Una pantalla de televisión ronda los 100 a 200 pixeles por pulgada (PPI), un teléfono celular llega a bestiales 500PPI que no sirven para nada porque el ojo humano, con suerte, puede definir hasta 250ppi, pero ofrecen una visión fantástica. Ahora bien, cuando uno acerca esas pantallas el ojo no podrá diferenciar pixeles pero sí que los hay.

Este efecto es notable cuando se usa un casco de VR, hay algo “artificial” en la imagen y es la división entre los pixeles, esa barrera ínfima hace que se note que es una pantalla y separa al usuario de una experiencia completa. Pero ¿Y si se elimina eso?

Samsung, junto a la Universidad de Stanford, tomaron una idea sacada de los paneles solares para combinarlo con un emisor OLED y crear una nueva pantalla que puede alcanzar los 10.000 PPI.

La diferencia se da en el proceso de fabricación, un OLED de teléfonos suele tener pixeles de LED orgánico en huecos de una placa metálica, el límite de densidad se da en esa misma placa. En el caso de un televisor se usan emisores blancos OLED y se ubica la placa de colores por encima, el método más tradicional, esos filtros suelen absorber demasiada luz del OLED, pero por el tamaño se compensa.

El nuevo método el OLED emite la luz entre dos capas que reflejan la luz, una de plata, la otra una metasuperficie llena de pequeños pilares cuya altura y tamaño va en relación con la frecuencia de la luz que representan, estos “pelos” son de apenas 80 nm de alto y 100 nm de ancho, cada pixel queda de 2.4 micrones por lo que entran 10.000 en una pulgada cuadrada que es de 25.4mm x 25.4mm, para darse una idea.

Los pixeles se dividen en cuatro para distribuir los colores, la distancia entre pixeles define el color, los más densamente agrupados van al rojo, los medianos al verde y los más alejados azul, la luz rebota entre las superficies reflectantes hasta que escapa por la de plata superior.

Según los investigadores el límite teórico estaría en los 20.000 pixeles pero eso llevando la física al extremo, el ahora llamado “new OLED” necesitará un buen tiempo para llegar al mercado pero eso no implica que sea imposible. Samsung se encuentra trabajando en escalar el tamaño para producir un prototipo usable.

Dejá una respuesta