Inicio General MWC – Entendiendo el BlackPhone

MWC – Entendiendo el BlackPhone

0

¿De quien nos cuida el BlackPhone? este teléfono pensado desde la privacidad y el ocultar la información privada de los ojos espías de cualquier ente con poder para espiarnos. Su objetivo es darnos una telefonía realmente privada y anónima pero ¿Esto es contra la NSA?

No tan rápido, para una organización espía es más fácil seguirte a todos lados y microfonearte un poco, el principal objetivo, me parece, es la misma Google. Es un Anti-Google-Phone. Y no por pocas razones.

La idea detrás de cada configuración de su Android modificado es que no sean las aplicaciones las que te impongan condiciones. Actualemente al instalar una aplicación si no se acepta todo lo que reclaman, no se pueden instalar. Así no necesiten para nada tus datos personales o los contactos de tus amigos, te reclaman eso para poder funcionar. Nada de esto es real, difícilmente Twitter o Facebook necesiten acceso a mi agenda ¡no lo merecen! pero la política de Google ha sido bastante anti-usuario en los últimos años, el demonio del Big Data manda.

Las últimas versiones de Android han ido recortando todas las aplicaciones libres y obligando a los developers a depender de las de Android cerradas, Google le permite un exceso de control sobre los datos del usuario a las apps y trackea al usuario con las propias.

El teléfono se compara así:

Está claro que no es la NSA el problema, es Google, la comparación es directa y ellos mismos lo promocionan así. Los beneficios de Android sin el robo sistemático de datos y estadísticas de Google.

Al comprar el teléfono se incluyen dos años de suscripción a los servicios de Silent Circle, VPS (1GB por mes), acceso a Silent Phone, Text, Contacts, pero estas últimas a 10usd y sólo se pueden usar con otros usuarios de BlackPhone. Es que para que la comunicación sea realmente privada obligatoriamente debe serlo en las dos puntas de la cadena.

Por USD 629 se consigue un celular bastante standard con pantalla de 4.7″, procesador de 2GHz quad core, 2GB de RAM, 16GB de almacenamiento, cámara de 8MP, LTE, Wifi, 3G, GPS, Bluetooth 4.0 y PrivateOS basado en Android 4.x. Los “bundles” incluídos podrían sumar hasta 1500 dólares si los comprásemos por separado.

Evidentemente es un teléfono para mantener privado lo que actualmente estamos exponiendo casi sin saber, no a las agencias de espionaje, a las empresas y son nuestros datos coleccionados los que venden, claro, no es que lo que digamos nosotros sea relevante, es lo que decimos en conjunto 😉 de eso se trata el negocio.

Artículo anteriorTSMC anuncia sus primeros movimientos hacia los 16nm FinFET
Artículo siguienteProject Ara en manos de Google y con próxima conferencia
TG Founder, editor principal y redactor incansable, tecnófilo y space lover, blogger y vlogger, no ingeniero, sólo autodidacta

Dejá una respuesta