Ya lo habían avisado, podía suceder e iba a suceder, el trabajo en un prototipo apurado siempre está lleno de riesgos y, lo bueno, es que esto suceda durante el testeo.

Así el Starship Mk 1 tuvo un pequeño percance: estalló su tanque de combustible y/u oxidante (no está claro cual) durante las pruebas de presión enviando varias partes metálicas por el cielo de Texas.

Durante la construcción de este prototipo se pudo observar todo el proceso de ensamblado y pruebas ya que el sitio de testing de Boca Chica tiene cámaras permanentes capturando todo momento, fue gracias a ésto que se pudo obtener la imagen del suceso:

Según Elon Musk van a proseguir con la Mk 3 ya que es un diseño mucho más nuevo que la Mk 1 y no van a perder el tiempo mirando hacia atrás, lo que no está claro es si esto frenará las pruebas (seguramente las atrasará) del primer hop (salto) a 20km y luego a más de 100km que tenían planificado para la Mk 1 y 2.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí