Inicio Procesadores Ampere lanzará su propia arquitectura a 5nm y con 128 núcleos

Ampere lanzará su propia arquitectura a 5nm y con 128 núcleos

0

Ampere es poco conocida en el ambiente tecnológico porque sus productos sólo apuntan a servidores pero la empresa, fundada en 2017 por el ex presidente de Intel Renée James, está dando mucho que hablar con sus procesadores y ha presentado un interesante roadmap a futuro.

Con James pasaron a Ampere unos cuantos ingenieros de primera línea de Intel y decidieron crear un CPU basado en ARM para servidores, bastante bien les ha ido porque en ese segmento ofrecen una performance genial con su Altra Quicksilver de 80 núcleos.

Pero estos diseños dependen de lo licenciado a ARM, lo que se viene ahora es su propios núcleos así como está haciendo Apple y planea también Samsung, dejar de depender tanto de lo que decide ARM, que suele ser más genérico, y empezar a desarrollar para el uso específico que se desea.

Los Altra Q hoy por hoy pueden pelearle cabeza a cabeza a los mejores CPU de AMD e Intel aun en las mismas tareas así que la marca tiene muchas posibilidades de crecer en este sentido con diseños de menor consumo, así los nuevos procesadores que verán la luz desde 2022 se fabricarán en el nodo de 5nm (actualmente sólo usado por Samsung y Apple), y la nueva generación “Mystique” incorporará 128 núcleos en vez de los 80 actuales.

Este procesador repetirá la arquitectura Neoverse N1 de los núcleos y será el Altra Max, con un TDP de 250W con un 60% más de núcleos que el Altra Q y el doble que su principal rival en el segmeno, el Graviton 2 de Amazon, pero esto sólo mejora de una forma predecible la performance y deben escalar en todo el resto del diseño para reducir el consumo por núcleo y mejorar la performance de cada uno.

Aquí es donde viene la siguiente etapa, reemplazar los Neoverse por un diseño totalmente especializado de la marca , esto llevará el nombre de “Siryn”, reemplazará a los Altra Max con una arquitectura propia. Algo bastante raro de ver hoy en día porque uno podría haber esperado una reversión del Noeverse de ARM , esto apunta a Ampere en una dirección totalmente distinta.

Según la firma esta había sido la idea desde un principio, partir desde ARM pero diferenciarse más adelante con una arquitectura propia, algo que les ha llevado poco más de tres años en madurar. La razón de todo esto tiene su lógica: sólo de esta forma pueden superar en performance a los rivales y no depender tanto de las novedades de diseño de ARM y adelantarse a nuevas ideas. El punto es siempre el mismo, ARM apunta a un uso muy general y Ampere a uno especializado en datacenters donde está el core de su negocio.

Hay que tener mucha confianza en uno mismo para animarse con una nueva arquitectura (aunque en el fondo se parezca mucho a las existentes), por ejemplo Marvell abandonó el desarrollo de sus ThunderX para usar los Neoverse de ARM, pero también Qualcomm se hizo con NVidia teniendo en cuenta que la única forma de salir de la línea marcada con ARM es con trabajo propio y es lo que ha hecho Apple con tanto éxito en el M1.

Pueden leer un artículo muy completo al respecto en Anandtech

Dejá una respuesta