GoPro lanza la Hero10 Black Bones que no es más que una Hero10 sin partes que normalmente uno usaría para capturar escenas y hacerlo más cómodo.

Pero olvídense de la batería, del grip, de la pantalla y demás controles, esta “Black Bones” está pensada para otro tipo de usuario más específico y hasta está lista para que uno le suelde cables a gusto.

¿Por qué? Sencillamente porque los usuarios ya lo estaban haciendo para instalar en drones y lograr buenas tomas pero, al mismo tiempo, necesitaban más duración de batería y menos peso.

Entonces GoPro está lanzando una versión especial para ellos, que ya permita abrirla y adaptarla a un dron con un peso de apenas 54 gramos y un pequeño gabinete aireado para que se refrigere en pleno vuelo.

Para comparar el peso, la GoPro Session pesa 74 gramos y era la más liviana que tenían, pesa un tercio que la Hero10 original.

Al no llevar batería tiene dos cosas para conectarla a la del dron, un regulador de tensión para recibir cualquier voltaje entre 5 y 27 volts y los bornes para que uno pueda soldarla por propia cuenta a la batería.

Hasta tiene un tercer conector para poder darle la orden de capturar video desde el control del dron sin tener que depender de la app o de un botón, uno puede así encender la GoPro en pleno vuelo cuando sea necesario.

Por el momento GoPro no entrará en el mercado de Drones, algo que intentó en 2018 y falló.

VIAThe Verge
Artículo anteriormacintosh.js, una Mac Quadra en una App, experiencia retro
Artículo siguienteHorizon Worlds se quedará con hasta el 50% de lo que generen los developers
TG Founder, editor principal y redactor incansable, tecnófilo y space lover, blogger y vlogger, no ingeniero, sólo autodidacta

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí