Inicio General Capitana Marvel, porque una gran película conlleva una gran historia

Capitana Marvel, porque una gran película conlleva una gran historia

289
2

Jueves, día de estrenos. Yo justo con compromisos y demás quehaceres. A pesar de ello, me dije ‘voy un rato al cine, necesito despavilarme’. Fui para una cosa simple, me terminé yendo con algo más que eso.

Hoy Marvel decidió lanzar su nueva película Capitana Marvel (o Captain Marvel, en inglés). Mi idea era verla y nada más. Pero no, no pude resistirme, me era necesario dejar plasmados mis sensaciones, pensamientos e impresiones con respecto a este film. Es así como en Tecnoogeek retomamos nuestras famosas críticas de cine.

Confusión y tensión, ¿con intención?

La película en sí comenzó de una manera particular. De hecho, fue confuso. Las escenas se iban suporponiendo a una velocidad abismal, había demasiada acción en poco tiempo, los microrrelatos no se conectaban de forma clara. Al principio me dije a mí mismo: ‘qué raro, es un comienzo algo confuso por ser una película de Marvel, no es al nivel al que nos venía mostrando’.

Carol Danvers, la protagonista de la cinta, también estaba perdida. Intentaba encontrarse consigo misma, quería saber quién era/es en realidad. La intriga y la emoción se apoderaban de ella y se transmitía a los espectadores. La ira era efervescente y los recuerdos evanecentes.

Al principio ella tenía su otro nombreVers. Sabe que su misión en la vida era servir a los demás, estar a la protección del resto. Pero al no saber quién es uno mismo, no siempre puede saberse quienes son los otros.

A medida que iba transcurriendo la historia, los misterios se revelan. De manera paralela, Capitana Marvel trataba de controlar sus impulsos, lograr ese equilibrio en su interior que permitiera también controlar sus poderes.

No hay mal que por bien no venga

Vers es asignada para una misión en concreto junto a un equipo. Como suele suceder en prácticamente todas las películas, es la transición del inicio al desarrollo. O sea, ahí empiezan los verdaderos problemas.

Nuestra heroína sufre un percance y termina secuestrada por los enemigos. Y no, decirles esto no es un spoiler… vamos, es algo que se puede preveer tranquilamente, siempre suceden estas cosas.

Lo irónico sucede cuando esos ‘enemigos’ intentan ingresar al interior de ella. Es irónico, pero esos mismos ‘enemigos’ son quienes ayudan a Vers a descubrir quién es en realidad, de dónde viene, qué le sucedió. Vers finalmente pasa a ser Carol Danvers.

La verdadera realidad sale a la luz, las emociones superan todos los límites. Desiluciones, bronca, ira, negación, tristeza. Madurar significa no solo aceptar las cosas, sino también sobreponerse a ellas.

Lo que importa no es la meta, sino el camino recorrido

En el camino aparecen otros personaes claves. Un ejemplo es el gran Nick Fury. Dicho agente de S.H.I.E.L.D. es un escéptico en todo sentido y en todas las cosas… hasta que conoce a Carol y los Skrulls.

Comenzando a romper en cierto modo los estereotipos, aquí es cuando Marvel coloca a una mujer como protagonista, e incluso un varón queda relegado a un simple humano.

La manera de conocerse Fury y nuestra protagonista es peculiar y al mismo tiempo con ese toque de humor al estilo Marvel. Sin embargo, no hay demasiado tiempo para saludos, el enemigo está al acecho en la Tierra y cualquier segundo puede ser letal.

Inmediatamente la acción vuelve a aparecer. Suceden unas escenas de persecución, lucha y cosas impensables para los incrédulos.

Luego de eso, y alguna que otra cosa más de por medio (tampoco se basa en contarles toda la historia, ja), llega un punto en que quienes creíamos que eran los buenos resultan ser los enemigos. Y aquellos ‘enemigos’ dejan de tener ese catálogo, se borra ese término y (también las comillas).

En la guerra (y otros dicen que también en el amor) todo vale, incluso los engaños. O en todo caso, digámosle ocultamiento.

Carol Danvers por fin no solo entiende quién es, sino que también comprende lo que ello conlleva. Asimismo, esos malos sentimientos y pensamientos se transpolan a ternura, consideración, melancolía, reencuentro, decisión y convicción.

No importa cuantas veces caigas, lo importante es siempre levantarte

Nuestra heroína acepta el reto y decide a irse por todo. Con sus nuevos aliados cree en sí misma y confía en sus pensamientos y emociones. No obstante, el enemigo es poderoso y complejo.

Posterior a varios hechos, Carol se enfrenta a la Inteligencia Suprema (o cómo le quieran llamar ustedes). Es una inteligencia artificial que todo lo ve, todo lo sabe y todo lo controla, por así decirlo. Este es el clímax interno de nuestra heroína. Rompe con sus límites, con las reglas, con las obligaciones, con los engaños. Se supera tanto a sí misma como a esa Inteligencia Suprema.

En determinado punto del film uno se da cuenta y puede decir que Capitana Marvel es el superhéroe más humano hecho por Marvel, y ese es el mejor superpoder que uno puede tener. Lo importante no es caer, puesto que eso es lo humano. Lo esencial es SIEMPRE levantarte, eso es lo divino, eso te hace sobrepasar… eso es lo que libera a Carol.

Entramos en el momento en el cual el bien lucha contra el mal, aquel hito en que las dos fuerzas chocan entre sí llega y se vive la parte más intensa. Pero, en el caso de nuestra héroe, si ella ya pudo superarse a sí misma y se levantó en cada complicación, entonces, ¿qué y/o quién puede detenerla?

Todo tiene sentido y conexiones

Después de que las piezas encajaran entre sí y la historia se esclareciera, todo cobra sentido y razón de ser. Es más, cuando me fui de la sala, al ratito me cuestioné: ¿Y si esa confusión del comienzo fue en realidad intencional por parte de Marvel?

Los juegos de palabras, las escenas inconclusas, los sentimientos por sobre los pensamientos, el descontrol superando al equilibrio. Es probable que ese principio perturbador haya sido elaborado con total conciencia. ¿Qué mejor manera de transmitir esa situación de brújula sin aguja que haciéndolo junto con el espectador? Marvel siempre piensa en los detalles, y el comienzo era demasiado amplio para ser ‘un detalle’.

Por cierto, mención aparte merece hacerse al agradecimiento y reconocimiento al gran Stan Lee. Hubo algunos que a los pocos días de su fallecimiento me comentaban a modo de especulación acerca de si aparecería o no en más cintas de su universo y otras tantas cosas más. Con respecto a ello: olvídense que les voy a dar siquiera una pista, ja 😀 Como dije antes, los detalles son intencionales 😉

Y justamente gracias a esos detalles fue que me surgió algo por dentro que hacía mucho no me pasaba con una película. Les voy a ser claro y simple, y con esto corro riesgo incluso en Tecnogeek por la expresión que voy a utilizar, pero fue lo que me dije a mí mismo de forma directa:

¡Mierda Marvel, te pasaste… y para bien!

Si bien existen los clásicos protocolos en estos films, la empresa productora pudo romper con muchos estereotipos, y qué bien lo hizo.

Recuerdo que una vez uno de nuestros lectores me dijo/pidió dar una calificación numérica en las críticas de cine. Justamente no lo hago por dos razones: por un lado eso significaría que muchos quizás fueran a ubicar directamente ese “número” y obviar el resto (como en los reviews de aparatos tecnológicos), además de que pensarían que estará sintetizando TODA la crítica en esa cifra, lo cual no siempre es fidedigno.

O sea, en este caso si consideráramos el comienzo confuso que les pronuncié varias veces entonces la nota no sería la más alta. Pero si tomamos en cuenta no mis palabras, sino a la película en sí como un todo, con las conexiones e interconexiones que establece, es ahí cuando las cosas cambian…

En síntesis, no les recomiendo que vayan a ver Capitana Marvel, se los ruego.

Y por último, como es de suponerse, suceden escenas post-créditos. Y mucho ojo, que hay partida doble. Es decir, una secuencia se da luego del “primer final” en donde aparecen los personajes principales de manera animada con los nombres de los actores y demás, y luego tenemos otra al final de todo. En mi yo interior a estos procesos, a esas escenas después de la historia central, le suelo decir el final del final. Y ese ‘final del final’ es el broche de oro que cierra todo, o mejor dicho, abre un universo de posibilidades.

En la primera escena posterior a los créditos sucedió que toda la sala quedó en silencio ante lo mostrado en pantalla. Adivinen quién fue el único chico sin infancia que dijo en voz alta JO-DE-ME 😀 En el caso de la segunda, unos chicos ubicados atrás míos exclamaron: ‘¡¿Tanto esperar para eso?!’ La secuencia fue de unos pocos segundos, aunque es clave. Y sí, vale la pena esperar para “eso”.

Los detalles hacen las grandes diferencias 😉

Bonus Track: comento que el mejor personaje de toda la película es la gata. Las apariencias engañan :p

2 COMENTARIOS

  1. No me termina de convencer esta pelicula, me da la impresion que es muy vanidosa y llena de cliche. Voy a esperar un poco mas a las criticas.

  2. Gran película ? :D:D:D es joda no ? :D:D:D, estos SJW que le quieren vender a uno el VERSO, como si todos fueramos adoctrinados como ellos… LMAO… :D:D:D:D:D:D:D:D:D

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí