Inicio Gadgets Mis primeros 100 días con Google Glass

Mis primeros 100 días con Google Glass

58
2

Aclaración: Este es un review de un editor de ReadWrite, lamentablemente no tengo un Glass en mi poder. Pero me pareció que la nota vale la pena, asi que la traduje para ustedes.

"¿Qué son esos anteojos que estás usando?"

"Se llaman Google Glass. Permiten navegar, enviar mails, sacar fotos, etc"

Así comienzan las conversaciones que tuve cientos de veces. Nunca he visto tanta fascinación con un producto nuevo como con el Google Glass. El iPhone original, que compré el primer dia que estuvo disponible, ni siquiera se acerca.

¿Cómo obtuve mi Glass?. Estaba en el lugar adecuado en el momento adecuado. En el evento anual de la compañía Google I/O, tuve la chance de registrarme para el programa Glass Explorer, que me dio la opción de conseguir un prototipo cuando estuviesen disponible.

 

Mi primer encuentro con Glass

En enero, cuatro meses antes de que fueran enviados los primeros aparatos, Google me invitó a mi y a otros 80 desarrolladores al primer evento Glass en San Francisco. La mayoría de lo que pasó durante ese evento está todavía bajo un acuerdo de confidencialidad, pero debería ser obvio que muchos de los que estaban ahi eran increíblemente inteligentes. Mi equipo construyó el primer lector de código de barras y chequeador de precios para Glass.

El día en que lo conseguí finalmente fue el 2 de mayo de 2013, y lo tuve puesto desde ese momento todos los días.

Muchos artículos ya cubrieron el hardware de Glass; para ser simple, Google hizo un muy buen trabajo de diseño. Glass es liviano y no invasivo. La pantalla se ve muy bien, aún con luz de día, y la cámara y el procesador son excelentes para un aparato tan pequeño. La vida de la batería, por otro lado, es el cuello de botella: con un uso intenso, puedo descargar la batería en media hora. Espero que esto mejore con el tiempo; tiene que mejorar, para que Glass sea viable.

Google ha decidido no permitir a personas con lentes de aumento utilizar el Glass. Efectivamente, Google dice que quienes necesiten anteojos no deberían usarlo, y que quienes tengan visión perfecta tienen que acostumbrarse.

 

Glass en el mundo real

Conocer gente es definitivamente un punto fuerte en las características de Glass. El aparato llama la atención dondequiera que vaya -supermercados, shoppings, incluso por la calle. Viejos y jóvenes, ricos y pobres, tecnófilos y tecnófobos. La gente que nunca escuchó de Glass pregunta qué es, y los que saben quieren probarlo.

 

Y yo estoy feliz de que lo hagan. Más de 300 personas hay probado mis Google Glass en los últimos 100 días. Algunos arrancaban con un GUAU!, seguido por un par de minutos de confusión. La frustrante realidad es que Glass no es tan intuitivo para los que lo utilizan por primera vez. Un chico de tres años puede agarrar un teléfono o una tablet, ver filas y columnas de íconos de colores, y efectivamente realizar una acción. Glass requiere más práctica.

¿Y la atención recibida?. Fue genial al principio, pero llegó a cansarme. Muy seguido llevo el Glass en mi cuello, asi menos gente lo nota.

No hay realmente una etiqueta establecida para utilizar una computadora en la cabeza, pero después de unas pocas semanas las reglas se vuelven claras: en un restaurante, en una reunión, en una conversación, Glass tiene que irse. Es como auriculares para sus ojos; aún cuando no estén en uso, es un signo de falta de atención y no es respetuoso para los demás.

 

¿Para que sirve realmente Glass?

Tomar fotografías es mi uso más común de Glass. Instalé una aplicación que me permite pestanear para sacar una foto. Esto incrementó dramáticamente la cantidad de fotos que saco. El video es muy bueno, dado que no tengo que sostener una cámara en frente de mi cara, grabo sin esfuerzo todo lo que deseo.

Como uno podría esperar, buscar en Google es simple. ¿Qué tan alto es el Empire State Building? (443 metros). ¿Quien fue la primer persona en el espacio? (Yuri Gagarin). ¿Cuándo se construyeron las pirámides? (2584 AC). Si la respuesta está en la base de Google, la obtengo sin esfuerzos.

Con la actualización XE7, Google agregó un navegador. Lo uso para leer noticias y mirar el puntaje de las películas en IMDb. Me restrinjo a un puñado de sitios que están optimizados para celular; de otra forma, leer texto es mucho esfuerzo. Y además drena la batería.



Finalmente, la capacidad de traducción el Glass es impresionante. Puedo pedirle a Google que traduzca algo en cualquier idioma, y escucho la traducción junto con la fonética en inglés en la pantalla. Desafortunadamente, el tiempo que requiere decirle a Glass la frase a traducir hace esta característica poco práctica en el mundo real. En mi viaje de dos semanas a japón, no utilicé la traducción ni una vez.

 

El problema con Glass

Glass está desarrollado para hacer muchas cosas que un teléfono puede hacer, pero las hace a medias. Puede buscar en Google, pero es incómodo leer las páginas de resultados. Puede enviar mensajes, pero depende de una transcripción de voz imperfecta. Puede postear en Facebook, pero no hay forma de ver las actualizaciones de estado de mis amigos. El problema con Glass es que no hace muchas cosas que aprovechen su pequeño tamaño.

En realidad, lo que Glass necesita ser es una plataforma de realidad aumentada. Cuando vea texto en un idioma extranjero, que lo traduzca. Cuando vea una el cartel de una casa en venta, que me informe el precio. Cuando vea un producto, escanee el código de barras y me diga si está más barato online. Cuando miro a una persona, que me muestre su historia profesional. Puede parecer un poco terrorífico, pero sería útil.

Si Google libera a la venta Glass hoy, seguramente fallaría. El producto es hoy corto en capacidades, vida de la batería y facilidad de uso. Incluso la fecha prevista del 2014 me parece demasiado pronto. Google dice que Glass es un compromiso a diez años, y van a necesitar cada minuto.

Entonces, es Glass el futuro? Si y no. Glass es el futuro como las tablets con Windows XP fueron el futuro. En ambos casos, se trata de una compañía intentando modificar un mercado, pero perdiendo la humanidad que hace a un producto un éxito. Alguien, en algún momento, hará este producto bien. Podría ser Google, o podría no serlo. El futuro está para que alguien lo desarrolle.

 

 

Via ReadWrite

2 COMENTARIOS

  1. Yo creo que Google lo ha hecho muy bien con Glass, lo ha lanzado mucho antes de tiempo, con un producto que aun no es comercializable, pero es cierto que si el producto no está en el mercado nadie va a hacer las apps que hagan que cuando salga una versión realmente final esta valga la pena.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí