Inicio Procesadores La discontinuidad de NVidia, Kepler móvil

La discontinuidad de NVidia, Kepler móvil

55
0

En los últimos tiempos competir en la época del ARM es todo un desafío pero a la vez una oportunidad, a diferencia del mercado del x86, cerrado para sólo dos competidores y no mucho más, el de ARM es mucho más diverso y entretenido y, a la vez, desafiante.

NVidia entró tarde al mercado pero era inevitable, el negocio de los GPU tiene un futuro sombrío y al no poder ofrecerlos junto a un CPU como hacía AMD estaban a merced de Intel que también intenta crear los propios.

En cambio en los móviles hay mucho espacio para moverse con los GPU, hay competidores, pero no hay una tecnología final ni definida, además, con sólo enfocarse en OpenGL tienen un estandar definido por lo que cualquiera puede ingresar.

De esta forma Nvidia con sus SoC Tegra viene intentándolo pero es en el área del GPU donde todavía no lograban replicar el trabajo de las grandes placas de video que tienen en un formato de bajo consumo como los ARM, bueno, eso parece cambiar un poco.

El plan de NVidia es llegar a 2014 con el primer SoC con un GPU Kepler que va a cambiar radicalmente la performance gráfica móvil, por un lado el mismo trabajo con ARM para el CPU contando con un ARM Cortex A15 mejorado, seguramente el 4+1 que ya usaron en el Tegra con un core extra más liviano para tareas simples y los cuatro (o más) cores pesados para lo importante. El proceso de fabricación es probable que se mantenga en el de 28nm, aun así el plan apunta a 20nm a 2015.

El tema aquí está en Kepler, el GPU, con unos 192 núcleos CUDA y llevando, por primera vez, el poder de un GPU móvil a la performance de una placa de video discreta de PC de escritorio, si, suena exagerado y hasta no verlo en vivo no sabremos si es posible mantener un consumo bajo en esto, pero el plan es superar la capacidad de una GTX 8800 o una PS3 para darles una idea.

El mismo gráfico muestra el objetivo de desbancar al máximo exponente, el iPad 4, y notar la diferencia en órdenes de magnitud directamente ¿es esto posible?

Estamos hablando de apenas un año adelante, es decir, no es puramente teórico, el trabajo en los procesadores empieza años antes, esto implica que NVidia ya tiene valores preliminares y probablemente apunten en este sentido. Ahora bien, el gráfico habla de GFLOPS , no de ancho de banda de memoria, donde NVidia ha tenido muchos problemas en sus Tegra, ahí se ve la performance REAL y final que tiene un SoC.

Ofrecer 5 veces la potencia en punto flotante que el PowerVR SGX 554MP4 (el del iPad 4) es prometer mucho, estamos hablando de algo así como 400GFLOPS y considerando los 192 cores CUDA con 2 FLOPS cada uno (da 384FLOPS por ciclo) necesitarías un reloj a 1GHz para poder alcanzar los 400GFLOPS, esto, aun considerando los 28nm del proceso de fabricación, implica mucho calor para un smartphone y una batería imposible.

Pero NVidia durante el Siggraph no habló de gigahertz todavía así que es porbable que esta sea la diferencia de performance en laboratorio y luego en un equipo real se use un clock a la mitad de potencia, igualmente sería casi tres veces la performance que el mayor exponente actual, no mucha diferencia pero sin dudas bien por encima de lo que hay hoy en día.

Ya pensar en tener la performance de una PS3 en un móvil es algo que da para idear mucho, considerando el proyecto Shield que ya empezó a mover públicamente NVidia nos da también la perspectiva de cómo estan buscando posicionarse como los que mandan a la hora de hablar de Gaming en portátiles, no en software, en hardware ¿será NVidia el futuro XBox o Playstation? no lo sabemos pero sin la performance de éstos sería imposible lograrlo.

Kepler oferce APIs OpenGL ES 3.0, OpenGL 4.4 y DirectX 11, en ese sentido no hay quien pueda rivalizarle todavía y esto le abre la puerta a todos los frameworks de desarrollo existentes, en paridad con una PC de escritorio o una notebook y hasta una XBox, a la larga es mayor probabilidad de juegos portados a móviles.

El Kepler tiene un canal de alimentación separado para el GPU, por lo tanto es fácil medir el consumo dedicado a los gráficos y separado del resto, en ese sentido en las demos estan logrando unos 900mW corriendo a la misma performance que un iPad4, con un total de 2.6W y aun así el Kepler es capaz de ofrecer gráficos muy buenos a 1W y esto en un equipo de prueba sin refinar.

Si logran mayor performance y menor consumo que un A6X, el líder actual en esa relación, estarían quebrando una importantísima barrera en el mercado móvil porque esto abriría la posibilidad de jugar en móviles títulos como los que hoy en día encontramos en una PS3 o XBox360 con una duración de batería acorde y sin quemarnos las manos, eso es una revolución, o más bien una evolución porque viendo el camino trazado en móviles todo hace pensar en el entretenimiento como fin esperado.

Aun sin el Tegra 4 en el mercado todavía, el NVidia Logan con el GPU Kepler ya está siendo anunciado, falta más de un año seguramente, pero es interesante ver la velocidad en la que necesitan hacer anuncios para mantenerse vivos aun a costa de canibalizar sus productos más recientes, pero claro, un SoC para móviles con la misma tecnología que un GPU de escritorio es… para comentar al menos.

Más sobre el Logan-Kepler en Anandtech

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí