Empezaron a operar los nuevos servicios de streaming de juegos pero ¿Tienen sentido para nosotros? Aquí trataré de dar algunas explicaciones de qué es, a quién le serviría y si en nuestro mercado tienen algún sentido.

En pocas palabras el streaming de juegos significa que el juego en sí se ejecuta en el servidor y lo que no ve es como si estuvieran transmitiendo a distancia lo que sucede en un Televisor o monitor a tu dispositivo. Esto tiene una ventaja, podrías jugar en un teléfono de gama media o media baja un juego de PC con todas las specs al máximo sin necesitar el hardware necesario para ello.

Suena fantástico pero ¿Es realmente así? ¿Funciona? ¿Y el costo?

Son las preguntas lógicas para gamers de todo el mundo, especialmente mercados emergentes, donde la pregunta va derivando en una simple y angustiante palabra: latencia.

La latencia, el tiempo de respuesta entre juegador y juego es crucial y una de las razones por las que servicios como Stadia o xCloud comienzan sus operaciones en países donde la conectividad está en niveles aceptables para este tipo de servicios, no sólo por ancho de banda sino por tiempos de respuesta.

Pero aun en estos escenarios ideales los primeros reviews dan por cuenta que la latencia sigue siendo un problema (para mi es inevitable e imposible de corregir para juegos muy dependientes de esto como los FPS) porque ninguno de los juegos disponibles en el momento fue pensado con esto como limitación original.

Imaginen un FPS, uno tiene que disparar en una fracción de segundo al ver al rival, imagen que ya tardó más de 50ms en llegar, el mensaje se envía al servidor pero tarda otros 50-100 ms en ser enviada, recibida y procesada, para entonces ya pasaron más de 150ms que es, además, el tiempo de respuesta normal de nuestro cerebro por lo que ya perdimos un “ciclo” entero, el mensaje tiene que llegar con su resultado, más de 200ms.

Si alguna vez jugaron a un FPS saben que un ping de 200ms es la muerte, uno de 80ms te deja jugar, los torneos se hacen a menos de 10ms. Ese exceso de tiempo provoca un delay entre la orden y lo que el servidor procesa que se puede compensar con predicción, algo que muchos juegos ya aplican hace años, pero que no todos los juegos han preparado para este tipo de servicios. ¿Se puede mejorar? Sin dudas, lo que no se puede predecir, en cambio, es el movimiento errático del jugador (a veces necesario para evitar que te disparen en un FPS) por lo que sigue siendo un resultado ambiguo y es lo que provoca que muchos desistan de Stadia.

Aun con servidores locales (poca distancia) se puede lograr un muy buen resultado y ahí vuelvo a la limitación geográfica del servicio. Esto nos lleva a otra pregunta obvia ¿Tiene sentido?

Piensen esto, están vendiendo el servicio en países como EEUU donde cualquiera puede comprarse una notebook gamer. Son relativamente baratas, el juego corre localmente, se ve de maravillas y no se necesita más. Es el mercado que menos necesita un servicio como este, donde tener una PS4 o una XBox es algo normal porque un black friday te las deja con super descuento. ¿Qué sentido tiene? Le estan vendiendo el producto al que menos lo necesita.

Si se quiere incorporar a todo el resto del mundo el problema no es ni el servicio ni el concepto sino… las telecomunicaciones locales. Donde en los países más ricos una conexión de 300mbps es “normal” en muchos lugares no se pasa de 24mbps “estable” (puede estar anunciado 150mbps pero rara vez aplica en la realidad) por lo que justo en donde más se “necesitaría” este concepto es donde menos aplicable resulta en lo práctico.

Actualmente son servicios tan concentrados en una idea que nadie necesita que se han olvidado de crear lo que todos en marketing saben, crear una necesidad. Stadia es el servicio menos necesario, su catálogo de juegos también provocan esto, lo dejan menos necesario todavía. En Steam tenemos miles de juegos, en las tiendas de todas las marcas hay más y mejores juegos ¿Por qué pagar un extra?

Con el extra no me refiero solamente al precio sino a otros factores como el no poseer el juego, el tener que “suscribirse” en vez de ser dueño de una licencia permanente (o casi) y la latencia, que es un costo visto desde este punto de vista, cuando por una cifra fija, una sola vez, tenemos el equipo que nos permitirá jugar a muchos juegos durante los próximos años.

Esto es algo que también les juega en contra. Hace 10 años una computadora gamer se desactualizaba a un ritmo elevado, llegado a cierto punto esto se frenó. Tanto los CPU como GPU baratos permiten jugar la gran mayoría de los catálogos con excepción de algún juego AAA mal optimizado (desarrollo vago), pero realmente uno ya no necesita estar en la cresta de la ola para ver bien un juego, sólo hace falta un GPU discreto, RAM y un CPU decente, algo que cualquier notebook o desktop de USD 500/600 puede ofrecer. Y esto se ha mantenido relativamente estable al punto que los gamers empezaron a preocuparse por el upgrade del HDD a SDD en vez del GPU.

Stadia te cobra USD 130 por una versión “premium” la Premiere Edition que viene con el controlador y permite streaming en 4K (otra cosa que depende demasiado del proveedor de internet) , te da un juego gratis al mes (como PS Plus y XBox Gold ya hacen) y en un futuro pretenden que uno se suscriba gratis y pague por los juegos… precio completo.

Sí, precio completo como si fueses el dueño de la licencia pero sin serlo y sin poder jugarlo localmente. En la versión gratuita el streaming estará limitado a 1080p solamente.

Por su parte Microsoft está lanzando xCloud pensando más en gamers de celulares (720p solamente) pero ampliado a todo su catálogo de XBox y una suscripción mensual pero todavía no está clara cuál será la política de precios/servicios que utilizarán y en la beta todo el catálogo está abierto gratuitamente. Su lanzamiento llegará en 2020.

EA, por su parte, tiene en beta el Project Atlas, que es su propio servicio con su propio catálogo, aunque no se sabe si irán por su cuenta o serán parte de Stadia o xCloud, por ejemplo. Y no nos olvidemos de GeForce NOW, donde NVidia hace lo mismo, también está en beta y tiene juegos bastante más interesantes que Stadia con un catálogo gigante lleno de FPS que habrá que ver cómo funcionan.

Todos estos proyectos apuntan a un target que, a mi entender, todavía no está interesado ni los necesita ¿Conseguirán volcar la atención hacia ellos?

4 COMENTARIOS

  1. Acá existía GLOUD y lo cerraron, supongo que 0 interés de la gento, o no lo conocía o no lo entiende… encima no tenían nada de futbol ni AAA.

  2. Me gusta más y creo que va a funcionar mejor Apple Árcade, ya que no tiene las limitaciones de Stadia. Tendrá que ampliar su catálogo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí