Inicio Apple 30 años de la Apple Newton

30 años de la Apple Newton

0

Considerada por muchos un fracaso y por otros tantos un producto demasiado adelantado a su tiempo, se cumplen treinta años de la aparición de la Apple Newton.

Para aquellos que ni conocen el producto se trata de una de las primeras PDA que existieron, y la primera en usar ese término para describirse, una tablet a los ojos de hoy pero mucho, mucho antes que el iPhone inclusive.

Los orígenes

En los orígenes de la Newton se encuentra el aburrimiento como fuente inspiradora, fue la era de John Sculley como CEO de Apple, luego de la renuncia de Steve Jobs.

Sculley había logrado mejorar las ganancias de la empresa pero a costa de recortes y no de innovación. Sin su gurú de ideas la sangría de ingenieros de Apple amenazaba a la compañía saí que se crearon en 1986 varios grupos de trabajo para idear productos nuevos.

Una especie de “Skunkworks” pero para tecnología, pero sólo ideas, entre ellos Steve Sakoman, quien se había cansado luego de lanzar la Machintosh II, era otro de los que quería algo nuevo pero no una laptop, quería algo más innovador, algo que entrara en una tableta de formato A4 y pudiera leer lo que uno escribía.

Este fue el puntapié para la Newton pero no existía la tecnología suficiente para lo que se pretendía. El primer procesador elegido fue uno de AT&T, el “Hobbit” que estaba muy verde todavía. Caro, lleno de bugs y el primer prototipo requería al menos tres de éstos. El precio se iba por las nubes y lo calculaban por USD 6000 por PDA, imposible.

Sakoman se fue de Apple junto a Gasee en 1990 y crearon Be Inc. Sí, los mismos creadores del BeOS donde usaron también un procesador Hobbit para sus sistemas Be. Pero esto dejaba al primer proyecto en la nada.

O no tan así…

Acorn y ARM

Pocos saben que ARM viene de “Acorn RISC Machine”, la pequeña empresa inglesa, Acorn, tenía su propia línea de computadoras y, lo más raro de todo, su propio procesador.

Apple invirtió unos 3 millones en el desarrollo de una nueva versión del chip que consumía muchísima menos energía para hacer lo mismo que el resto de los CPU de la época y, sin dudas, algo había ahí que más tarde daría sus frutos.

Dentro de Apple Larry Tesler tomó el proyecto de la Newton ya que había estado trabajando en otro proyecto “super secreto” que era muy parecido, “Pocket Crystal”.

Con el nuevo CPU y el software que venían trabajando le dieron nueva forma a la PDA y sumaron al ex Apple Steve Capps quien anteriormente había trabajado con la idea de sumar un stylus a la Mac.

Parte del software debía reconocer texto escrito a mano, era clave, y esto quedó en manos de Ernie Beernink, y éste evaluó los engines que había en el momento optando por el de ParaGraph. Capps se encargó del diseño de interfaz.

Nace la Newton

El equipo de Capps logró tener un producto “presentable” para el CES de 1992 y allí John Sculley presentó el nuevo producto dándole la ahora famosa definición de “Personal Digital Assistant”, PDA.

Como siempre en Apple lo que se mostró fue lo que mejor funcionaba, esto creó un hype muy fuerte en la prensa que compró la venta de la fantasía. Pero la Newton no hacía todo lo que ellos fantaseaban.

Estaba llena de bugs y todaví requería mucho trabajo. Tanto es así que los ingenieros de Apple trabajaron hasta 20 horas por día incluyendo un suicidado y un programa de soporte para evitar futuras muertes, así de bestial fue el proceso para terminar el producto.

La PDA llegó al mercado en Agosto de 1993, la Newton, inicialmente la H1000 pero al poco tiempo la Newton MessagePad 100, a unos USD 900 de la época (1800 en la actualidad) con muchas, muchas cosas incompletas.

Para los fans de la marca la 100 fue siempre una beta de un producto, no algo final, considerando que estaba tan adelantada a su tiempo es cierto que lo era… pero el mercado es cruel.

Con una pantalla LCD sin backlight de 4.5×3.5 pulgadas (114×76 mm) a 320×240 y un sólo color su mayor problema fue… el reconocimiento de texto.

Era muy difícil para la época tener resuelto eso en una primera versión de producto, no existía forma de bajar updates porque Internet no existía todavía. Los celulares tampoco, eran analógicos y no tenían una red extensa. Había que cargar cosas por cable o por infrarrojo. No, tampoco existía el Bluetooth.

Pero el mayor problema no era ni siquiera eso sino que no cubría las expectativas de la prensa de algo totalmente futurista. Habían imaginado más de lo que se podía hacer en esa época, no era culpa necesariamente del producto, éste era MUY avanzado para su tiempo, el problema era que el mundo no estaba preparado para su existencia como lo fue luego para el iPhone.

Sin ventas no hay paraíso y el legado

Apple mejoró muchas cosas en los modelos siguientes, no sólo la calidad del reconocimiento de texto sino que el procesador fue escalando, los precios bajando, todo en positivo.

Pero lo que no fue positivo fue el mercado. Apenas logró unas 200.000 unidades vendidas y, para ese entonces, Apple estaba en grandes problemas económicos.

La Newton era costosa, había perdido el encanto de la prensa que, primero la había abrazado, pero ahora le daba la espalda. Sin la capacidad marketinera que le conocemos hoy en día a Apple no tenía futuro alguno.

Cuando Steve Jobs volvió en 1998 cortó completamente el proyecto, ni siquiera dejó que viviera como un Spin Off. Quienes sí entendieron cómo hacer una PDA en ese momento fueron los de Palm. Los creadores de la Palm habían creado uno de los programas más vendidos para la Newton, Graffiti, entendieron todo.

Pero la Newton sí vive en la actualidad en casi todo dispositivo portátil. Los procesadores ARM fueron el mayor acierto, esa inversión de 3 millones ha pagado sus frutos.

Además de BeOS o Palm que surgieron gracias a este proyecto hay conceptos que perduran, el formato tablet, el asistente virtual (en texto era el padre del sistema de voz,), búsqueda universal en el dispositivo, el NewtonScript que inspiró Javascript, los forms validados! Sí, esos que vemos en cualquier sitio web.

Su mayor error no es un error siquiera, es una situación que hemos visto muchas veces en la tecnología: llegar antes de que el mundo esté preparado para recibirte.

Sin WiFi, sin redes de telefonía, sin Internet, era todo lo que le faltaba para ser un producto existoso. Décadas después un iPhone o un Android son la norma, un asistente también, los stylus volvieron por más que le pese al finado Jobs, la Newton, de alguna forma, volvió a la vida.

Artículo anteriorBroadcom comprará VMWare por 61.000 millones
Artículo siguienteFrontier la computadora más rápida con 1.1 exaflop/s
TG Founder, editor principal y redactor incansable, tecnófilo y space lover, blogger y vlogger, no ingeniero, sólo autodidacta

Dejá una respuesta