Inicio General Facebook y el servidor BGP roto

Facebook y el servidor BGP roto

4

Un día entero sin Facebook, Whatsapp, Intagram, Messenger y hasta Oculus VR. Todo por qué? una configuración equivocada…

Para la mayoría los servidores BGP, Border Gateway Protocol, son absolutamente desconocidos y eso no es un problema, operan a nivel de proveedores (ISP) y sirven para indicar el mejor camino posible entre un servidor y otro.

Este protocolo se basa en la confianza mutua, un proveedor le dice algo a otro, éste confía en la indicación, dirige el tráfico por ese camino creyendo que es el correcto.

Facebook posee también sus propios BGP pero lo que sucedió es que sencillamente borraron la configuración. De pronto ningún servidor ni ISP del mundo sabía cómo llegar a los servidores de Facebook!

Este error es característico de internet, puede suceder en cualquier momento, aquí Cloudflare cuenta un par de casos conocidos que derivaron toneladas de tráfico a un sólo ISP por configurarlo mal.

Lo que inicialmente podría haber sido sólo un error de DNS sino que fue algo un nivel más arriba, esto impidió que cualquier navegante pudiese resolver los DNS de Facebook, ni siquiera acceder a sus servidores de DNS y a todo servicio asociado a ellos.

Así de frágil es el entramado de Internet cuando, particularmente, se depende de un sólo proveedor para tantos servicios. La solución? No depender para todo de una sola cosa, no usen exclusivamente servicios de Facebook, no dependan de Whatsapp, ni de Instagram.

Artículo anteriorA diferencia de sus rivales Microsoft abre su tienda a otras tiendas
Artículo siguienteHoy es el día: lanzamiento oficial de Windows 11
TG Founder, editor principal y redactor incansable, tecnófilo y space lover, blogger y vlogger, no ingeniero, sólo autodidacta

4 COMENTARIOS

  1. La mayoría de mis clientes me contacta por whatsapp. Hoy fue una mañana de lo más tranquila, me fui a pintar los azulejos de un baño que quería hacerlo hace tiempo 🙂

  2. Tengo como un placer morboso cuando pasan estas cosas porque por un lado recordamos que todo está atado con alambre y funciona casi de milagro, y por el otro demuestra que concentrar las cosas te hace más vulnerable.

Dejá una respuesta