Inicio Procesadores Intel Medfield, conociendo el Atom para celulares por dentro

Intel Medfield, conociendo el Atom para celulares por dentro

0

El otro día comentábamos como Intel está presentando los primeros prototipos de smartphones con un procesador x86 dentro, pero ¿de que se trata el procesador Medfield? ¿cómo compite contra ARM?

Durante CES Intel realizó varias presentaciones y declaraciones, aquí en detalle un poco sobre el futuro competidor en el segmento móvil que traerá un año de muchas batallas hasta poder hacerse de un lugar en un mercado tan dedicado a ARM.

Hay un nuevo campo de batalla y me parece excelente que se de, x86 vs ARM y un 2012 que vendrá movidito en celulares.

El Medfield es un procesador Atom Z2460, con un sólo nucleo pero con la posibilidad de procesar dos threads (hilos) al mismo tiempo se encuentra a un nivel de performance superior inclusive que muchos ARM Cortex A9 que hay actualmente en el mercado.

Su máximo inmediato rival es el Cortex A15 que a mediados de año comenzará a invadir el mercado de tablets, pero aun con A9 de cuatro núcleos el Medfield tiene un buen nivel de respuesta.

El procesador es un SoC, System on a Chip, que incluye además del núcleo del procesador que alcanza los 1.6GHz, fabricado en un proceso de baja potencia de 32nm, unos 512Kb de Cache, un GPU PowerVR SGX 540 a 400Mhz, dos módulos para video 1080p, VDX385 y VDE285 para comprimir y descomprimir video en perfiles altos, un ISP Silicon Hive para procesar las fotos de la cámara, salida de video hasta 1366×768 y 1920×1080 (full HD) más dos conexiones con la memoria LPDDR2.

Todo eso en un encapsulado de un tamaño de 12mm x 12mm con tan sólo 62mm2 dedicados al integrado, un poco más grande que un Tegra 2, más chico que un Tegra3 o un A5 de Apple.

El CPU logra su cometido, mantenerse por debajo de 1W todo el tiempo, en reposo alcanza apenas los 18mW, durante una llamada 3G alcanza los 750mW, navegando llega al Watt y reproduciendo video baja hasta los 850mW, en concordancia con equipos con el Samsung Galaxy S II y el Apple iPhone 4S está igualito.

El CPU no tiene unidad dedicada para multiplicar o dividir enteros, utiliza la de punto flotante compartida, además cuenta con varios circuitos duplicados para permitier el Hyper Threading. En un punto buscaron un equilibrio en cantidad de circuitos y consumo energético.

En este sentido la modularziación del SoC ocupa un poco más de espacio pero le permite al procesador bajar voltajes de distintas zonas. A nivel general es muy parecido a un Cortex A9 pero cada núcleo es un x86 como ya tenemos en nuestras PCs, en performance bruta gana, al menos contra el A9. Será el A15 el que le presente batalla a nivel performance y ahí veremos quien manda.

El procesador varía el voltaje al igual que los más nuevos procesadores grandes de Intel, a 100MHz consume menos de 50mW, a 600MHz unos 175mW, a 1.3GHz que debería ser la velocidad default cuando se lo está utilizando el consumo llega a los 500mW y a 1.6Hz, reservado para el Turbo Boost, unos 750mW.

Intel sabe que puede mejorar esto, para ello está preparando la transición a 22nm (primero van los Ivy Bridge) así que tanto no les preocupa, podrán tanto subir los clocks como la cantidad de núcleos manteniendo y hasta reduciendo el consumo.

El GPU es bastante conocido por todos nosotros, el PowerVR SGX 540 está en casi todos los SoC que hay dando vueltas de TI, pero este está a 400MHz contra los 300MHz de un OMAP 4460 por ejemplo.

Intel tiene en planes el traspaso al más moderno PowerVR SGX 543MP2 ya que en ese sentido hay varios rivales utilizándolo y no se pueden quedar atrás, pero el apuro para llegar en término los hizo optar por lo seguro y ya testeado del 540.

Los dos procesadores de video el VDX385 y el VDE285 permiten descomprimir 1080p High Profile con un bitrate máximo de 50Mbps aunque Intel sólo se animó a probarlo con videos de 20Mbps en el CES, además de estos está el de la cámara de fotos, el ISP permite un rango de 5 a 16MP con unos 8MP como sensor utilizado en el equipo de referencia presentado.

La radio es un XMM 6260 HSPA+ con LTE en camino, la pantalla de 1024 x 600 es tal vez una resolución más de netbook que de teléfono.

Lo interesante de Intel es que Mike Bell, quien lidera el proyecto, tiene carta blanca de Paul Otellini para gastar lo que considere necesario y hacer del Medfield el nuevo caballo de batalla móvil.

Originalmente el plan apuntaba a MeeGo, pero la “traición” de Nokia los obligó a replantearse el escenario y apuntar a Android. Aquí yace otro problema, si bien Android hace rato que funciona en x86, no todas las apps lo hacen.

Aquellas que utilizan acceso directo a funciones específicas de ARM son un problema porque no funcionarían inmediatamente, por ejemplo juegos que hagan uso de 3D directo. El resto, un 75% calcula Intel, funcionarán sin problemas desde el día cero ya que Android utiliza una VM para ejecutar los programas: no necesitan ser recompilados para cambiar de plataforma mientras usen las funciones “normales”.

Para el restante porcentaje tienen planeado algo medio chino: Traducción binaria. Sin entrar en detalles porque Intel no lo hizo, sería como detectar cuando una app quiere usar una función de ARM y devolverle el resultado con una compatible a x86. Esto ya se ha intentado antes, de hecho, muchos emuladores hacen exactamente eso, pero tiene un penalty importante de performance salvo que exista una función tan parecida a la otra que tan sólo sea un pasaje de instrucciones.

Más allá de eso la posibilidad de otra opción, la apertura del ecosistema, le hará muy bien al mercado, más opciones, más competencia.

Intel se ha tomado muy en serio la idea de llevar el x86 a los móviles, sus diseños de referencia estan tan pulidos que sirven para ser copiados y usados, el Lenovo K800 es exactamente eso, el mismísimo diseño de referencia de Intel pero con otra marca.

Esto es parte de la estrategia de Bell (ex Apple y ex Palm) y es básicamente marcarle el camino fácil a los fabricantes para poder entrar por la puerta grande.

El 2012 nos depara un excelente escenario de batalla: x86 vs. ARM en territorio de ARM, hasta Windows será parte de la escena con el W8 para ambas plataformas. No creo que este año nos muestre un ganador todavía, veremos en un par de años…

Detalles completos en Anandtech, ArsTechnica

Artículo anteriorPlan de Roaming Fronterizo de Movistar
Artículo siguienteCES – YouTube nos adelanta el futuro de sus canales
TG Founder, editor principal y redactor incansable, tecnófilo y space lover, blogger y vlogger, no ingeniero, sólo autodidacta

Dejá una respuesta