Categoría: HDD / SDD

Fabio Baccaglioni

Es un pequeño desastre poco comentado porque no se suele mirar tanto en este sentido pero para aquellos que tienen datos importantes y confidenciales en su PC es normal que el disco rígido se encuentre encriptado con Bitlocker, una característica de Windows 10 que se puede activar para mantener los datos del usuario de forma segura.

El costo extra de tiempos está basatante bien medido, no es que por activarlo la respuesta se perderá, y con la velocidad de los SSD ese costo extra se reduce notablemente. Ahora bien, en varios modelos como los de Samsung y Crucial se ha encontrado una vulnerabilidad enorme.

Los SSD de estas marcas encriptan por hardware y Bitlocker deja de hacerlo por software si detecta que existe esta funcionalidad, hasta ahí todo perfecto porque un chip dedicado en la unidad SSD siempre será más rápido para encriptar/desencriptar, el problema es que estan mal implementados.

El tema de que Bitlocker pase a hardware automáticamente provoca que un dispositivo vulnerable pueda entregar datos fácilmente a un atacante porque el firmware tiene mal implementadas las claves maestras, básicamente no importa el password que le pongas a la unidad, acceder a los datos es trivial inclusive utilizando un string vacío y dándole al ENTER, así de simple.

Los dispositivos afectados son las Crucial MX100, MX200 y MX300 y las Samsung T3, T5, 840 EVO y 850 EVO, sumado al mismo Windows Bitlocker que, la menos, es "solucionable" con un update de seguridad de Windows tradicional.

Un problema común es que los sistemas propietarios de encripción de los fabricantes estan muy por debajo que sus contrapartes libres como VeraCrypt, más considerando que todos los CPUs modernos pueden decodificar AES-NI al vuelo, no hace falta usar un chip integrado propietario dentro de la unidad SSD cuando no hay penalty de performance real.

El problema ahora será ver cómo y cuándo el público aplica los parches de firmware que ya estan públicos porque no es que uno todos los días parchee un SSD...


Via Toms Hardware y la universidad holandesa de Radboud

Fabio Baccaglioni


Aquellos con notebooks gamers o de alto rendimiento conocen de qué se trata una M.2, hay de distintas variantes como los clásicos SSD NAND relativamente "lentos" o los NVMe que vende Samsung. Pero Intel tiene su propia versión: 3D XPoint.

La nueva línea está basada en los 900P de alto rendimiento pero para usuarios masivos, los 800P. No son muy grandes, eso me llama un poco la atención, 58GB y 118Gb, tamaños raros, de 80mm de largo y fomrato M.2 2280.

La lectura secuencial es de 1.4GBps y la escritura 600Mbps, superior a un SSD normal aunque sin ser los tope de línea, claro, los NVMe rondan los 3GBps, por ende el foco de Intel fueron las lecturas/escrituras 4K con unas 340K/140K IOPs y hasta 200GB escrituras por día durante 5 años, es decir: durabilidad. Hasta unos 365TB de escritura antes de morir.

Consumen apenas 8 mW en idle y 3.75W en plena escritura, garantía de 5 años y precios de USD 129 para el de 58GB y de USD 199 para el de 118GB.

Muchos más detalles en Hot Hardware
Fabio Baccaglioni


Básicamente con una sola unidad de SSD podríamos tener un buen servidor

Gracias a Samsung tenemos el PM1643, un SSD de bestiales 30.72 TB, leyeron bien, TB, no GB, obviamente orientado al mercado empresarial y no para tu colección privada de contenidos de dudoso origen.

La velocidad de lectura secuencial es de 2100MB/s y escritura de 1700MB/s y todo conformado por los chips NAND 3D de 512GB, que próximamente permitirán ver los tamaños más adecuados para el consumo mayoritario como 15.36TB, 7.68TB, 3.84TB, 1.92TB, 960GB y 800GB.

Combinan 32 packages de 1TB, dentro 16 capas de 512Gb y cada chip V-NAND tiene 64 capas, el sandwich resultante en un packaging de 2.5" como cualquier unidad de disco. La transferencia alcanza 12Gb/s y unas 400.000 IOPS random de lectura y 50.000 de escritura.

