A partir del 4 de Noviembre podremos adquirir la nueva línea de topes de gama de Intel que buscan asestarle un fuerte golpe a AMD que, durante el último año, no paró de golpearlos a ellos.

Con el i9-12900K como caballo de batalla de la 12va generación de Intel y con un precio de “apenas” USD 589 por unidad es un obvio contrincante duro de batir.

8 núcleos de eficiencia, ocho de potencia, 2.4Ghz a 3.9GHz para los E, 3.2Ghz a 5.2Gz para los P, con un TDP base de 125W y turbo de 241W y una versión con gráficos integrados (i9-12900K) y una sin (i9-12900KF) levemente más barata, aquí la tabla del resto de los modelos:

Intel 12th Gen Core, Alder Lake
Cores
P+E/T
E-Core
Base
E-Core
Turbo
P-Core
Base
P-Core
Turbo
IGPBase
W
Turbo
W
Price
$1ku
i9-12900K8+8/242400390032005200770125241$589
i9-12900KF8+8/242400390032005200125241$564
i7-12700K8+4/202700380036005000770125190$409
i7-12700KF8+4/202700380036005000125190$384
i5-12600K6+4/162800360037004900770125150$289
i5-12600KF6+4/162800360037004900125150$264

Tabla de Anandtech

Todos estos procesadores podrán ser aprovechados con los nuevos chipsets ya que el motherboard podrá hacer uso de los 16 canales PCI 5.0 para placas de video y 4 canales PCI4.0 para almacenamiento, para todo esto también se lanza el chipset Z690.

El nuevo socket es el LGA1700 y los motherboards soportarán o DDR4 o DDR5 (no ambos al mismo tiempo, uno u otro).

El TDP pasa a llamarse, para Intel, “Base Power” y “Turbo Power” para aclarar que hay un diseño específico para estos dos modos de operación y no es un número estándar.

Como comentábamos hace unos meses Intel está buscando un camino híbrido inspirado en los diseños para móviles que utilizan una combinación de núcleos de distintas características, unos más eficientes energéticamente, otros mucho más potentes y que el sistema operativo elija entre unos y otros dependiendo las tareas a realizar.

Esto tiene sentido ya que son pocas las aplicaciones realmente multitarea que pueden aprovecharlo y el sistema operativo no necesita, para la mayoría de las tareas básicas, mucha potencia para funcionar.

Aquí es donde todo depende principalmente del scheduler del sistema operativo, según Intel y Microsoft en este caso Windows 11 seria el que mejor podría manejarlo (boeh) junto al Intel Thread Director que es el módulo en el chip que decide qué núcleo realiza cada operación para mantener el costo energético debajo de cierto nivel si no es necesario mucho más.

El uso de memorias DDR5 obviamente significará otro presupuesto, si bien el procesador es relativamente barato para lo que ofrece hay que hacer la sumatoria total de lo que costará armar un equipo con estas características y que aproveche plenamente el CPU.

Quien se las verá más difícil es AMD que, si bien ha gozado de un par de años fabulosos, ahora tiene un competidor serio tanto en precio como performance.

Artículo anteriorSamsung MX-T70 Sound Tower – Review
Artículo siguienteFacebook será Meta ¿Y qué? ¿Cambia algo?
TG Founder, editor principal y redactor incansable, tecnófilo y space lover, blogger y vlogger, no ingeniero, sólo autodidacta

Dejá una respuesta