Inicio Procesadores Google prepara sus propios CPU para el año que viene

Google prepara sus propios CPU para el año que viene

0

Hay que escaparle a Qualcomm, suena a una película repetida porque lo es, lo ha hecho Apple, lo hará Google.

Qualcomm es el líder indiscutido en el mercado de SOC, System on a Chip, para celulares y la razón principal es que sus SOC son los mejor armados, más completos y bien protegidos desde las licencias pero he aquí que no son los únicos.

Fabricantes como Samsung, Huawei, Mediatek entre otros le compiten directamente pero en los últimos tiempos cada vez más se nota como los creadores de hardware quieren tener más control y dominio sobre sus decisiones y no depender tanto de la de terceros.

El más llamativo ha sido Apple que desde hace ya un tiempo sus procesadores A se encargan de potenciar iPhones y los iPad, pero también hay otras líneas que le han permitido a la firma crecer como los SoC S para sus Apple Watch y los H para los Airpods: no dependen del proveedor de SoC para tomar decisiones y pueden mejorar performance y batería.

Google, por ejemplo, ha visto sus smartwatches caer en el olvido porque la misma Qualcomm no tiene interés alguno en proveer procesadores para ese tipo de productos. Es como que un sólo proveedor decidió por toda una industria. Ese casi monopolio es lo que buscan vencer.

Para hacerlo tienen por un lado la ayuda de Samsung quien proveerá no sólo asistencia técnica sino el proceso de fabricación de 5nm (la división de silicio de Samsung está separada de la de móviles para permitir estas interacciones) y además con una gran cantidad de especialistas en diseño de silicio que han contratado.

Los próximos Pixel tendrán probablemente un procesador propio pero no será todo perfecto. Es que aquí entra el otro problema: los modems. Ahí, todavía, dependerán de Qualcomm que tiene completamente resuelto el tema, no podrán dejar de depender de la firma para 4G o 5G, podrán independizarse en el resto pero no ahí. Para colmo, en particular con esta área, hay muchos grises en el tema licencias que también serían engorrosos resolver en una sola vuelta.

Google tiene músculo y dinero como para resolver esto, pero paso a paso. El primer proyecto se llama “Whitechapel” y se trata de un ARM de ocho núcleos optimizado para el software de Machine Learning de Google y la funcionalidad “Always On” de Google Assistant. Más adelante estos SoC podrían llegar a ser el corazón de las Chromebooks.

Dejá una respuesta