Con la Fórmula E teniendo cierto éxito y bastante competitividad la FIA decidió ir por otra categoría, los GT, y desarrollar allí tanto baterías como carga de las mismas.

Los vehículos tendrán baterías de 87 kWh con una carga de 700kW y podrán desarrollar unos 430 kW de energía en los motores que serían algo así como 577HP.

Esto combinado con el ya conocido torque y aceleración de los motores eléctricos les dará un pique importante pero también una velocidad de 200MPH/320Kmph. No serán tan potentes en términos absolutos como los de combustión interna pero la aceleración (0-100 en 2.4 seg) será mucho mayor con lo que se abre un nuevo e interesante segmento en vehículos eléctricos de carreras oficiales.

El foco de la FIA será que los fabricantes desarrollen tecnologías para reducir costos de los eléctricos, permitir escalarlos y aumentar la duración y resistencia de las baterías, las cuales serán provistas por Saft, empresa de baterías perteneciente al gigante petrolero Total.

Para mantener todo en un costo aceptable la idea es que los equipos adapten los coches de GT3 reutilizando partes, lo que será estándar es el layout de baterías.

FuenteFIA
Artículo anteriorApple renueva las iMac con nuevos colores
Artículo siguienteBloody Gaming llega a la Argentina de manera oficial
TG Founder, editor principal y redactor incansable, tecnófilo y space lover, blogger y vlogger, no ingeniero, sólo autodidacta

Dejá una respuesta