Una semana atrás OneWeb lanzaba 30 de sus satélites desde un Soyuz de Arianespace, al mismo tiempo estaban asegurando financiación pero he aquí una de las más curiosas víctimas del coronavirus: toda una constelación de satélites.

La crisis global actual impidió asegurar esos fondos y OneWeb debió aplicar al capítulo 11 de la ley de quiebra de EEUU, es decir, entra en lo que localmente llamamos “concurso de acreedores”, puede despedir personal y tratar de armar un plan de ajuste para sobrevivir con lo que le queda y venderse al mejor postor.

SoftBank era quien proveía el efectivo pero no pudo cerrar una nueva financiación, el viernes pasado OneWeb sencillamente despidió a la mayoría de su personal salvo a lo mínimo operativo ya que poseen actualmente 74 satélites en órbita. Entre los negocios que caen estan también los contratos con lanzadores, Arianespace tenía un contrato por 21 lanzamientos de Soyuz desde la Guyana Francesa y el primer lanzamiento del Ariane 6 con OneWeb. 1.100 millones perdidos allí.

Parte de la empresa le pertenece a Softbank (37.41%), Qualcomm (15.93%), Greg Wyler’s 1110 Ventures LLC, (11.94%), y Airbus (8.5%) así que también es trágico ya que ellos saben que no volverán a ver su inversión retornar ni con la venta de lo que quede en la quiebra.

Llevaba ya reunidos unos USD 3.000 millones pero necesitaba otros tantos para sobrevivir, el 85% de sus 531 empleados quedaron en la calle. Pero he aquí que el mayor valor de la empresa está en el aire, no, no me refiero a los satélites que son valiosos de por sí sino a el espectro que tenían asignado.

“Our current situation is a consequence of the economic impact of the COVID-19 crisis.” Adrian Steckel, CEO OneWeb

La idea original de OneWeb era proveer internet a velocidades de 400MB/s con una latencia de 32ms, en las frecuencias Ka (20/30GHz) y Ku (11/14GHz) para lo cual habían obtenido la aprobación de la FCC antes que SpaceX para su Starlink inclusive.

Esos derechos, para esas bandas, son el mayor valor que tienen en este momento para vender con el problema que será conseguir un cliente que desee comprarlo en esta época, pero está y vale dinero. Bueno, existen potenciales compradores, un ejemplo es Facebook ya que Mark Zuckerberg quería tener su propia constelación hace tiempo (de hecho, su primer satélite explotó en la rampa de lanzamiento en un incidente de SpaceX en su Falcon 9, justo la competencia).

Otro potencial comprador es Jeff Bezos de Amazon, quien tiene suficiente cash para hacerlo y aprovechar las frecuencias. Los satélites son muy pocos como para brindar servicio, necesitarían 200 más como mínimo, pero si ya estan ahí es un adelanto relevante.

SpaceX, por su parte, cuenta actualmente con 362 satélites Starlink en órbita y es el mayor operador de satélites del mundo. Su plan incluye más de 20.000.

VIAOneweb
Artículo anteriorHuawei P40 y P40 Pro
Artículo siguientePor qué deberías limpiar los coolers de tu PC
TG Founder, editor principal y redactor incansable, tecnófilo y space lover, blogger y vlogger, no ingeniero, sólo autodidacta

Dejá una respuesta