Inicio Apple Especial Tecnogeek: Por qué hubo tantos clones de la Apple II

Especial Tecnogeek: Por qué hubo tantos clones de la Apple II

0

Apple tenía grandes márgenes de ganancias con su Apple II gracias al eficiente diseño de Wozniak.

Utilizaba el procesador MOS 6502 para prácticamente todo pero el precio al mercado era similar al de una Commodore o TRS-80. Este truco les permitía ganar mucho dinero manteniendo costos bajos.

Pero he aquí la cuestión, esto le dejaba abierta la puerta a los clones, su diseño era simple y lo único que la hacía “especial” era su ROM.

Muchos clones aparecieron cubriendo el gap de precios hasta el costo, al haberla hecho tan cara pero tan simple uno podía construir su propio clon, inclusive de mayor calidad, y ganar dinero en el proceso.

Franklin

Un ejemplo muy conocido de estos clones fue la Franklin Computer Corporation, una pequeña empresa que no sólo clonó las Apple II sino que abiertamente admitía haber clonado también la ROM. Según su criterio no se podían registrar unos y ceros como copyright.

Franklin ACE 2200Los jueces no estuvieron de acuerdo con dicha interpretación de la ley así que se vieron forzados a retirar la ROM y poner una propia que no era muy compatible que digamos.

Pero… era una EPROM, es decir, se podía volver a programar, así que sólo hacía falta un amigo que tuviera los elementos para copiar una nueva ROM a la Franklin y sencillamente se tenía una Apple II de mejor calidad de construcción y funcionando 100% compatible.

Lamentablemente para Franklin el proceso legal la fundió y cayó en bancarrota en 1984, su juicio de 1983 se siguió citando 30 años después de la debacle legal como ejemplo de la posibilidad de registrar derechos de software.

Cuando se recuperaron lanzaron clones de PC y la ACE 2200 que era muy superior a todas las nuevas Apple II pero una vez más la empresa de Jobs logró sacarlos del mercado de computadoras al poco tiempo.

Curiosamente luego siguieron con las handleheld y los diccionarios portátiles y hoy en día sobreviven gracias a haberse metido en el negocio de las biblias electrónicas.

VTech

Laser 128Luego de la desaparición de Franklin como rival quedó otro VTech con su Laser 128, un clon que en muchos aspectos era mejor que la misma Apple.

La 128 clonaba la Apple IIc ofreciendo 128 kB de RAM, teclado numérico extendido, 128Kb de Video RAM, disketera incorporada y mucho más. Podía llevarse hasta 1Mb de RAM.

A diferencia de Franklin los de VTech comenzaron con ingeniería inversa desde un comienzo con la ROM para evitar el juicio directo que podía caerles.

Apple estudió al detalle la Laser 128 para tratar de forzarla también afuera del mercado pero aquí no tuvo suerte, estaba bien hecha y jamás se había contaminado el código (Clean Room Design) de su ROM con el de Apple, era 100% genuina y casi perfectamente compatible con lo que los usuarios estaban más que contentos.

Esto también sucedió con la PC cuando IBM quiso evitar los clones no autorizados pero Phoenix empezó a licenciar el propio BIOS que había hecho también en un cuarto limpio evitando así que los demandaran con éxito.

La Laser 128 parecía cun clon de la Apple IIc pero técnicamente estaba más cerca de la IIe con la posibilidad de mostrar 80 columnas de caracteres.

Para ese entonces el mundo de las computadoras de 8 bits iba desapareciendo y entraba fuerte en la era de la IBM PC “compatible”, para los 90s ni Apple podía vender su propia Apple II ni los clones tenían sentido en el mercado.

Aun así hoy en día estos clones son muy deseados por los coleccionistas porque no sólo son mejores que la original: hay pocos disponibles!

Artículo anteriorEl Vivo X90 Plus es el primer smartphone con el Snapdragon 8 Gen 2
TG Founder, editor principal y redactor incansable, tecnófilo y space lover, blogger y vlogger, no ingeniero, sólo autodidacta

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí