.

Es el dilema de las aplicaciones, por ende uno termina en el browser. Basado en WebKit no es precisamente una maravilla por su eficiencia. Funciona bien para webs normales, pero apenas entramos en el mundo del HTML5 y el javascript infernal de sitios como Facebook, GMail, Twitter o G+ , se frena mucho y la experiencia pasa al nivel de tormento en ocasiones.

Parte de la culpa se la llevan estos sitios web que han sobrecargado sus páginas de manera tan brutal que es imposible hacer algo de forma tranquila ¿como puede ser que twitter requiera un procesador de dos núcleos y lo frene? es ridículo, pues bien, la versión html5 de Twitter es uno de los castigos del infierno de Dante básicamente.

A favor la PlayBook puede ejecutar desde el vamos cualquier cosa en Adobe Flash y Adobe Air, algo que los usuarios de iPad tal vez envidien al saber que aquí cualquier entretenimiento que requiera flash funciona, desde ver videos en cualquier sitio de videos sin convertir ni nada por el estilo, hasta poder implementar aplicaciones creadas en Adobe Air sin problemas, tan sólo hay que testearlas un poco y los desarrolladores contentos.

Pero… se carece de buenos desarrolladores, por eso el evento de San Francisco, RIM está necesitando que los developers presten atención a la PlayBook.

Todo este tema de las aplicaciones ha sido realmente un punto clave, tal es el motivo de la implementación de un emulador para aplicaciones Android. Esto no significa que podrán instalar con el Android Market, no, es que los desarrolladores podrán empaquetar sus apps de Android y ejecutarlas en QNX sin ningún problema, esto viene desde la versión 2 del sistema operativo pero todavía se encuentra en etapa Beta y no es accesible para el público general, deberé esperar.

Una PlayBook con aplicaciones de Android es lo más tentador que podrían ofrecerme. La tablet tiene un enorme potencial desde su sistema operativo, puede manejarlo sin problemas, inclusive emulando ciertas funciones de Android (la ventaja de los sistemas operativos POSIX como Unix, Linux, BSD y QNX) pero los usuarios lo necesitamos ¡ya!

Cámara de fotos

La cámara es limitada, como se puede esperar en una tablet, sin flash LED pero con una calidad decente para uso ocasional. La calidad de imagen deja mucho que desear, está rivalizando con la del iPad2 😀 igualmente a este último todos le ganan, a lo que voy es que apenas sirve para fotos ocasionales.

La cámara frontal es utilizada para videoconferencia y también hay un botón en pantalla para sacarse autofotos.

La capacidad de video es también limitada, todo es limitado pero principalmente por el software incompleto!

Sin muchas opciones de efectos o detalles, sin poder cambiar absolutamente nada ni la resolución ni calidad, la cámara es tan básica que se nota que el problema no es de hardware si no de software. Otro punto incomprensiblemente incompleto de la PlayBook.

Los controles posibles son proporción 4:3 o 16:9, estabilización, Deporte o normal (velocidad de obturador), nada más.

Aquí les dejo una pequeña galería de ejemplo.

Galería
click para ampliar

Y también un crop para que vean el ruido en una imagen con poca luz.

Multimedia

Una de las bondades del procesador dual y un buen GPU acompañados de QNX es la performance a la hora de reproducir contenido multimedia.

Por un lado el soporte full de Adobe Flash hace de la PlayBook una tablet que puede ver desde Youtube hasta Netflix o Hulu sin limitaciones de hardware, funciona todo muy bien, y eso me encanta. En este punto Apple y su negación de Flash no hacen más que perder ante las tablets que si lo utilizan porque en la web todavía existe MUCHO contenido bajo esa plataforma.

Youtube y Vimeo sin necesidad de aplicaciones extra ni conversión ¿que más pedir?

Pero además de esto también podemos ver videos con el reproductor nativo, 1080p sin problemas, pero, como todo reproductor de video stock, le faltan MUCHAS opciones, algo que es normal en la PlayBook pero también en Android o iOS, la falta de soporte a formatos “no tan comunes” o a subtítulos on the fly.

Yo entiendo que en EEUU rara vez le dan importancia a los subtítulos, pero que no exista soporte para los mismos les resta MUCHÍSIMO a cualquier sistema multimedia. Si las tablets son para consumir contenidos, no ver subitítulos es un problema.

Lamentablemente tuve que optar por la opción más ridícula: reconvertir las películas y “pegar” los subtítulos o comprar una aplicación de dudoso resultado y cruzar los dedos para que funcione. Opté por pegar y reconvertir. Horas y horas de procesamiento desperdiciado.

Por el lado de mostrar este contenido vía HDMI la PlayBook es genial, no sólo se puede comprobar la multitarea en el equipo, mostrando por HDMI algo mientras se hace otra cosa, si no que no hay un penalty de performance, QNX hace su trabajo excelentemente bien. Por ende podemos utilizar la PlayBook para hacer demos o mostrar hasta una película si queremos.

Conectividad

La conectividad está limitada al WiFi 802.11 a/b/g/n, como conté arriba la PlayBook está pensada para emparejarse con un teléfono BlackBerry, si se pierde señal WiFi se puede conectar uno por el 3G del otro equipo. Normalmente este Thetering funciona bien, pero el foco está en usuarios de la marca.

Para aquellos que no tienen una BB, además de faltarles aplicaciones de correo, sólo se pueden conectar por WiFi. Esto abarata ciertos costos como el de no necesitar otra línea, pero ni siquiera existe la opción del 3G, no al menos en esta versión de la PlayBook.

La conectividad es buena, en algunas pocas ocasiones no logré conectarme pero dudo que sea problema de la tablet, más bien de routers fallidos. La administración es sencilla.

Cuenta con una aplicación de videoconferencia que no me satisface, es tal vez la versión más primitiva de un sistema de contactos y conexión, parece una demo, no un programa en serio.

No por como funciona, si logran hacerlo funcionar la experiencia es similar a un Skype, pero, por ejemplo, agregar contactos es a lo animal, uno pone mail y nombre y si tiene suerte y acertó, lo usa, si no tiene agregado un contacto que apenas puede editar o borrar, no existe administración seria alguna, uno nunca sabe si el contacto está online o no, tan sólo prueba y si tiene suerte se comunica.

A diferencia de GTalk o Skype requiere que habilitemos puertos en nuestra red, algo que en ambientes corporativos ni podremos tener acceso y que para muchos es innecesariamente complejo a nivel hogareño.

La idea de que la tablet incluya esto está bien, pero es evidente que es un test a futuro, la realidad es muy pobre.

Batería

La batería de Litio-Polímero de 5300 mAh logra una buena performance, dura suficentes horas, hasta 7 de puro uso (está en el promedio para arriba de las tablets, el iPad es el más eficiente con más de 10 horas) y como se carga por el puerto microUSB cualquier cargador debería servir.

Mas no es exactamente así, por ejemplo el cargador de mi Motorola Milestone 2 no pudo cargarla y la tablet me avisó que dicho cargador no era suficiente, ni comenzó a cargarla. En el sentido contrario si funciona porque el de la PlayBook es bien potente parece.

Por esta razón también hay un opcional que se puede adquirir con un cargador que va en el slot propietario de tres pines que está junto al microUSB, carga el doble de rápido.

Conclusión

Excelente hardware acompañado de insuficiente software hace el hardware inútil. Esto le está sucediendo a la PlayBook, se equivocaron en una de las áreas que hoy en día resulta clave, el software.

Al no ser una plataforma abierta a lo Linux no se puede pretender que uno simplemente se sume a la PlayBook para desarrollar y gaste recursos como si no existiera otra opción. Si QNX fuese el único sistema operativo, si la PlayBook la única Tablet, hoy tendríamos miles de aplicaciones, millones, y usuarios contentos. Pero no.

La realidad es que para competirle al iPad o ganar alguna mínima relevancia en el mercado saturado de tablets Android, si uno encima tiene algo diferente, debe mostrar que es diferente por lo bueno. Pero no, RIM se equivocó en el software, no en el sistema operativo, si no en el planteo “restrictivo” de la oferta inicial.

La estrategia que deberían haber empleado es simple: contratar a 10 pequeños equipos de desarrollo, crear una app para mail, una para twitter, una para facebook, otra para la cámara de fotos, otra para el reproductor multimedia, otra para msn y gtalk, una más para google maps y luego para pequeñas apps cómodas y útiles. Y listo!

El resto iba a llegar por parte de los desarrolladores, pero faltándole lo básico, lo que uno primero quiere hacer al usar una tablet… no sirve.

Ansioso espero el update a la versión 2.0 del sistema operativo, ahí el emulador de Android permitirá empaquetar aplicaciones de este otro sistema operativo y aplicarlas en la PlayBook, y ese es otro cantar.

