Tomando lo que es la A7S III y pasándola al cuerpo de una A7C Sony ha creado una nueva línea “Cinema” que compacta las funciones y las mete en un cuerpo super manejable que permite video 4K hasta 13 horas contínuas.

El sensor es un full frame de 10.2 Megapixeles pero el foco de esta cámara es el video y ofrece 4K con color de 10 bits 4:2:2, salida de 16 bits RAW por HDMI, 120 fps y 1080p a 240fps, no hay 8K en esta pequeña pero faltan años para que sea relevante (en mi opinión) en un mundo donde todavía ni el 4K es predominante.

La cuestión interesante es que puede capturar video 4K durante 12 a 13 horas de forma constante, para ello cuenta con un cooler que le premite mantener la temperatura del sensor y procesador en un régimen tolerable. 4K calienta mucho.

Cuenta con estabilización en el cuerpo de la cámara con estabilización por software para mejorarla, dos slots CFexpress y dos SD, puertos USB Tipo C y Micro, salida de auriculares para monitoreo, HDMI Tipo A (tamaño full), el USB-C se puede utilizar como entrada de energía para no depender de las baterías, el microUSB para transferencia de archivos.

Conectado a una fuente por el USB-C se puede capturar 4K a 60fps sin límite o, más bien, esas 13 horas. A todo esto: no tiene EVF (viewfinder) pero ¿Alguien los usa cuando captura video?

El precio de esta pequeña es de USD 3900 e incluye el soporte y conector para las conexiones de audio profesional XLR/TRS que se puede desmontar, disponible a mediados de marzo.

Artículo anteriorHuawei presenta su nuevo foldable, el Mate X2
Artículo siguienteFirefox 86 y su Total Cookie Protection
TG Founder, editor principal y redactor incansable, tecnófilo y space lover, blogger y vlogger, no ingeniero, sólo autodidacta

Dejá una respuesta