Motorola debe ser la compañía que más equipos lanza en el país en este momento y no se olvida de los modelos de gama alta. El Edge se transformó en el modelo de mayor rango que traen al país desde hace un par de generaciones y, por suerte, ya en la anterior habían abandonado la pantalla curva. En este caso tenemos otro así pero con una OLED que se ve fantástica y con algunos otros detalles relevantes.

El Edge Pro cuenta con una pantalla de 6.7″ a 2400×1080 y con un refresco de 144Hz (configurable), al fin pasando a estos valores por parte de Moto, el Lite tiene un refresco de 90Hz que está más que bien. Son pantallas OLED con HDR10+, colores 1B y una densidad de pixeles de unos 385ppi. Todo esto con Gorilla Glass 5 cubriéndola.

Por dentro tenemos diferencias entre ambos modelos, el Pro cuenta con un Qualcomm Snapdragon 870 5G, varios modelos (dependiendo la región) con 6GB, 8GB y 12GB de RAM (en ARG es el de 12GB), y el Lite cambia por un MediaTek Dimensity 720 5G, 6GB/8GB de RAM. El almacenamiento es de 256GB y 128GB respectivamente.

En el array de cámaras hay interesantes cambios en las líneas de Moto empezando por el sensor principal de 108MP (f/1.9, wide, 1/1.52″, 0.7µm, PDAF) . Las líneas anteriores se habían conformado con el de 64MP pero ahora decidieron ir por más.

En el Pro hay un sensor de 8MP más con espejos y lentes en periscopio para obtener un zoom óptico de 5X (combinado con el digital unos supuestos 50X), sumado a un Ultra Wide de 16MP, la frontal es una cámara de 32MP. El teléfono puede capturar video en 8K a 24fps, 4K a 30/60fps, y 1080p hasta unos bestiales 960fps. Auguro memorias llenas en la primera semana de uso 😀

El Lite reduce un poco los sensores secundarios, el principal es el mismo de 108MP (Buena elección, no reducir y que sea la firma de la gama) acompañado de uno ultrawide de 8MP y uno de profundidad de 2MP, el video máximo es 4K a 30fps y 1080p a 120fps.

En baterías el Pro tiene una de 4500mAh que es menor que los 5000mAh del Lite pero, al mismo tiempo, es más fino como teléfono, 8mm vs 8.3mm, yo hubiese preferido un poco más grueso, más batería y la adición del jack de 3.5mm que el Lite sí tiene, pero soy un caprichoso, lo admito.

Detalle interesante es la continuación de la idea de Ready For que ya probamos en el Moto G100, la posibilidad de conectar el teléfono como PC de escritorio a un TV o un monitor, ahora sumando la posibilidad de usarlo vía WiFi y sincronizando con un QR, buena respuesta (el cableado es mejor, claro, pero no siempre uno carga encima el cable) y usar el Teléfono desde la PC, algo que MUCHOS piden hace tiempo, interesante interacción entre las dos plataformas, creo que dará que hablar y ya lo veremos cuando hagamos el respectivo review.

Esa funcionalidad pasará luego a otros equipos pero comienza solamente por el Edge 20.

Precios y disponibilidad

Los precios europeos son alrededor de € 750 y € 370 respectivamente, en Argentina alrededor de $100.000 el Pro (actualizaré esto con los valores finales), siendo uno de los pocos de gama alta que ronda esa cifra.

En Argentina estará disponible dentro de unas semanas en la tienda oficial de la marca y ahí publicarán el precio y condiciones.

Artículo anteriorMi 11 de Xiaomi recibe importante actualización a MIUI 12.5 Enhanced Edition
Artículo siguienteAmazon lanza su primera línea de televisores
TG Founder, editor principal y redactor incansable, tecnófilo y space lover, blogger y vlogger, no ingeniero, sólo autodidacta

Dejá una respuesta