Si tan sólo una app como Seesmic puede mudarse a QNX con un poco de trabajo de developers, el escenario cambia drásticamente, es tan sólo elegir buenos partners y eso no lo han hecho.

El equipo es genial, un gadget tan bien hecho que no necesita hardware nuevo, necesita ¡software! el hard puede seguir vivo durante dos o tres años más, pero sin el software adecuado es un ladrillo caro e inútil.

Para aquellos que ya tienen un servicio de BlackBerry pueden emparejarla con su teléfono y extender su uso al mail, calendario y contactos, pero no es suficiente, hace falta mucho más que eso.

En este punto está a la altura del fallido proyecto Foleo de Palm, de hace unos años, la tablet como “companion” del teléfono, pero el mercado fue claro y habló por sí mísmo, quieren algo que les sirva para no estar tan pegados al teléfono también, no quieren estar obligados a atender el teléfono para distraerse o trabajar, y eso no lo provee la PlayBook por ese esquema de seguridad que en algún punto tiene que ceder.

Actualmente el uso que le doy a la PlayBook es de navegador portátil, casi no chequeo correo ,apenas twitter ya que su versión HTML5 es horrible, y muy pocas veces un video, por el tema de los subtítulos.

Así es, tengo un equipo al cual QUIERO darle 100 veces más uso pero no me deja. Es una sensación rara que me deja, me encanta pero me traba, me frena, y se que la solución está a un update de distancia, a una actualización de software.

Me encanta el formato, es cómoda, es potente, necesito el software que me permita sacarle provecho más allá de si tengo o no una BlackBerry a mano.


Lo Bueno

  • Excelente calidad de hardware
  • Pantalla de buena calidad
  • Performance multitarea del sistema operativo QNX
  • Buena duración de batería sin ser sorprendente
  • Salida HDMI
  • Sincronización con smartphones BlackBerry


Lo Malo

  • Sin cliente de correo y/o calendario si no se tiene una BB sincronizada
  • El browser es ineficiente en algunas páginas web con mucho javascript
  • La cámara podría estar mejor
  • Sin 3G ni GPS, sólo WiFi
  • Sin slot de expansión


Lo Feo

  • Insuficientes aplicaciones básicas
  • Muchas aplicaciones base son imperfectas, incompletas o simplemente inútiles
  • Poco énfasis en el consumo de contenidos hace la experiencia incompleta

9 COMENTARIOS

  1. Fabio, tengo una Playbook juntando polvo desde hace varios meses en un cajon; Dentro de todo lo que enumeras, lo que mas me irrita, que la sincronización del uso de la cuenta de datos, es por medio de un browser “capado”, no podes usar la Playbook al 100% con tu conex. de datos BB. El hardware es cierto, es fabuloso… pero así como están dadas las cosas… es un lindo portaretratos digital.

  2. dadas las cosas, mi perruna Coby Kyros 7020 (una gporqueria amigable porque no puedo adaptarle el modem huawei y solo tiene wifi) no tiene nada que envidiarle a una tablet de la gran siete… pero sin software 🙂

  3. tu review esta excelente pero te equivocas en algo deverias aondar un poquitin mas la playbook si que cuenta con GPS desde el momento de su lanzamiento arreglalo. yo lo uso y el gps de la playbook funciona a la perfeccion con google map sin necesidad de una conexion de datos ni wi-fi simplemente es satelital eso si devers provarlo en un lugar avierto porque si estas dentro de una casa con paredes gruesas no andara. pruevalo y veras si quieres te pongo capturas , la playbook si que tiene GPS amigo y funciona sin necesidad de ninguna conexion ni wi-fi ni de datos otro programa con el que lo prove fue con …locus.. tambien funciona con magellan compaz. jaja y ahora con el nuevo playbook os 2.0 es fabulosa ejecuta a la perfeccion miles de app y juegos android tal como si fueran nativas.

  4. yo tengo un BB 9800 y la playbook de 64. es increible como funciona para nada arrepentido con la compra. tengo varias aplicaciones cargadas y eso ha hecho que utilice mi notebook cada vez menos. ademas me compre un teclado verbatin inalambrico y conecto la playbook a la tele por hdmi y trabajo sobre la pantalla de la tv. aclaro, no se como sera sino se tenie un celular BB. yo estoy conforme. gracias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí