Inicio Cámaras Digitales Fujifilm X-T1, porque Fuji también debe revivir

Fujifilm X-T1, porque Fuji también debe revivir

0

Fujifilm fue una de las más afectadas por el switch de película a digital, tratando de quedarse en el nicho de consumo barato, no lograron nunca ponerse en buena posición, les pasó lo mismo que a Kodak sin llegar a la quiebra estrepitosa. Pero Fujifilm empezó a darle la vuelta de tuerca con las mirrorless con estilo, buena calidad de imagen y funciones que iban más allá de las compactas.

Ahora llegó el momento de pelearle un poco el espacio a las Mirrorless y DSLR de Nikon, Canon y Sony con la X-T1 y según los primeros comentarios lo podrán hacer. El diseño retro me encanta, algo que Fujifilm está logrando cada vez mejor y que fue motivo de su reactivación en el mercado, los hipsters dan todo por una cámara retro y que saque buenas fotos.

Con varios dials para velocidad, exposición, ISO, switchs para cambiar los modos de medición y automáticos, a simple vista parece que han vuelto con toda la fuerza que corresponde los controles manuales que en algún momento habían, erróneamente, decidido sacar para digitalizar y complicaron la existencia de los usuarios. Más perillas, pero a la vez más control.

La pantalla LCD se puede rotar pero lo mejor parece ser el viewfinder híbrido con pantalla OLED con un lag de apenas 0.005s, el sensor por otra parte es un APS-C X-Trans II de 16MP similar a las X100 y X-E2 con detección de foco por fase.

Con 8fps, soporte para tarjetas SDXC UHS-II, control remoto por WiFi, sellada contra agua y polvo que si se utiliza con los lentes de la línea que también vienen sellados, la hacen ideal para exteriores. Hablando de lentes los primeros ofrecidos para el modelo son el de 18-135mm f/3.5-5.6 para luego seguir con los modelos de 16-55mm f/2.8 y 50-140mm f/2.8 que iran saliendo durant el año. Ya con el 18-135mm tenemos de sobra me parece, pero los puristas siempre querrán uno con un f más pequeño.

Como siempre estas cámaras conviene comprarlas en kit por el precio de los lentes, USD 1300 por el cuerpo, USD 1700 por el kit, compite directo con, por ejemplo, la Sony A7 que ofrece full-frame a sólo USD 300 más, pero Fujifilm está confiada en que su diseño retro y características de calidad de imagen le van a permitir hacerse de un interesante nicho. Esperemos que así sea así pronto vemos alguna DSLR seria de la marca dándole pelea a las más grandes, cosa por el momento poco probable.

Via Fujifilm y The Verge

Dejá una respuesta