Inicio Gadgets Smartwatches ¿Cuan Smart son?

Smartwatches ¿Cuan Smart son?

38
4

Ante el lanzamiento durante el IFA del Samsung Galaxy Gear me surgió una discusión interna ¿Son realmente inteligentes estos relojes?

La cuestión es que la mayoría de los diseños de “Relojes inteligentes” son más bien acompañantes de un celular ya existente en nuestro bolsillo, no son enteramente independientes, necesitan de otro dispositivo para estar completos.

La computación “vestible” está todavía muy por debajo de la fantasía de los ingenieros y de los clientes potenciales, aun así, es todavía algo que la gente no “necesita”, simplemente no hay razón real para utilizarla, pero como en tecnología y gadgets la mayoría de las cosas no lo son, lo que separa a los consumidores de estos dispositivos es cuanto se pueda hacer o no con ellos…

Analicemos un poco ante qué nos encontramos

Qué puden hacer y que no

Los supuestos relojes inteligentes son casi inusables. No lo digo con maldad, todavía falta avanzar muchísimo en un tema en el que todos vienen trabajando a destajo: reconocimiento de voz.

Con esto hay dos problemas, el primero obvio es poder de procesamiento, en un smartphone de primera línea ya tenemos procesadores de cuatro núcleos a más de 2GHz, el procesador dejó de ser un problema serio hace ya un par de años, pero el tema está en los algoritmos y las bases de datos de conocimiento, la mayoría no se encuentran en tu celular, sino en los servidores de la compañía que brinda el servicio.

Esto implica reconocer tu voz FUERA de tu teléfono, sumemos tiempos, 300ms hasta que se conecta al servidor, 50ms más para enviarlo, 100ms para devolver los datos, listo, en 500ms aproximadamente llega la respuesta, esto significa que si logró entender qué le dijiste, como mucho, obtenés la respuesta medio segundo más tarde, sí y sólo sí el 3G funcionó. Es demasiado.

Por ende el reconocimiento de voz tiene que ser perfecto y en el instante, sin usar la radio, cosa que no siempre está disponible. Conclusión: No pueden reconocer tu voz.

Por otra parte uno espera que un smartwatch sea lo suficientemente inteligente como para operar independiente a un celular, pero eso no sucede, todos deben conectarse por bluetooth a uno por varias razones.

La primera es la falta de potencia que se puede poner en el volúmen de un reloj de un tamaño decente. La mayoría de los modelos actuales cuentan con procesadores de un sólo núcleo a 800MHz y baterías de 300-400mAh, esto implica que no se puede procesar mucho allí, se necesita sí o sí volcar el peso de la tarea en el smartphone.

Si tuviésemos un dual core a 1.2GHz la batería duraría cinco horas ¿Se imaginan con un reloj que a mitad de jornada ya se descargó completamente? lo tiraríamos a la basura.

Por ende no son ni dispositivos independientes, ni pueden durar mucho ni son potentes, ¿Realmente son smart? no lo suficiente.

El reloj perfecto

Si quisiéramos un reloj inteligente perfecto debería tener un procesador suficiente, permitirme hacer llamadas de forma independiente sin depender de un teléfono, reconocer mi voz al instante sin consultar a un servidor, durar todo el día o dos días con una sola carga de batería, un tamaño tan reducido que resulte cómodo en la muñeca de cualquier persona, estos requerimientos, con la tecnología actual, son imposibles de cumplir. Punto final a la discusión.

Piensen en por ejemplo el Google Glass, no cumple con estos requerimientos tampoco y sólo agrega como ventaja una interfaz gráfica que uno ve todo el tiempo, pero también depende del reconocimiento de voz para poder recibir órdenes y ni hablar que la batería le dura como mucho seis horas.

No existe en el mercado actual, ni en los lanzamientos recientes, un reloj inteligente que yo me atreviese a recomendar pero eso no significa que sean inútiles o que, si tenés el dinero suficiente, sea incorrecto comprarlo.

Lo cierto es que estamos en esa primer etapa donde la carrera arrancó y los competidores estan tratando de aprender cómo hacerlo, cómo competir y, principalmente, creando la tecnología para lograr ganar.

Otros dispositivos, no tan pretenciosos, como las bandas para hacer ejercicios que obtienen información de tu salud (Nike, Jawbone) al menos encontraron el camino por la simplicidad y ese es un excelente camino, a tener en cuenta.

En vez de pretender todo, pretender menos pero hacerlo excelentemente bien. Por su lado Motorola había intentado con el ACTV que estaba entre el smartwatch y una banda deportiva, pero ¡es enorme! no es cómodo para alguien que sale a correr, por ejemplo, y es el problema de lanzar un producto antes de su tiempo, es innovador, pero no vende si no es perfecto.

Los competidores

Samsung lanzó el Galaxy Gear, es la primer iteración, ya vendrán nuevos equipos, mientras tanto tiene el gravísimo problema de sólo ser compatible con la Galaxy Note 3, es decir, no hay otro teléfono con el que se pueda usar y sí o sí depende de un teléfono, ridículo condicionamiento y, queda clarísimo, Samsung no quiere que se pueda usar con nada de la competencia.

Sony lanzó ya su segunda versión del Smartwatch que es mejor en varios aspectos al Gear salvo en interfaz que no cambió mucho, es otro de los que apuesta fuerte a esta nueva generación.

Motorola, como ya mencionamos, había lanzado el ACTV pero no hay noticias de una segunda versión y, al ser parte de Google ahora, lo más probable es que toda la energía esté en el Google Glass que haría inútil la necesidad de un reloj.

Qualcomm sorprendentemente también presentó un smartwatch en IFA, el Toq con un par de características únicas como la carga inalámbrica y una pantalla color Mirasol (es una genial tecnología), comparable con una e-ink pero color, durando la batería mucho más, auriculares inalámbricos y bluetooth pero también, como los otros, depende de un teléfono para estar completo.

Estan por llegar equipos de Apple, Google, Microsoft y LG, además del ya existente Pebble la cuestión es que es un mercado nuevo pero que de aquí a un par de años será lo común, lo normal, tener un reloj que esté plenamente sincronizado con tu teléfono.

¿Existe una necesidad? ninguna! pero en el momento en que un reloj inteligente SEA inteligente y realmente dure su batería, sea pequeño… listo, estamos condenados, todos tendremos uno o ¿acaso el celular era imprescindible para nuestra vida hace 20 años? hoy no podríamos vivir sin uno 😉

4 COMENTARIOS

  1. Te olvídaste del Omate Truesmart o lo dejaste afuera porque es un crossfunding?
    No se más que lo que se lee y el soporte de muchos de la comunidad open, tendría todo aquello que ves como \"faltante\" y quizás consuma más batería en su versión celular

  2. La verdad que me resulta fastidiante que no lanzen un producto verdaderamente productivo, para mi la escusa de \\\\\\\"es la primera generación\\\\\\\" no sirve ya en estos tiempos en donde tienen mucha experiencia en smartphones y esto es algo que va a la par de uno, tendrían que tener en cuenta todos los errores cometidos con los anteriores smartphones y salir a la calle con smartwatches sin problemas de autonomía y como recalca Fabio procesamientos de datos. A veces pienso que ya tienen todos los smart siguientes para 3 años,y q sus supuestas mejoras/actualizaciones solo son para ganar mas dinero en vez de entregar un producto final jajaja!

  3. Thearc77 dijo:
    [quote]Te olvídaste del Omate Truesmart o lo dejaste afuera porque es un crossfunding?
    No se más que lo que se lee y el soporte de muchos de la comunidad open, tendría todo aquello que ves como \"faltante\" y quizás consuma más batería en su versión celular[/quote]

    cuando esté a la altura de una producción masiva y no un nicho ínfimo, podríamos tenerlo en cuenta pero ¿que puede hacer contra un LG o un Samsung? ser comprada como mucho 😛

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí