Inicio Microsoft Microsoft y sus reglas para la Store: una respuesta a Google y...

Microsoft y sus reglas para la Store: una respuesta a Google y Apple

1

A Microsoft se le ha criticado todo, en todo escenario y todo comportamiento, fue la empresa con la peor actitud y más monopólica durante los 90s y 00s pero los tiempos cambiaron y ya no está tan en la cima como solía estar.

Esto da un poco de “humildad” aunque sea ficticia y sólo para conseguir recuperar posición, pero como clientes/consumidores obviamente nos conviene.

Por otra parte su sistema operativo siempre tuvo una característica muy particular: se podía instalar de todo.

La llegada de las tiendas cerradas de aplicaciones viene muy de la mano del camino opuesto, cerrar, controlar, dominar. Apple como estandarte donde en iOS (móviles) nada se puede instalar si no pasa por la tienda controlada por ellos y ninguna aplicación puede salirse de sus estrictas reglas (que cambian a gusto de Apple, claro). Google sigue en la lista aunque en Android, por su naturaleza más abierta, se pueden instalar aplicaciones de una forma no cómoda pero existente.

Microsoft está aprovechando el conflcito con Epic para jugar su propia carta ¿Y si somos más abiertos? Sí, viniendo de ellos se puede interpretar como algo cínico pero no deja de ser estratégico, así que prepararon un decálogo de reglas que, dicen, hasta ellos cumplirán:

  1. Los desarrolladores tendrán la libertad de elegir si distribuyen sus aplicaciones para Windows a través de nuestra tienda de aplicaciones. No bloquearemos las tiendas de aplicaciones de la competencia en Windows.
  2. No bloquearemos una aplicación de Windows según el modelo de negocio de un desarrollador o la forma en que ofrece contenido y servicios, incluido si el contenido está instalado en un dispositivo o se transmite desde la nube.
  3. No bloquearemos una aplicación de Windows en función de la elección del desarrollador de qué sistema de pago utilizar para procesar las compras realizadas en su aplicación.
  4. Daremos a los desarrolladores acceso oportuno a la información sobre las interfaces de interoperabilidad que usamos en Windows, como se establece en nuestros Principios de interoperabilidad.
  5. Cada desarrollador tendrá acceso a nuestra tienda de aplicaciones siempre que cumpla con los estándares y requisitos objetivos, incluidos los de seguridad, privacidad, calidad, contenido y seguridad digital.
  6. Nuestra tienda de aplicaciones cobrará tarifas razonables que reflejen la competencia que enfrentamos de otras tiendas de aplicaciones en Windows y no obligará a un desarrollador a vender dentro de su aplicación nada que no quiera vender.
  7. Nuestra tienda de aplicaciones no impedirá que los desarrolladores se comuniquen directamente con sus usuarios a través de sus aplicaciones con fines comerciales legítimos.
  8. Nuestra tienda de aplicaciones mantendrá nuestras propias aplicaciones con los mismos estándares con los que mantiene las aplicaciones de la competencia.
  9. Microsoft no utilizará ninguna información o datos no públicos de su tienda de aplicaciones sobre la aplicación de un desarrollador para competir con ella.
  10. Nuestra tienda de aplicaciones será transparente sobre sus reglas, políticas y oportunidades de promoción y marketing, las aplicará de manera consistente y objetiva, notificará los cambios y pondrá a disposición un proceso justo para resolver disputas.

La idea es que cualquiera pueda implementar su propia tienda sin tener esos costos elevados que imponen Apple y Google, que un Fortnite pueda instalarse y uno comprar cosas in-game sin que varíe el costo de forma excesiva y, especialmente, sin “banear” la aplicación que lo haga.

Lo otro interesante es la “promesa” de que las aplicaciones de Microsoft pasarán por el mismo matiz, para igualar las posibilidades. Esto obviamente para tomar con pinzas pero si se llegara a cumplir ya sería más abierto que cualquiera de las otras dos empresas que suelen hacer uso de APIs del sistema operativo o incumplir sus propias reglas cuando se les canta.

Como sea es un interesante ardid publicitario que facilitan sus rivales por ser tan monopólicos y cerrados, un punto a favor ahí.

1 COMENTARIO

  1. Ya hace tiempo que se volvió muy popular el uso de gestores de paquetes desde la linea de comandos, muy similar al apt de Debian/Ubuntu y otros. Uno de los más usados, es choco (chocolatey). Es la forma más simple y rápida de transmitir todas las dependencias y cosas para instalar, de forma repetible y fácil.

    Esa fue siempre la gran falencia de Windows, que tampoco la cubría la Windows Store, y había que recurrir a soluciones de terceros.

    Pero este año salió Winget (con polémica de por medio… parece que hubo alguna mejicaneada con un desarrollador), una versión open source (está en GitHub) oficial de Microsoft, para empaquetar y distribuir aplicaciones desde la CLI. Y se puede instalar desde la Windows Store. Tengo entendido que se instala automático ya con el último update, o pronto lo hará.

    Era una pieza faltante que hacía falta, al menos de forma oficial. No se qué va a pasar con las opciones de terceros, si van a subsistir o no, pero sin duda debería impulsar el uso de estos gestores en el mundillo windows, que es algo muy útil que siempre disfrutamos desde Linux.

Dejá una respuesta