Más detalles técnicos en Samsung
Fabio Baccaglioni
En el CES tenemos muchos lanzamientos de pequeños productos que son muy útiles para el día a día así que empezaremos a repasarlos rápidamente. Haré posteos de varias marcas, tomo dos cosas de cada una.

WD My Passsport Wireless SSD



Este me gusta en particular porque el mayor dilema de los discos portátiles es que sí o sí los tenés que conectar a una PC. En este caso no, el equipo cuenta con un SSD y su propia batería con unas diez horas de duración contínua.

Obviamente es resistente a golpes (para aquellos que suelen llevar su disco portátil a los golpes en un bolso y luego pierden datos), tiene WiFi (802.11ac) para hacer streaming de los archivos, lector de SD, conector USB 3.0 para cuando uno pasa a la PC al retornar de un viaje, y hasta un puerto USB 2 para que uno cargue sus propios dispositivos utilizando el disco como un powerbank. Western Digital ofrece modelos de 250GB, 500GB, 1TB y 2TB de USD 229 a USD 799, sí, lo que han bajado los SSD no tiene nombre.

SanDisk Ultra Fit USB 3.1 Flash



Este es un pequeño detalle porque es un pen drive al fin y al cabo, pero tiene dos cosas a favor, una la obvia, los 256GB de almacenamiento, pero los que solemos usar un pen drive odiamos su bajísima velocidad, este, en cambio, es USB 3.1

El precio lanzamiento en EEUU será de USD 150.-
Fabio Baccaglioni


Hay segmentos raros en los que hay pocos jugadores, Intel con sus Optane recién ahora tiene un competidor, directamente Samsung aprovechando sus memorias Z-NAND en estas placas Z-SSD para acelerar servidores.

Estas placas son almacenamientos super rápidos conectados directamente al bus PCI-E por lo que las SSD habituales quedarían por debajo de la performance necesaria, ahí entran en juego las NAND 3D que son mucho más caras pero eficientes. Ahora bien, qué diferencia hay entre las Z-NAND de estas placas y las V-NAND que usualmente vende Samsung? Poca información brindan pero la clave parece estar en el controlador, las memorias son muy parecidas y fabricadas en proceso de 40nm, diseño single level para cada celda (más pequeñas, más rápidas) y tiempos de acceso bien bajos.

Las Z-NAND son de segunda generación y ya rivalizan con el costo de las más baratas V-NAND, y en el caso de la comparación con las Intel Optane, según Samsung, tiene mejor velocidad:



Desde ya que hay que tomar con pinzas estos resultados, Samsung reclama hasta el doble de performance con respecto a las NVMe lo que es una gran mejora, quienes tendran la última palabra serán los clientes y los benchmarks serios, claro.

Via Extremetech
Fabrizio Ballarino


¿Quién dijo que los HDD estaban muertos? Pues la verdad que desde hace rato siguen dando pelea contra los SSD a su ritmo, es decir, los discos duros sacan como principal ventaja el brindar una mayor capacidad a un precio más económico.

Teniendo en cuenta esa premisa básica estamos viendo propuestas como aquel WD Ultrastar Hs14 o la nueva apuesta de su principal rival, o sea, del Seagate BarraCuda Pro de 12TB de almacenamiento.
Fabio Baccaglioni


No tenemos usualmente reviews de unidades de almacenamiento pero es una muy buena oportunidad para presentarles una y tiene que ver con un clásico, Western Digital, que entró hace no mucho tiempo al mercado de los SSD con su primer unidad de estado sólido para consumo masivo.

El WD Blue SSD de 1TB es el que estaremos probando, rápido como debe ser, económico y confiable ¿Cómo performa? ¿Funciona como esperamos? A continuación les contamos los detalles...
Fabio Baccaglioni


Esta semana Intel liberó a los reviewers con su Intel Optane que podríamos resumir en algo sencillo: una SSD para hacer rápidos los discos rígidos. Es una especie de intermediario entre un HDD común que almacena en sus 16GB/32GB las consultas más comunes y hace de interfaz entre un lento HDD y la memoria principal del sistema.

No trabaja como una unidad en sí, entonces le brinda al HDD unos tiempos de acceso similares a los de un SSD. Además los Optane son los primeros en incluir la tecnología 3D XPoint de fabricación que ubica las memorias entre las NAND y la performance de las DRAM en algunos aspectos.

Los Optane igualmente tienen un límite máximo (forzado) de transferencia, pero lo interesante de los benchmarks es cuan rápido llegan a su máximo de transferencia y cómo lo mantienen constantemente. Comparativamente con los mejores SSD (NVMe y similares) no hay grandes diferencias, pero cuando se trata de archivos pequeños y repetidos es bestial en lectura. Esta característica es la que utiliza para este tipo de escenarios donde se repiten muchos accesos a bloques pequeños de datos.

Los discos mecánicos suelen ser horribles en este tipo de lectura, el Optane intermedia y da resultados más que interesantes, a continuación unos con un WD Black de 1TB:



La latencia tiene unos 6 µs en lectura y 16 µs en escritura, y obviamente funciona más rápido en la medida que se repite la misma pasada por el mismo bloque de datos, varias veces. Tema interesante es que el Optane conserva los datos entre reboots, sólo los descarta cuando necesita el espacio para otro bloque de datos.

No es un producto para cualquiera, es para escenarios específicos pero con un costo muy accesible, USD 44 y USD 77 para los de 16GB y 32GB, van en el slot M.2 y luego de instalar el software de Intel ya desaparece como unidad y complementa el HDD. Para aquellos con mejor presupuesto es mejor siempre tener unidades grandes NVMe, pero para los que quieren mucha más capacidad es un excelente complemento para el HDD.

Via Hot Hardware
Fabio Baccaglioni


Hoy Intel presentó oficialmente su primer placa Optane utilizando sus memorias 3D XPoint, las Intel Optane SSD DC P4800X.

Se trata de una unidad SSD que se conecta a un slot PCIe y ofrece una velocidad y latencia que se ubicaría entre la de la memoria RAM y una SSD normal. El primer modelo es de 375GB pero para más adelante se verá el de 750GB, el de 375GB en formato U.2 y más adelante los de 1.5TB.

Lo especial es que esto no se trata de memorias NAND, es 1000 veces más rápida. Comparado con las memorias DRAM es 10 veces más densa y 10 veces más lenta, por eso se la considera a mitad de camino entre una y otra. La latencia es de alrededor de 10µs (microsegundos).

Con una latencia tan pequeña no logra ser DRAM pero está muy por delante de cualquier NAND, de esta forma y con unos 2400MB/s de lectura y 2000MB/s de escritura encuentra un segmento interesante en los datacenters que requieren mayores densidades para almacenar datos rápidamente pero donde la DRAM sería muy cara para estos tamaños o las NAND harían todo muy lento.

Comparado con una unidad, también de Intel, como la P3700 que utiliza memorias NAND en operaciones de 200 microsegundos la P3700 tarda 2800, la diferencia es bestial.

Por suerte, para aquellos que necesiten esto, no es tan caro después de todo, USD 1520 por unidad, lo que es totalmente pagable pero, claro, no es para usuarios comunes, podremos ver estas unidades en datacenters pero seguramente no las veremos en ninguna PC ni Workstation normal. Los equipos quedarían con una configuración de procesador, RAM como primer nivel, Octane para un segundo nivel y SSD para almacenamiento final.

Más detalles en Arstechnica y Engadget
Fabio Baccaglioni


Si, leyeron bien, 60 TeraBytes, el SSD de mayor tamaño del mercado con un formato de 3.5" que es el slot habitual de discos rígidos. Obviamente está destinado a negocios y datacenters, pero son 60TB!

Esta unidad masiva verá su lugar en el mercado recién para 2017 pero el anuncio durante el Flash Memory Summit no incluye ni precio ni disponibilidad todavía. Lo que sí se sabe es que estan trabajando en una versión de 100TB en el mismo formato. Utiliza memorias 3D NAND fabricadas por Micron en orden SAS (Serial Attached SCSI).

El consumo es de alrededor de 1 Watt cada 4TB, cada unidad utilizando 15W (definitivamente no es para tu notebook), dual port SAS a 12Gb/s, lectura de 1.5Gbps y escritura de 1Gbps

Al mismo tiempo anunciaron el Nytro® XP7200 NVMe de 8TB que estará disponible en el Q4 de este año utilizando memorias NVMe, y una sola interfaz PCIe con cuatro controladores.

Via ExtremeTech