La nueva versión de su teléfono flexible más exclusivo llega al mercado este 18 de Septiembre a “tan sólo” USD 1.999 .- OMFG

El precio parece premium, dos teléfonos de gama alta en uno, pero más o menos así es el equipo en lo que ofrece. La pantalla secundaria es de 6.2″ Super AMOLED que llega al bezel y cuenta con un punch-hole para la cámara de 10MP, es un salto en tamaño comparado con el modelo anterior. La pantalla principal es de 7.6″ Dynamic AMOLED con refresco de hasta 120Hz en 1080p aunque se puede usar en 2208×1768. También tiene su punch-hole con cámara de 10MP frontal.

Pero del otro lado hay un setup de tres cámaras de 12MP de alta calidad para las fotos importantes que, gracias a cambios en el software, hasta se pueden utilizar para selfies combinando con la pantalla secundaria como monitor de la misma, algo que es genial además de ofrecer dual preview.

Otro detalle interesante del lado software es el uso de Flex Mode como hace el Z Flip, usar la pantalla a medias para controlar las aplicaciones mientras, por ejemplo, se ve video en una mitad. La pantalla flexible no admite SPen (todavía no llegaron a eso tecnológicamente) pero utiliza algo que Samsung llama “Ultra Thin Glass” (UTG) para darle mayor solidez a la misma y evitar que se lastime. También la bisagra cambió notablemente su ingeniería mejorandola y evitando posibilidades de entrada de polvo o cualquier daño posible.

Es el Z Fold pero con todos esos detalles corregidos, algo que se le criticó en su momento por “apurar” el lanzamiento y, como usualmente decimos aquí: nunca te compres la primera generación, esperá que seguro lo lanzan mejorado. Y es así, una regla fija para Samsung que nunca se queda conforme con la primera iteración y sigue mejorando su producto.

Detalle interesante es que trabajaron codo a codo con Google y Microsoft para adaptar las aplicaciones para que el paso entre una pantalla y otra sea rápido y la app expanda la funcionalidad con los pixeles extra. Es algo que también Microsoft venía trabajando por su cuenta para las Surface y obviamente tiene aplicación directa aquí.

Todo esto viene acompañado con el hardware esperable, un Snapdragon 865 Plys y 12GB de RAM para estar al tope del tope, batería de 4500mAh, carga super rápida, obviamente es 5G, y se venderá en varios colores de llamativos nombres como Mystic Black o Mystic Bronze y con bisagras en Metallic Silver, Gold, Red o Blue, para todos los gustos incluyendo una edición especial “Thom Browne” con todo el estilo de la marca sumado a un Watch 3 acorde y sus Galaxy Buds Live también, pero ojo, la versión simple es la que está USD 2000.

La preventa comienza mañana y la venta en retailers el 18 de Septiembre.

Dejá una respuesta