Inicio Realidad Virtual Oculus presenta el Rift S ¿Mejor o peor?

Oculus presenta el Rift S ¿Mejor o peor?

81
0

Oculus está tratando de mejorar en algunos aspectos sus visores VR pero al mismo tiempo sostener un precio accesible. La barrera del costo ha sido siempre uno de los frenos para adquirir un dispositivo que rara vez se utilizará. Poco a poco se vuelven más comunes pero con pocos títulos y demasiado espacio físico para utilizarlos, son un nicho muy particular con deseos de ser mainstream.

El Rift S cambia algunas cosas con respecto al Rift original, la pantalla por ejemplo deja de ser un AMOLED de 1080×1200 por ojo y pasa a ser un LCD de 1280×1440 por ojo, mejora de pixeles a cambio de un tipo de pantalla distinta y con contrastes no tan fuertes, pero también baja los 90Hz de refesco por unos 80Hz que, según las primeras opiniones, no se nota diferencia, habrá que ver ya que Oculus misma decía que 90Hz era lo mínimo para que la experiencia fluyera. A favor el hecho de usar un subpixel más con lo que reducen el efecto screen door, aunque no lo elimina.

Otro cambio son los cinco sensores que permiten adquirir información del entorno y reducir los cables a tan sólo un puerto USB, aunque esto implica que tal vez no sea tan bueno para detectar algunas posturas o movimientos del jugador. Por otra parte sacan los auriculares incorporados, dejan unos parlantes y un conector de 3.5mm para que el jugador pueda usar sus propios auriculares si lo prefiere, esto reduce costos y libera la decisión. El precio queda en USD 399 lo que lo hace muy accesible.

Por otra parte está el Oculus Quest que sería la versión standalone de un VR, con su propio Snapdragon 835 para no depender de ninguna PC, éste otro visor habilitará a muchos otros usuarios nuevos que no se deciden a tener una PC gamer. La empresa inclusive asegura que los juegos que uno adquiera en una plataforma podrá usarlos en la otra así no depende de una doble compra, lo que está bien, así debería ser siempre.

Los más “puristas” del VR insisten con que el Rift S es menos que el Rift original, que ya tiene 3 años, y en cierto sentido es así, pero a USD 399 (con dos controladores) la idea es captar nuevos clientes, no sostener los que ya existen, éstos deberán esperar por una oferta superadora (y obviamente más cara) pero lo que se vislumbra es una estandarización y refinamiento, algo que falta en el mundo VR con tantas ideas nuevas. Otros critican que sea DEMASIADO parecido al VR de Lenovo que, nada casualmente, es quien se sumó a Facebook para desarrollar el Oculus.

Como sea yo sigo siendo cauto a la hora de recomendar visores VR en una época en la que todavía estan en plena evolución, si alguno es dueño de un Oculus Rift original, consérvelo, seguramente éste no será reemplazo y habrá que esperar un tiempo hasta conseguir uno. Y obviamente es criticable que luego de 3 años las specs de lo nuevo que lanzan sea… menor que el anterior! aun con el tema costos, pasaron tres años!

Via The Verge, Arstechnica

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí