Parece que vuelve la moda de las pantallas secundarias traseras pero en esta versión con mini-pantallas para ayudar a las selfies o funciones básicas, nada exagerado. En el caso del Mi 11 Ultra veremos esto.

Pero no es la única novedad en el equipo, por dentro Xiaomi incluyó el Snapdragon 888 de Qualcomm que es EL procesador del año en el mundo Android pero para no ser menos además incorporó el sensor ISOCELL GN2 de Samsung en sus cámaras. Además del SOC cuenta con 12GB de RAM y 512GB de almacenamiento.

La pantalla es una AMOLED curvada en sus cuatro lados con unos 6.81″ de tamaño y 3200×1400 pixeles de resolución, refresco de 120Hz y sensibilidad de 480Hz, brillo de 1700 nits, HDR10+ y Dolby Vision con un sensor de huellas dactilares por debajo de la misma y un sólo hueco para la cámara de 20MP de selfies frontales.

La pantalla secundaria es una pequeña AMOLED de 1.1″ a 294×126 que se usa para informar estado y como pequeño espejo si uno quiere usar la cámara principal para tomar selfies que, usualmente, logra mejores capturas que la frontal.

Esta cámara cuenta con un sensor de 50MP f/1.95 con el sensor GN2 que tiene grandes pixeles de 1.4um que permiten mejor captura de luz, autofoco “Dual Pixel Pro”, además se suma una ultra-wide/macro con un sensor Sony IMX586 de 48MP y otra con zoom óptico de 5X (10X híbrido, 120X digital) y mismo sensor.

Como corresponde a este SOC el equipo puede capturar video en 8K con sus tres cámaras posteriores con preview de cómo se ve cada una para elegir la mejor, además de poder capturar dos videos a la vez con dos equipos linkeados, algo genial pero que difícilmente encuentres cómo hacerlo en el mundo real 😀

La batería es de 5000mAh con carga rápida de 67W tanto por cable como inalámbrica, parlantes estéreo, puerto infrarrojo (esto ya casi ni se ve!), NFC, dual SIM, y todo esto en 8.38mm de grosor y un peso de 234 gramos.

El precio en China comienza en los 5999 Yuan que son alrededor de USD 910 para el modelo de 8GB/256GB y 6999 yuan (USD 1070) para el de 12GB/512GB.

Dejá una respuesta