Inicio Espacio Amazon se suma a los proyectos de constelación de satélites con Project...

Amazon se suma a los proyectos de constelación de satélites con Project Kuiper

73
0

Esta es una carrera de la que pocos estan hablando ultimamente pero que tiene a MUCHOS jugadores fuertes y provocará un cambio radical en las telecomunicaciones globales porque, justamente, hará global algo que hasta ahora sólo es teórico.

Vamos a los hechos, tenemos 4G en una superficie muy limitada del planeta, en los demás lugares comunciados con suerte es un 2G y el 90% del globo no tiene cobertura si no se está en un área urbana. La fantasía de las telecomunicaciones globales se da si estamos en centros urbanos, en todo el resto del mundo no tan civilizado tenés suerte si te comunicás. Esto puede cambiar radicalmente con una cobertura sobre ya no solamente el territorio sino hasta ultramar porque una constelación puede brindar señal a todo el globo sin distinción de zona.

Amazon es el último nuevo jugador pero repasemos un poco de qué se trata esto y quiénes son los jugadores….

SpaceX está actualmente tratando de terminar de conseguir todos los permisos y autorizaciones, su idea era inicialmente lanzar unos 4425 satélites y le sumó una aprobación de la FCC por otros 7518 más, el proyecto se llama Starlink y busca tener una red completa en altitudes bajas de 335 a 346 kilómetros, la razón de esto es una mucho menor latencia que los actuales satélites geoestacionarios que se encuentran a 32.000km. La diferencia de dos órdenes de magnitud también se sentirá en dicha latencia con la diferencia de que, al no ser geoestacionarios, uno deberá saltar de satélite en satélite.

Para 2024 SpaceX debería tener 6000 satélites en órbita y hoy apenas tiene dos de prueba (TinTin A y B, lanzados en Febrero) , lo interesante del plan de SpaceX es como fue cambiando de órbitas, primero con unas a 1100-1325km pero luego pidió permiso para poner unos 1500 satélites a 550km, los 7518 aprobados irían en la órbita de 340km.

OneWeb es otro de los jugadores pesados, una constelación de 600 satélites a 1200km de altitud, en órbita circular, y que debería empezar a orbitar en 2020 con la opción de 1972 satélites más para expandir su capacidad ya que la gran mayoría de su proyecto inicial ya fue asignada a clientes, mal no les fue, el negocio es importante.

En Febrero lanzaron el primer grupo de seis satélites desde Guyana a bordo de un Soyuz 2 ST-B y este año habrá varios lanzamientos más.

Por su parte Telesat ya posee 17 satélites en órbita y tiene acuerdos con el Proyect Loon y con Blue Origin como proveedor, cuentan con el respaldo de Google y Amazon al mismo tiempo pero cabe destacar que, si bien Bezos es Blue Origin y Amazon, qué problema hay en poner dinero en dos lugares? Hábilmente será el dueño del cohete y de parte de las redes. La constelación de Telesat será de 292 satélites con opción a 512.

Pero no son los únicos, también está Facebook, Boeing y LeoSat con intenciones de entrar en este curioso negocio.

El plan de Amazon implica 3236 satélites con 784 a 590 kilómetros, 1296 a 610km, y 1156 a 630km, administrados por Kuiper Systems que resultó ser una inversión de Amazon, el rango de operación permitirá tenerlos en órbita desde la latitud 56 norte a la 56 sur que es donde está el 95% de la población mundial.

Amazon no tiene una fecha destacada sino que lo toma como un plan a largo plazo, los 900.000 millones de capitalización de mercado de la empresa dejan en claro que fondos no le van a faltar y como estos planes tienen una visión mucho más amplia es obvio que el objetivo final es ¿quién será el dueño de internet en 2030? Si, miren a futuro, es una década en el futuro hacia donde estan mirando.

El problema con las constelaciones de comunicaciones es que tantos satélites tienen al mismo tiempo una vida útil muy corta, la NASA estima cinco años para el 99%, y las órbitas bajas implican mayor resistencia con las capas altas de la atmósfera que requieren cierta corrección, si no se hace (satélites livianos carecen de propulsores) simplemente caen poco a poco y se queman en la estratósfera luego de un tiempo.

El segundo problema es que tantos satélites pueden provocar una colisión, no entre ellos sino contra otro objeto, y ésto puede provocar un síndrome de Kessler, una de las peores situaciones para la industria satelital donde la fragmentación de un impacto podría provocar una reacción en cadena y perderse toda la constelación en días.

Y por último hay una pequeña “guerra” entre los reclamos a la FCC, las frecuencias disponibles y las altitudes porque todos quieren un poco de lo que el otro obtiene, en un punto el espacio en la órbita baja estará poblado por una gran cantidad de satélites y será interesante ver si no terminamos con un tapón de basura espacial que nos impida salir del planeta 😀

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí