Inicio General InboxPro: ¿la revolución del mail?

InboxPro: ¿la revolución del mail?

26
1

En un principio la herramienta del correo electrónico era genial y querida por todos: la posibilidad de comunicarse con otra persona sin necesidad de presencia física ni coincidencia temporal era indiscutiblemente beneficiosa para cualquiera. Sin embargo, con el tiempo los usos de la herramienta mutaron y nos vimos plagados de molestos powerpoint pseudo-espirituales enviados por nuestros familiares más gerontes, publicidades no solicitadas de viagra, antidepresivos y LEDs 92 pulgadas, mensajes de la realeza nigeriana que no creemos haber conocido en nuestra vida, y otros.

El mail se desvirtuó, genera una carga el tener que ir correo por correo viendo sobre qué trata para decidir qué hacer con él, tanto que algunos optan por seleccionar todos los mails no leidos y borrarlos, listo, solución simple, ¿pero y si perdimos algún mensaje importante? Otros prefieren dejar que el contador de mails suba y suba, a mí me pone nervioso, ¡simplemente no puedo! Y allí es donde se termina yendo gran parte del tiempo, decidiendo qué hacer con cada pedazo de correo que llega. No importa que le digamos a nuestros familiares que Hotmail no va a cerrar, no importa que nos hayamos desuscripto de la lista de ventas de muñequitas asiáticas de porcelana, siempre alguna variante nueva va a aparecer y va a sumar un +1 a ese numerito que nos gusta dejar en 0.

Quienes estén al tanto del “mundo emprendedor” de Internet reconocerán a Paul Graham, uno de los fundadores de Y Combinator, compañía que se encarga de realizar inversiones en startups tecnológicas. Paul Graham, quien también es ensayista, publicó una serie de ideas para startups, entre las que se encontraba una herramienta que reemplace el mail. En sus palabras, el mail dejó de ser para muchos un protocolo para mensajes, y pasó a ser una “lista de cosas par hacer”. Tras leer eso, Boris, de TheNextWeb , buscó una forma de poder solucionar eso, y nació Inbox Pro.

Según él, todas las herramientas actuales tratan de ayudarnos a manejar una gran cantidad de mails, en vez de tratar de evitar que esas cosas lleguen a nuestra bandeja en una primera instancia. Entonces, ¿cómo lograrlo? Trasladando el trabajo de clasificar los mails al emisor en lugar del receptor.

Al enviar un mail, entra en una cola de mensajes, y quien lo escribe recibe un correo de confirmación con información sobre el estado de la casilla del destinatario: cuántos mails tiene y el promedio de tiempo que tarda en responder cada mail. De esa forma, quien escribe el mail puede tener una idea de cuán ocupado estará el receptor, y cuándo podrá responder. A la vez, se le dice que podrá “optimizar” ese tiempo si clasifica de alguna forma su mail, entre cuatro categorías: pregunta SI/NO, un mensaje de FYI . un mensaje corto, o un mensaje largo. La ventaja es que cada una de estas categorías tendrá a su vez un promedio de respuesta, entonces la persona que escribió podrá decidir si quiere que su correo sea respondido más rápido, y podrá reformular entonces su mensaje de manera que entre en alguna de esas categorías.

Personalmente me parece un sistema bastante innovador, y dependerá mucho de los mensajes que recibe cada uno su posible aplicación. Hay que tener en cuenta también que no todo remitente estará dispuesto a realizar el trabajo extra que requiere enviar mails a estas casillas, por lo que realmente terminaremos evitando muchos mails. La pregunta sería: ¿nos hubiera interesado alguno de ellos? Probablemente nunca nos enteraremos 😀 .

Actualmente la inscripción al sistema está cerrada, pero uno puede dejar su mail para ser llamado cuando se haga una beta. Vía The Next Web.

1 COMENTARIO

  1. Yo volví al mail, bah, nunca me fui en realidad, pero ahora como mensajero. La nueva aplicación de Yahoo para Android (que es el que uso) anda muy bien y lo tenemos todos instalado en casa. Sabemos que siempre llega, es fácil armar un grupo, si falla el télefono aún se puede seguir leyendo desde la web, se puede adjuntar, todos los contactos en un sólo lugar y algunos etcéteras más.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí