Inicio Juegos E3 – día uno: Microsoft

E3 – día uno: Microsoft

0

Microsoft comenzó su presentación aclarando en qué se iba a basar la misma: exclusivamente juegos, lo que fue bien recibido por la audiencia. Claro, toda la carne ya está tirada al asador, ya presentaron la Xbox One, la nueva versión del Kinect, y esta largada inicial que se le está haciendo más dura de lo que preferirían (recordemos: tuvieron que ofrecer la consola sin Kinect), solo puede ser remontada atrayendo a los jugadores, algo que se logra con más juegos, y títulos exclusivos, de los cuales veremos muchos trailers. Más allá de la saga Halo, la más importante de la consola, Microsoft estuvo mostrando otras cosas.

Entre los juegos presentados, se encuentra uno nuevo que no pertenece a ninguna franquicia, llamado Scalebound. Es un juego de acción, desarrollado por Platinum Games, los creadores de Bayonetta.

Otro juego, que fue un éxito en la Xbox 360 y ahora volverá para la Xbox One, será el Crackdown, que tendrá al director del título original.

Algunos de los juegos que ya hablamos y mostraron no obstante fueron el Dragon Age: Inquisition, Tom’s Clancy: The Division, y el Assasin’s Creed: Unity. Habrá también un nuevo título del Dance Central (Dance Central Spotlight), de Tomb Raider (Rise of The Tomb Raider), de Forza (Forza Horizon 2), y Fable Legends.

Un título completamente nuevo es el Sunset Overdrive, que parece bastante atractivo, al mostrarse como una mezcla entre parkour (saltar y caminar por las paredes, colgarse de cables, etc.) y aniquilación zombie, todo de una manera muy caricaturesca.

Fue una sesión productiva para Microsoft, que mostró muchos títulos (aunque algunos compartidos con su competidor) para intentar ganar nuevamente a los gamers. Es importante destacar que al inicio y al final de su presentación, reconocieron los errores que cometieron en el pasado (con los anuncios de la E3 anterior, por ejemplo, de los cuales se tuvieron que retractar; el lanzamiento de la Xbox One que venía obligatoriamente con Kinect), y mostraron que están abiertos al cambio, promovido siempre por lo que quieran los jugadores.

El gran ausente, para algunos, fue el Kinect, ya que hubo pocos juegos (más allá del Dance Central Spotlight) que hagan uso exclusivo del periférico, mientras que la mayoría lo utilizan como un accesorio no obligatorio y para agregar pequeños detalles de juego (como control por voz).

Vía Usa Today, Electronista, Wired, TechCrunch.

Artículo anteriorE3 – día uno: Electronic Arts
Artículo siguienteE3 – Playstation TV

Dejá una respuesta