Inicio Aviación ¿Qué problema tiene EEUU con el 5G y los Aeropuertos?

¿Qué problema tiene EEUU con el 5G y los Aeropuertos?

0

Se está hablando mucho en estos días por los problemas de integración de las redes 5G en aeropuertos de los EEUU pero ¿Por qué tanto alboroto? ¿Generan interferencias? Pues sí, parece que sí pero no en todo el mundo ¿Por qué?

Las compañías de telefonía de EEUU están en riña con los aeropuertos y el gobierno por un simple problema: interfieren con los sistemas de los aviones. Cualquiera aquí se preguntaría si esto se repite en todo el mundo pero no, resulta que es un problema muy particular de ellos.

La FAA autorizó momentáneamente la implementación de la red en 50 aeropuertos requiriendo una zona “buffer” para no interferir, el plan de instalación está avanzado y ya aprobó cinco modelos de radioaltímetros que usan los Boeing 737 a 777 y Airbus A310 a A380 que no tendrían problemas.

El problema depende del tipo de radioaltímetro ya que opera en una frecuencia cercana a la de 5G sin ser la misma. Esto podría generar un accidente ya que las antenas están justo donde debe aterrizar el avión y, cuanto más cerca, más posible la interferencia.

Para la FAA es un dilema entre el deseo comercial de expandir la red de 5G y la seguridad de aviación, pero sabiendo como es EEUU es obvio que la presión comercial siempre es muy fuerte.

Ahora bien, en Europa no tienen ese problema y ya tienen instaladas antenas de 5G, uno diría que algo raro hay pero no, es muy sencillo, una serie de factores que ya se analizaron y que las compañías acataron sin discutir tanto.

Primero la potencia utilizada es mucho menor, antenas de 631 Watts contra las de 1585W de los EEUU que, con esto, se ahorran antenas. Los europeos prefieren poner tres antenas en vez de una, o, más bien, no les queda otra opción porque esa es la regulación.

Hay toda una zona de buffer que en Europa es de 96 segundos, es decir, en esa zona (el minuto y medio final del aterrizaje) no hay antenas apuntando en esa dirección, en EEUU pretendían una zona de 20 segundos solamente, y luego las antenas europeas se apuntan hacia abajo, no en la horizontal. Esto reduce notablemente el alcance pero no interfiere a los aviones.

Otra aclaración: no es el teléfono de las personas el problema, son las antenas grandes de las compañías de telefonía que para ahorrarse dinero pretenden instalar unas pocas grandes antenas en vez de muchas pequeñas de menor alcance.

VIAFAA
Artículo anteriorAmazon anuncia el nombre de su serie de El Señor de los Anilos
Artículo siguienteSteamDeck suma soporte para el anticheat de Epic
TG Founder, editor principal y redactor incansable, tecnófilo y space lover, blogger y vlogger, no ingeniero, sólo autodidacta

Dejá una respuesta