Home Espacio La FCC aprueba la constelación extendida de Amazon pese a las quejas...

La FCC aprueba la constelación extendida de Amazon pese a las quejas de SpaceX

35
0

La semana pasada la FCC aprobó el plan de Amazon para su propia constelación de satélites más allá de las protestas de SpaceX.

Las protestas de esta última tienen lógica desde el punto de vista de la competencia más que de un problema real, por eso la FCC las dejó de lado, básicamente SpaceX quería limitar a tan sólo 578 satélites a su rival pero éste logró la aprobación del plan de 3236.

Con esto la constelación Kuiper tiene luz verde y empezará a alcanzar la órbita no sobre uno sino sobre tres lanzadores diferentes. El propio, de Blue Origin (que es propiedad de Jeff Bezos también), el de Arianespace y el de United Launch Alliance (cuyo motor será provisto por Blue Origin también).

Con estas empresas tienen contratados 83 lanzamientos durante cinco años, que alcanzaría para la mayoría de estos satélites, con los prototipos llegando al espacio este año y poniendo fin a la hegemonía de SpaceX… si logran alcanzar el ritmo necesario.

Por ejemplo: ninguno de los lanzadores existe en la actualidad. El Vulcan Centaur de ULA es el único que está encaminado y verá el espacio dentro de muy poco tiempo, Ariane todavía está desarrollando el Ariane 6 y Blue Origin nunca lanzó un sólo vehículo orbital ni su masivo New Glenn ha sido construido todavía. Sólo los motores, que apenas hace poco fueron enviados a ULA para integración.

Kuiper vs. Starlink

Obviamente la competencia de Starlink es el proyecto Kuiper de Amazon, el pedido de SpaceX era que limitara a Amazon al pedido original de 578 satélites en la órbita de 630 kilómetros. Esto para evitar que interfiriera en la cota de 590Km y de 610Km donde SpaceX opera.

El miedo del lado de SpaceX es que estas dos constelaciones no puedan coexistir, algo discutible porque ¿Por qué SpaceX debería tener el privilegio del monopolio? La competencia es sana y necesaria y por eso la FCC desestimó el pedido.

Lo cierto, para todo el resto del mundo, es que las órbitas útiles para estos satélites van a estar muy concurridas aun cuando el espacio es ENORME pero, de alguna forma, sus señales pueden llegar a cruzarse por breves momentos.

El hecho de que las órbitas sean elípticas también era un problema porque podría poner en riesgo las constelaciones y generar un efecto en cadena en caso de colisión, algo improbable ya que estas constelaciones suelen tener un estricto control en cada uno de sus satélites. Si fuese por ello ni Starlink debería existir.

Por último también habían presentado quejas sobre la capacidad de Amazon de construir sus satélites y la poca posibilidad de revisión, algo que es ya una chicana barata que la FCC desestimó completamente.

Ahora sólo queda ver si Kuiper está a la altura (sic) y si puede competir contra Starlink en el producto final que se ofrece.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here