Inicio Telefonía y Celulares Ubuntu Touch llega a RTM

Ubuntu Touch llega a RTM

2

Se que el 99% de la gente dirá “¿Para qué otro?” “Si ya tenés Android” y mil argumentos válidos y sólidos, pero hay un lugar donde nadie puede estar conforme y es la tecnología, así que no me pidan que me quede en el molde aceptando lo que existe como una orden que deba acatar 😀 Si, me gustan los sistemas operativos y creo que necesitamos variedad.

Actualmente no existen sistemas operativos libres en telefonía que superen el 1% del mercado, tenemos Jolla, Tizen y, principalmente, Firefox OS, todos atienden distintos espacios y este último es el que más posibilidades tiene al sólo enfocarse en apps HTML5 y teléfonos MUY baratos, pero en el largo plazo los Android de menos de 50USD también se comerán a mi querido Firefox.

Ubuntu encaró por otro camino, un teléfono 100% Linux y trató de conseguir fondos para fabricar su propio hardware en una excelente intentona que no logró su objetivo y dejó un gusto amargo no contra Ubuntu sino contra la “comunidad”. Pero eso no mató el software y como fabricantes hay por todos lados (y más aun los que necesitan no tener que depender ni de Google ni de Microsoft), hay todavía un nicho para otro sistema operativo móvil, más aun, uno que busque la convergencia móvil-desktop de forma firme y consistente.

El primer hard que veremos para fines de año es el Meizu MX4, o algún derivado, con Ubuntu Touch de fábrica, será una “Ubuntu edition” obviamente porque el teléfono se vende en su versión Android, pero es un excelente paso, las specs del hard son todavía confusas al no existir confirmación oficial pero ya se habla de una versión Pro de Meizu con un Exynos 5430, 4GB de RAM y una pantalla de 2560×1536, en todos los casos es un teléfono con specs de primera línea, no uno barato.

El sistema operativo llegó a RTM, esto significa que ya tiene todas las funciones, el status “release to manufacturing” implica que lo que se ve ahora es lo que se verá en el modelo final sumándole correcciones a bugs, pero no cambios. De hecho, no es una versión final y los primeros testeos hablan muy bien aunque se cuelguen varias aplicaciones o funciones, es “usable”.

Ya sabemos que “usable” no es algo que pueda competir con ninguno de los establecidos, la palabra “apps” suena mucho más fuerte, por otra parte en este sentido hay ventajas por parte de un OS más libre que lo que se ofrece actualmente a la hora de portar aplicaciones. Otra potencial ventaja es que ejecutar aplicaciones de Android no es difícil gracias a diversos ports que han ido apareciendo, aunque esto no le ha servido de nada a, por ejemplo, BlackBerry y otros al intentar “invitar” al público con la posibilidad.

De todas formas lo que más me gusta, además de la interfaz que pueden ver en varias imagenes en este review de Softpedia, es la posibilidad de tener un sistema operativo por fuera de los “estándares” del mercado, algo fresco, así como MeeGo debería haber sido y no fue (Jolla cuenta como backup, pero no pudieron salir de su nicho ínfimo).

Esperemos ver un UT en el mercado, lo que leí hasta ahora es favorable y no veo por qué no cambiarse a un teléfono donde no esté el dígito controlador de empresas para las cuales uno es tan sólo un producto, ojo, también lo seríamos para Ubuntu, pero dada la experiencia del pasado, el problema siempre resultan ser los gigantes.

Artículo anteriorLenovo adquiere los servidores x86 de IBM
Artículo siguienteOnePlus Two, para mediados de 2015
TG Founder, editor principal y redactor incansable, tecnófilo y space lover, blogger y vlogger, no ingeniero, sólo autodidacta

2 COMENTARIOS

  1. Si bien me agrada que haya nuevos competidores como Ubuntu o Firerfox OS que puedan, potencialmente, disputarle la actual hegemonía a Android, siempre tengo mis serias dudas sobre qué grado de "libertad" pueden llegar a ofrecerte estas alternativas. Porque, por ejemplo, tengo entendido que Ubuntu y Firefox OS utilizan los mismos drivers de Android y creo que también comparten otros componentes. Y es sabido que no son de código abierto (los drivers, al menos). Es decir, nunca tenés el control "real" del dispositivo, por lo tanto, nunca podés sacarle el máximo provecho. Lo máximo que podés lograr, en este sentido, es "rootearlo". Por supuesto, siempre estoy hablando de los dispositivos que apuntan al mercado masivo y tienen apoyo de alguna gran empresa, y no a iniciativas aisladas que intentan ofrecer algo realmente diferente al usuario de móviles.

    Saludos!.

Dejá una respuesta