Hay tres misiones a Marte para 2020 y una de ellas está conformada por una asociación entre la ESA europea y Roscosmos, la agencia rusa. La misión ExoMars tuvo un pequeño traspié que tal vez ponga en jaque la fecha de lanzamiento.

2020 es importante porque es el momento justo para lanzar misiones a Marte y que estas lleguen rápidamente, pasarse de fecha implica que los planetas no esten en la mejor posición y hasta queden opuestos, y si uno está buscando llevar muchos kilos de material lo menos que quiere es gastar masa en combustible para acercar lo que la naturaleza ya hace por nosotros.

La ESA confirmó que la última prueba de paracaídas de ExoMars ha fallado, esto es un golpe que podría atrasar todo y, si esto sucede, posiblemente perder la fecha límite. Este tipo de anomalías no son raras y actualmente es EEUU el “rey” de las misiones marcianas siendo la única agencia con numerosos éxitos cuando las demás tienen una tendencia a estrellarse. Esto no significa que no exista cooperación entre las mismas y es justamente lo que está sucediendo: la ESA acude a la NASA para tratar de salvar el proyecto.

El problema es que queda poco tiempo ya que la ventana ideal se abre el 25 de Julio de 2020 y cierra el 13 de Agosto de ese año, China y los EEUU ya tienen sus misiones en curso y sin atrasos, van a lanzar sus propios rovers, los rusos y europeos buscan alcanzar la región Oxia Planum, donde se sabe que hubo agua en el pasado, y buscar señales de vida en el planeta rojo.

Aterrizar en Marte es particularmente difícil, no es algo fácil de simular en la Tierra ya que la gravedad es un 30% menor y, al mismo tiempo, la atmósfera menos del 1% de la terrestre, nada de esto ayuda y el riesgo de impacto es siempre alto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí