Neutron, el nuevo lanzador de la empresa de Peter Beck ha recibido mucho trabajo durante los últimos meses y ha cambiado casi todo lo que se proponía en un principio al menos en la forma de hacerlo.

El cohete llamado Neutron busca poder llevar a órbita baja 8000 Kg recuperando la primera etapa y 15.000 Kg desechándola, una capacidad mediana que debería ir de la mano de costos reducidos, algo así como un Flacon 5 (el Falcon que nunca existió porque SpaceX pasó directo al 9).

Tiene algo muy particular: una forma extraña de cofia para lanzar la segunda etapa “engullida” dentro del cuerpo principal. Una genial idea para tratar de evitar descartarla como hacen absolutamente todos (con excepción del Shuttle, claro).

Esto implica que la segunda etapa debe ser muy liviana para poder caber dentro de la primera y eso es lo que plantea Beck en el video presentación. Mucho uso de componentes de carbono e impresión 3D imprescindible para mantener los costos y pesos muy bajos. La tecnología avanzó lo suficiente como para lograrlo.

El material es una fibra de carbono especial pero que no usarán de forma tradicional sino con “carbon fiber placement” que les permite generar de a metros por minuto, algo que se usa en otras tecnologías también pero ahora a nivel espacial.

Otro tema importante es el nuevo motor Archimedes de 1 mega Newton de empuje y un ISP de 320 segundos (con ciclo de generación de gases simple), llevará siete, que quemarán metano líquido y oxígeno líquido, una evolución desde el RP-1 que vienen teniendo todos los fabricantes.

Vale destacar el uso de unas patas-aletas que no se despliegan, son parte del fuselaje, lo que le da una forma “clásica” de historieta. Lo más importante es que todo el primer segmento será completamente rehusable (salvo en misiones que requieran más peso en LEO) así que la forma completa está basada en el comportamiento térmico de la reentrada.

En números actualizados tenemos un lanzador de 40 metros de latura, un diámetro de 7 metros en la base, 5 metros en el espacio de carga, 8Tn de carga en LEO, 15Tn descartando la primer etapa, 480Tn totales en lanzamiento.

¿Habrá barcaza como SpaceX? Por el momento no, todo parece ser retorno a la base (RTL) , algo que Beck repitió varias veces en el video:

Artículo anteriorLa FTC de Estados Unidos presenta una demanda para bloquear la adquisición de ARM por parte de Nvidia
Artículo siguienteGoogle estaría trabajando en su propio smartwatch para competir con el Apple Watch y lo lanzaría en 2022
TG Founder, editor principal y redactor incansable, tecnófilo y space lover, blogger y vlogger, no ingeniero, sólo autodidacta

Dejá una respuesta