Inicio Demandas y Juicios La FTC de Estados Unidos demanda a Facebook y pide deshacer sus...

La FTC de Estados Unidos demanda a Facebook y pide deshacer sus adquisiciones de Instagram y WhatsApp

1
Imagen vía Flickr (Stock Catalog)

La fiscal general de Nueva York, Letitia James, anunció una demanda de antimonopolio hacia Facebook. Alega que ésta compró a firmas más pequeñas como Instagram y WhatsApp debido a la amenaza que le representaban. Otros 47 fiscales se suman a la acción legal apoyando a James. Es decir, esta demanda proviene directamente de la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos (Federal Trade Commission, FTC).

Centrándose particularmente en Instagram, con la compra de mil millones de dólares por parte de Facebook en su momento, la red social fundada por Mark Zuckerberg evitó el advenimiento de un posible competidor y sofocó sus posibilidades de crecimiento.

Al respecto, Letitia James declaró lo siguiente:

“Durante casi una década, Facebook ha utilizado su dominio y poder de monopolio para aplastar a rivales más pequeños y eliminar a la competencia”.
“Facebook utilizó grandes cantidades de dinero para adquirir rivales potenciales antes de que pudieran amenazar el dominio de la empresa”.

A ello se suman los dichos de Ian Conner, director de la Oficina de Competencia de la FTC, mediante un comunicado: “Nuestro objetivo es hacer retroceder la conducta anticompetitiva de Facebook y restaurar la competencia para que la innovación y la libre competencia puedan prosperar”.

En otras palabras, lo que se pide es que se anule la compra tanto de WhatsApp como de Instagram, ahora en propiedad del conglomerado de Zuckerberg. La intención es que actúen como empresas separadas.

Sin embargo, la demandada no tardó en salir a defenderse. Desde Facebook emitieron unas palabras:

“Años después de que la FTC autorizara nuestras adquisiciones, el gobierno ahora quiere una renovación sin tener en cuenta el impacto que tendría el precedente en la comunidad empresarial más amplia o en las personas que eligen nuestros productos todos los días”.

En una hora, Zuckerberg envió una respuesta de seguimiento, escribiendo: “No quise dar a entender que los compraríamos para evitar que compitan con nosotros de alguna manera”. En cierto modo, aquí se echa un mea culpa, aunque no por ello evitaría las futuras consecuencias legales.

Otra cuestión que se remarca a modo de contexto es que los fundadores de Instagram y WhatsApp fueron renunciando a sus puestos y productos creados con el transcurrir del tiempo, una vez que Facebook se apoderó de ellas. Las políticas de navegación, usabilidad y los beneficios que se obtenían/obtienen de los consumidores a costas de su privacidad habrían sido las piedras angulares de sus marchas.

Mientras tanto, las acciones de James ya están recibiendo el aplauso de los defensores de la competencia en el Congreso de Estados unidos. El representante David Cicilline (D-RI), quien encabezó la audiencia antimonopolio de la Cámara en julio, alabó las demandas en un comunicado a la prensa. Allí, afirmo: “Facebook es un monopolio”. Y agregó que la red social de Zuckerberg “ha violado la ley (…) Aplaudo a la FTC y a los fiscales generales estatales que lideran hoy este esfuerzo”.

Fuentes: The VergeXataka

1 COMENTARIO

Dejá una respuesta