Inicio Espacio Diez años del Falcon 9, el verdadero éxito de SpaceX

Diez años del Falcon 9, el verdadero éxito de SpaceX

0

A una semana de haber llegado a la Estación Espacial Internacional con su propia cápsula Crew Dragon hoy se cumple un importante aniversario para SpaceX: el día en que el Falcon 9 voló.

Éste es el cohete más exitoso de la compañía, el anterior, el Falcon 1 fue tan sólo el primer intento y luego de múltiples fracasos logró despegar. El Falcon 5 no existió más que en papeles así que el Falcon 9 fue un salto gigante entre un pequeño cohete de un sólo motor a una bestia de 9 motores.

Luego del intento exitoso del Falcon 1 (los primeros fallaron) SpaceX se encontraba sin fondos y fue la NASA la que financió a la compañía. SpaceX no era precisamente una empresa muy respetada por nadie por su tendencia a ir demasiado… ligera hacia sus afirmaciones, iban más rápido, prometían mucho y hacían algunas locuras en el desarrollo que iba muy en contra a lo “establecido”.

Era el camino “startup” en un ambiente de empresas grandes y establecidas, algún día le pasará a SpaceX ser la empresa vieja, pero ahora eran la novedad y los jóvenes irrespetuosos. Pero el Falcon 9 debía despegar para probar que valían la pena.

Y lo hizo, el 4 de Junio de 2010 el Falcon 9 1.0 despegaba desde Cabo Cañaveral, si lo ven ahora es un cohete más pequeño, luego vino el 1.1, el 1.2 Full Thrust y el Block 5, la versión final que se usaría también para el Falcon Heavy.

Hasta la distribución de los motores era distinta, era una grilla cuadrada con los nueve motores en vez de la circular actual. De las 10 toneladas en órbita del 1.0 a las 22.8tn del Block 5 hubo una impresionante evolución no sólo en los motores sino hasta en la temperatura del combustible y, por supuesto, la idea de aterrizar verticalmente al lanzador.

La reusabilidad, algo que sólo el Shuttle había logrado antes pero ningún lanzador propiamente dicho, llegó con el aterrizaje y hoy por hoy el Falcon 9 puede volar cinco o seis veces con un coste mucho menor por unidad que descartando completamente el vehículo en el mar.

También tuvo sus fallas porque por más que fuese un buen cohete siempre hubo cosas para mejorar, la pérdida de una Dragon en la misión CRS-7, la explosión de la segunda etapa en la carga de combustible en la rampa de lanzamiento, pero todos esos contratiempos trajeron aprendizaje y el diseño maduró hasta la versión Block 5 final que, de tan al límite que quedó, SpaceX decidió no seguir evolucionando. Lo próximo será lo próximo, el Falcon 9 llegó a su nivel superior.

Sin el Falcon 9 todos esos sueños de ir a Marte, Starship o Starlink no existirían, ayer mismo SpaceX lanzó su séptimo cargamento de satélites Starlink para su constelación, obviamente, a bordo de un Falcon 9.

Pueden leer una linda reseña contando los contratiempos de aquel primer lanzamiento aquí

Dejá una respuesta